miércoles, diciembre 06, 2006

¿Qu(i)é(n) es Don Miguel?


En 1999 Michael Mann dirigió "The insider", traducida como "El Informante". En ella Russell Crowe encarna al doctor Jefrey Wigand, quien trabajara para una gran tabacalera como vicepresidente en el área de investigación. Wigand es despedido, básicamente por considerar que se estaba mintiendo sobre los alcances de la nicotina y el alquitrán en la adicción y muertes por cáncer. Se estaba ocultando esa información.
Al Pacino encarna a Lowell Bergman, productor del prestigioso programa de reportajes y entrevistas gringo "60 minutos", quien trata de convencer a Wigand de salir con esa información a la luz pública.
La película, basada en un hecho real, da cuenta a punta de amenazas de muerte y presiones, el enorme poder de las tabacaleras, y su actuar mafioso y veladamente alevoso. En esos tiempos en que se ambienta la película (años 80) podía ser un secreto a voces el daño del cigarro. Hoy para nadie lo es.
Hoy tenemos a Don Miguel en cada cajetilla para recordarlo.
Pero ¿Quién es Don Miguel? o mejor dicho, ¿Qué es Don Miguel?


Miguel García efectivamente existe, y fumó por 20 años. Y perdío su laringe por cáncer. Lo tragicómico de esto es que cuando le diagnosticaron cáncer, llevaba 20, si 20 años SIN fumar. Cuando Don Miguel pidió una explicación, el doctor le dijo que sus 20 años de fumador activo, más los 20 de fumador pasivo complotaron con sus células.
Creo que no es menor el tema fumador pasivo. Me declaro fumador pasivo de cigarrillos, y la verdad es que el olor del cigarrillo no tiene nada de agradable...menos el olor a "cenicero" que queda cuando las colillas trasnochan, pero lo más importante, es que el fumador pasivo se está dañando más de lo que cree.
No obstante, creo que Don Miguel está muy lejos de informar. Don Miguel cumple otras funciones. Don Miguel nos refleja. Refleja el estado de las cosas.

Desglosémoslo:

Don Miguel antes que todo, y entre comas, es chileno. Esto teóricamente hace que Don Miguel sea más "real" para otro compatriota. El dato que sea chileno es como decirte "te lo puedes topar en la calle", o "esto también pasa en este lugar del mundo". Como si el cáncer o la adicción a la nicotina discriminara por fronteras. Una soberana estupidez.

Segundo, fumó durante 20 años y perdió su laringe por cáncer (sin contar que lo dejó y 20 años después le dio cáncer) el dato de cuantos años fumó puede ser contraproducente. Por un lado quienes lleven fumando menos de 20 años pueden caer en la falacia de "todavía me falta para el cáncer" o "no llevo tanto tiempo", lo cual, por supuesto es otra estupidez. Por otro lado puede llevar a pensar que la adicción al cigarrillo se descontrola fácilmente y que uno puede estar fumando 20 años sin darse cuenta. Seguramente ese razocinio tenía el ministerio de salud, sin embargo en las inumerables conversaciones que he tenido últimamente entorno al tema obligado en carretes, me he dado cuenta que los analgésicos mentales que se ponen los fumadores son bastantes: desde cigarreras para no ver a Don Miguel, pasando por taparlo con el papel de aluminio interior de las cajetillas, decir que Don Miguel no existe, que le pagaron 27 millones; hasta amenazas directas y cartas a los diarios enojadas contra Don Miguel..."Traidor" le han dicho. Tal como esa vieja pinochetista le dijo a Cheyre en el hospital militar.
Don Miguel evidencia en las mentes más inseguras, toda la capacidad del autoengaño.

Por otra parte, si se voltea la cajetilla, en fondo negro se advierte que "estos cigarrillos te están matando".
Pero ¿acaso no estamos muriendo cada día?.
¿No estamos cada día más cerca de nuestra muerte?
¿No somos como dijo Heidegger, "Ser-para-la-muerte"?
Pensar lo contrario, es aspirar que en algún momento somos inmortales, que podemos eludir la muerte. Caer en el autoengaño, en definitiva.

En muchas de estas conversaciones se ha dicho que Don Miguel no es efectivo o "yo fumo igual nomás, esta campaña no sirve".
No pretendamos descubrir la pólvora en un carrete.
Evidentemente una campaña de Estado si no fuera efectiva en algún sentido, no se haría. Evidentemente EE.UU. tiene años y millones de dólares invertidos en investigación para bajar los índices de tabaquismo, y la cosa es que en algún segmento de la población debe operar, porque seguramente esta campaña costará menos que los tratamientos y camas de hospital de quienes dejarán de fumar (o fumarán menos) gracias a ella. Es una reducción de costos para el Estado.

Con todo, quiero dejar abierta la discusión y no aburrir más. Hay hartas vetas de donde agarrarse. En todo caso, para mi, la mayor virtud de Don Miguel es que genera conversaciones, discusiones, y pensamiento. Cuestiona lo chileno, cuestiona el autoengaño, cuestiona la estupidez, cuestiona la pretensión occidental de la inmortalidad, cuestiona las pretensiones totalitarias del Estado.
Está claro, Él no los cuestiona, pero nos inspira a hacerlo.

Por favor, reAcciones.

9 comentarios:

A. dijo...

Probablemente estamos todos de acuerdo con el hecho de que fumar tabaco puede gatillar o acelerar el gatillamiento de distintos tipos de cáncer. Depende, por supuesto, del tipo de organismo con que nos tocó nacer. Hay quienes fuman toda su vida, hasta avanzada edad, notablemente en Cuba o el mismo Churchill, sin desencadenar en su organismo ningún tipo de cáncer. Hay otros que sin fumar experimentan el ataque fulminante del cáncer a la laringe o al pulmón. Que la probabilidad de sufrir un cáncer de este tipo aumente al fumar es algo de lo cual debemos precavernos, no sé si al punto de poner a don Miguel mostrando los grados estéticos más pobres a los cuales puede llegar el ser humano o, como en Brasil, poniendo sendas admoniciones sobre la relación entre fumar tabaco y la impotencia sexual. Por cierto, la persecución políticamente correcta a la que están afectos los fumadores activos, dentro de los cuales no me incluyo, es un espectáculo bastante desagradable. Soy de la opinión que todo esto es una exageración y tendremos que esperar a ver qué tan efectivas son estas campañas masivas. Pero ya estamos advertidos del efecto que produce estigmatizar a una parte de la población en razón de sus vicios. ¿Ha pensado en dejar el tabaco y las buenas pipas por la foto de don Miguel? mi estimado Juan Emar.

paula dijo...

Claro esta que las políticas de Estado deben producir algún impacto en la población, pero aún no conozco ese segmento al cual le produce alguna reacción de rechazo ver a don miguel en la cajetilla.
En mi caso creo que mi disminución del tabaco ha sido más efectiva por el nivel de conciencia que han adquirido amigos los cuales simplemente no dejan fumar en su dpto, lo que me parece bastante bien, así como los lugares públicos que han optado como publico objetivo los no fumadores.
Esta claro que es un habito bastante sucio y los fumadores lo tenemos bastante claro, pero no se que tan relevante sea esta publicidad incorporada en las cajetillas.
Una de mis mejores amigas fuma al igual que sus hermanos y bastante, su Papa falleció hace 2 años de cáncer al pulmón.

estherpatica dijo...

Creo absolutamente en lo que dices, fue como leer mi opinion; acaso no estamos todos muriendo?

pero ahora, que pasa con el derecho de los fumadores? Que pasa con la libre opcioon de llenarse de humo los pulmones y cagarse todo el resto del cuerpo con el cilindro nicotinoso. Resulta que Santiago y el smog nos mata a diario, que el Sol que las caga en estos dias nos esta friendo...

y bueno, yo disfruto siempre de un buen pucho sin tanto reproche y sin molestar a nadie y si, yo guardo colillas para botarlas a la basura...

oye, te dejo un blog re-weno relacionado con Don Miguel

http://donmiguel.madmooseblog.com/

kika dijo...

Cada persona tiene el derecho a hacer lo ke kiera con su vida y morir de la forma ke kiera fumando no fumando, tomando o no tomando, etc.....eso creo ke puede ser opcion personal si encuentro malo ke las personas ke no fumen discriminen a las ke si lo hacen y encuentro correcto el no fumar en lugares publicos...es verdad yo fumo....pero mil veces e tirado chuchas a las personas ke prenden el cigarro a las 7 de la mañana...me apesta el olor a cigarro madrugador...esa wea ke esti en el paradero y el escolar se esta fumando el cigarro antes de entrar a clases....mal.....y el olor pior!!!

mi cometario va a esto...nuestro kerido amigo DON MIGUEL, esta es como una oda a ese personaje de cajetilla....ke ha causado tantas reacciones diferentes en personas....desde su censura por parte de los afectados...ke lo tapan porke les da cosa el viejito con el oyito.a otras ke al verlo,,, les da tanta cosa.ke necesitan pasar los nervios con un cigarrito--un poco ironico no--
ke puedo decir...mi filosofia es hacerlo parte de la vida...ya ke si no vas a dejar de fumar...y como dice el refran si no puedes con ellos...uneteles...pues la cosa seria asi....piensa en don miguel como el kerido don miguel un compañero de bolsillo, ke sta contigo siempre y en los momentos mas angustiosos, felices,buenos y malos, carretes, despues de una noche de pasion, etc...aparece convidandote un cigarro...carretea contigo y se divierte..le gusta salir en las noches a bailar...siempre se le ve bailando con harta muchacha bonita...metido en los piños de gente de cualkier lado...don miguel no discrimina ni color, ni status le da lo mismo carretiar con cuicos y con flaytes...
ahora cuando carretees y fumes un cigarro..incorpora a don miguel en el carrete deja tu cajetilla parada dadno la cara...deja ke don miguel disfrute
gracias don juan emar por aclarar mi gran duda...la historia de don miguel...ahora don miguel garcia gracia a ute...

Anónimo dijo...

ahora tomando a l@s fumadores Ferreiro... hum, yo hace rato estoy "dejando" de fumar, pero don Miguel no aceleró el proceso. ya tenía yo mi cigarrera, así es que la cara del viejito pasa desapercibida. parece ser sólo tema de sobremesa don Miguel, que tan arreglado aparece en la pequeña caja; en Cuba por ejemplo las cajetillas son grotescas, una vieja con enfisema, llena de catéteres y jeringas, algo moreteada incluso, sudada, durmiendo, despeinada, etc. y diría algo así como "si fumas matarás a tu bebé".

los cigarros cubanos, por cierto, son "más sanos", no tienen tanto alquitrán y tanax de ratones, por eeso valen más caro! tabaco puro. no deja de ser negativo el humo negro en los pulmones.

creo que los que fumamos somos tan inconcientes de la influencia a los otros por parte de nuestro humo hoy, que da lo mismo la variedad de afecciones derivadas del tabaquismo (no sólo cáncer, también problemas renales la weá); quizá a laaargo plazo eso urge más -creéme que "quizá", conozco muchos fumadores vejetes inconmovibles-, y los pasivos cagan más que uno, es lo penca...

pero alguna adicción (nótese, no "vicio" con su connotación moralista) tenía que amarrar al ser humano entre tanta mierda de sociedad, muchos fumadores juran de guata que el cigarro los relaja (aun cuando biológicamente es lo contrario) y ansiosos como yo que no van a tomar pastillas prefieren dejar sus alvéolos como pasas.

una primera ocurrencia cuando se empieza a fumar podría ser ¿por qué chucha venden cosas que no dejan respirar y son adictivas? -la respuesta es obvia, marqueteo- y luego ¿por qué diablos tan débil voluntad de dejarlo?

bueh, para qué complicarse con el tabaquismo, es más antiguo que la cocacola. el ser humano nace y no quiere morir, mas a cada instante busca la muerte. somos una bellísima contradicción perfecta en su imperfección.

saludos !

Myriam.

Anónimo dijo...

todos saben que el cigarro mata, pero una imagen resulta ser más efectiva que una certeza común y corriente. entonces, resulta que la gente es idiota.

ahora tendríamos que ponernos en campaña;

retratar sendos accidentes en cada bus del trasantiago;

que las asafatas de los aviones nos dijieran, sin fabricar una estupida sonrrisa, "este avión se puede caer asique escuhenme"...

al cruzar la calle, en cada seda al paso, un niño arrojjado por un automovil,

al entrar al estadio, estampidas y mujeres histéricas con sus hijos desangrados por una avalancha humana,

en el mc donalds, fotos de gorodos y gordas destrozados por su obecidad,

en cada uno de los espacios publicos una gran gigantografia que nos diga, a nosotros, los estupidos, que esto No se puede hacer, que aquello No se puede hacer, porque puede traer el fin.

mejor no vivir, diría una feligres cristiano, mejor rechazar el cuerpo y esperar la muerte.

luis felipe oyarzun

Juan Emar dijo...

Quiero Agradecer las excelentes opiniones aportadas aquí.
Con respecto a su pregunta colega, evidentemente no he pensado en dejar el tabaco ni las pipas por Don Miguel. Creo que no soy parte del real "público objetivo" al que apunta esta campaña, ahora si estoy a favor de que los fumadores no interfieran ni dañen a los no fumadores. Gracias por tu aporte Paula, a todo esto mi tía falleció de lo que fue inicialmente un cáncer pulmonar sin nunca haber fumado. Como me dicen mis amigos biólogos: "si vienes con la célula cancerosa, cagaste, ahora o en 10 años más" el tabaco puede acelerar la aparición del cáncer, pero este aparecerá inevitablemente en uno de cada 2 hombres y una de cada 3 mujeres. Es la forma como la naturaleza intenta controlar nuestra sobrepoblación.
Estherpatica: sin duda las sincronías son agradables, me alegro que te haya sucedido con lo que escribí. Agradezco la página que me dejaste...de hecho ya la linkié. Está notable.
Prima: excelente aporte. Le dejo una talla que titó un amigo mío: "Don Miguel viene con matacola incluido". Hay que reírse con Don Miguel ¿o no?.
Myriam: nuevamente me dejas sin palabras. Como de costumbre asertiva y sin anestesia. Gracias por plasmar tus ideas acá.

Juan Emar dijo...

Lipe: evidentemente que no comente tu escrito en ningún caso implica indiferencia, más bien todo lo contrario. No puedo estar más de acuerdo.
(Finalmente terminé comentando)

Ana dijo...

don miguel sí sirve: tiene el matacolas incluido