miércoles, mayo 02, 2007

El gesto de la semana: El mundo al revés


Yo sé que estoy grande para andar ilusionándome con la política.
Ya sé, tengo muy claro que la política es una clase en sí misma, y no representa intereses de clases sociales necesariamente.
Por lo mismo, sé que los discursos utópicos de la política no buscan tanto el realizarse, sino mantener a quienes los detentan en situaciones o posiciones de poder.
Sé también que las ideologías (palabra comodín usada por instituciones en esencia ideológicas -como los partidos y la iglesia- para criticar el fin del lucro en la educación) son una realidad, y que efectivamente son una forma de ver el mundo, que cuando quien la detenta está en el poder aparece como la forma de ver el mundo.
Sé todas esas cosas.
Estoy de acuerdo con la presidenta Valeshit de que la política es una mierda.
Pero aún así me cuesta que me den vuelta las cosas, y me descuadra sentir que el mundo está al revés. Es inevitable supongo, pero que a uno le cambien el sentido de las cosas sin avisarle, así como así, molesta.

Y resulta que desde hace semana y media que me están dando vuelta todo.

La derecha "corta relaciones" con los grandes empresarios (tengo entendido que las recompondrán pronto aunque seguro que no con tantos bombos como fue el rompimiento) y aparece defendiendo a las PYMES.

La concertación aparece preocupada de complacer a los grandes empresarios (lo cual es más o menos esperable) y de conseguir los votos de la derecha antes que los de tipos del mismo partido de la presidenta, por ejemplo.

Para el día del trabajo la derecha aparece llamando a mejorar las condiciones precarias de los trabajadores (sobre todo los del sector público), y denuncia a la concertación como la culpable de la brecha económica. Claro, Pinochet entregó un país equitativo.

Y la guinda de la torta: el ex patrón (o capataz, como me sugiere Richy) de Chile Ricardo Lagos es nombrado por el Secretario General de la ONU como enviado para el cambio climático. Durante su gobierno fue la CONAMA más servil a los intereses empresariales que hubo, durante su gobierno se concretaron Alumysa, y el desastre de Celco en el río cruces con cisnes muertos y todo. Y más encima cuando los ecologistas fueron a protestarle en un acto público en Valdivia, el los reta diciendo "no me van a decir ustedes a mi lo que es la democracia", y fin del asunto. Espaldarazo a su amigo Angelini.

Estimados lectora/es: ¿Estoy siendo muy ingenuo? ¿Retrógrado? ¿Conservador? ¿O a ustedes les pasa lo mismo?
Por Favor reAcciones

4 comentarios:

Paula dijo...

No es novedad que la concertación hace rato es amigui de los empresarios, no es de esta semana ni de la pasada, desde el gobierno de Lagos que eso se veía claramente y aun mas, muchos de los mismos concertacionistas tienen intereses en las grandes empresas, como no van a querer defender sus propios intereses?.
Y la UDI una vez más aprovechándose de las circunstancias, como dicen la UDI y el empresariado son un matrimonio y Opus dei más encima, pueden pelear pero siempre se van a reconciliar porque la familia esta primero y eso es lo que son ellos una pequeña familia.
Por otro lado esto si que es el mundo al revés, Lagos enviado para el cambio climático, después que los ecologistas tuvieron que luchar años contra el proyecto Alumysa, entre otras que ya mencionaste.
Ante esto Lagos dice que durante su gobierno se logro equilibrar desarrollo con una mejora en la legislación ambiental, lo que no me parece una justificación ante la insistencia de su gobierno por incorporar empresas que provocarían graves desequilibrios al ecosistema, y ahora la ONU lo envía como representante??? Alooooo.
Bueno en Política ya nada nos debería sorprender…….

Ana dijo...

es como cuando a uno cuando es estudiante lo rajan por copiar/pegar un trabajo..
cosa que a un senador de la república no le pasa.

Anónimo dijo...

Yo creo que más que ideologías, hoy en día el tema tiene que ver con las posiciones: es fácil criticar y ponerse la bandera de los exlcuídos cuando no se está en el Gobierno. Igual de fácil es cuando se está en el Gobierno cambiar de prioridades y apoyar a los que los mantienen ahí o les dan una estructura económica relativamente estable que impida una crisis social: o sea los mismos poderosos.

Lo de Lagos, me parece que responde a lo mismo, ahora que ya no es Gobierno. Aunque esto no lo hace menos vergonzoso por supuesto.

Ana dijo...

oh my Gore. creo que no entendí nada