jueves, agosto 30, 2007

El gesto de la semana: "La eterna alarma del auto"


Esta situación (que un comercial de seguros me recuerda que es bastante extendida) ha comenzado a adquirir dimensiones "metafísicas" últimamente para mí. Quien sabe, tal vez siendo muy optimista algo pueda exorcizarla al escribir sobre ella.

Y no lo digo de exagerado.
Últimamente he sentido que en las noches me "pena" la maldita alarma de algún auto. Suena insistentemente, se detiene por momentos, y cuando ya casi estoy conciliando el sueño aparece de nuevo. El ciclo se repite de manera absurda hasta que el sueño es más (logro conciliarlo) y la alarma reaparece despertándome muy temprano en la mañana. Lo peor de todo es que no se restringe a donde vivo y -he aquí la dimensión metafísica- me sigue obsesivamente a cualquier lugar en esta ciudad.

Adquiere diferentes formas, claro. Puede ser la psicópata y frenética alarma con insistentes tonos agudos sin ninguna variación hasta que se toma un descanso de menos de un minuto, para luego reanudar el escándalo por 5 minutos seguidos (si, he llegado a cronometrarlo). También está aquella esquizofrénica que se las da de original emitiendo un ciclo de "surtidos" de alarmas, que a estas alturas de original no tienen nada y uno ya puede preveer que sonido viene a continuación. Está también la histérica obsesivo-compulsiva, que a la menor distancia, vibración, o contacto emite chillidos como amenzando que se va a poner a sonar. Recuerdo cuando chico que una vez por una calle pequeña pasó una Harley Davidson con su inconfundible sonido y vibración...varias alarmas de auto sonaron por ello. Pero a la que me refiero suena hasta si le cae una hoja encima. Es demasiado.

Ahora, nada de esto sería escrito si los dueños de autos con alarma se preocuparan de apagarlas cuando empiezan a sonar. O sea aquí me quedo con dos opciones: o es gente con un sentido del respeto y del humor bastante alterado, o es gente que deja el auto con alarma y acude a un lugar donde no puede oírla, lo que evidentemente es un contrasentido para la razón de ser de la alarma.

Es decir, es gente mala o estúpida.
Y con ellos no hay caso...

Claro, hay una tercera opción: que efectivamente me persigue una alarma metafísica. Pero eso sería pensar que a nadie más le ocurre esto, y tan loco no me tienen todavía.


Por Favor, reAcciones
(¿A ustedes les pasa algo semejante?)

7 comentarios:

José Nova dijo...

Se entiende que las alarmas puedan ser necesarias para los dueños de los autos, pero puta que son molestas para las personas cercanas cuando suenan por la más mínima provocación. Quizá no sea cosa de apagarlas, sino de no hacerlas taaaaaan sensibles.

Lo chistoso es que casi todas las alarmas cumplen con la segunda característica que dices, la de una ensalada de sonidos que se repiten a cada rato. Incluso yo me he aprendido la secuencia, y de puro ocioso me pongo a hacerla cuando suena jajaja...

Las más chistosas, para mi gusto, son las de retroceso. Ese "atención, atención, este auto está retrocediendo" me mata. Es superior a mí.

Cuesta mantener la cordura con cosas así.

Saludos.

MaRiaNa dijo...

A mi me pasa con los sonidos de los celulares... si escucho un sonido, después lo siento sonar todo el rato "¿está sonando tu celular?" es una de mis preguntas típicas (pero nadie lo ha notado aún).. los celulares me dan miedo: hacen que las pantallas de los computadores se pongan raras y con unos sonidos extraños, ¿pk entonces no van a tener un efecto tóxico en mi cerebro?..

Ana dijo...

por mí que la bocina siga sonando

ojos de papel dijo...

Un amigo durante mucho tiempo hacía lo siguiente: Escuchaba con atención la alarma, la identificaba, la estudiaba, calibraba el viento, ensalivándose el dedo, tú sabes. Cuando lograba el total reconocimiento del auto que sonaba, bajaba corriendo del cuarto piso a buscar al inconciente dueño, que casi siempre llegaban al auto con cara de pánfilos, rascándose los sesos preguntándose por qué chucha suena tanto la alarma. Entonces mi amigo arremetía con un rosario de insultos varios y saliva.
Finalmente se cambió de casa, se hizo hermitaño en el Arrayán, por las alarmas!

A mí me persigue la gente gritona, tengo mala suerte.

socióblogo dijo...

Yo tengo un vecino que tiene mala la alarma de la casa. Hasta hace poco sonaba todos los días puntualmente a las 4am, aunque era corto (el vecino la apagaba). El mayor problema era durante las vacaciones, porque el muy precavido dejaba su casa con la alarma puesta, sabiendo (o tal vez no) que un aparato antirrobo en esas condiciones no sirve para nada. Entonces en las noches de verano empezaba a sonar, pero sin nadie que la pudiese apagar. Sonaba media hora y se desconectaba sola.

Yo creo que hay gente que sencillamente no se la puede con los aparatos que tienen más de un botón. Es tan ridículo tener una alarma ahora que perdieron el sentido; más vale tener un buen seguro y filo si te roban, total te pagan. La otra sería que inventaran una alarma silenciosa en el auto, pero sonora en un aparato (¿celular?) en el bolsillo del propietario, así no jode al resto y se caga de miedo cada vez que le suene. También podrían vender alarmas como éstas

Juan Emar dijo...

José
Mariana
Ana
Ojos
Colega socióblogo

Gracias por compartir sus apreciaciones y experiencias. Me siento más que acompañado...y me desprendo (un poco) de la psicosis de "la" maldita alarma.
Se agradece el rescate de la alarma de casa colega, así como los videos que dejó.

Alan0610 dijo...

Estimados, yo no soporto los ruidos y menos los agudos. El hecho es que como una "ley de Murphy", trabajo en un taller automotriz y hay un ruido terrible, incluidas alarmas. Afuera, se estacionan muchos autos y se escuchan constantemente, por no decir todo el día, las benditas alarmas. Es realmente insoportable e incluso he pensado en algunas soluciones.
Una de ellas, podría ser que el mismo llavero del auto, tenga un vibrador o emita un ruido cuando la alarma suene y el dueño pueda desactivarla desde donde esté. A veces me dan ganas de hacer explotar los autos para que dejen de sonar insistentemente. Es más, justo en este momento, está sonando una alarma hace más de 20 minutos sin parar.