martes, noviembre 27, 2007

El gesto de la semana: "En cada paso estás tú"


Hace un poco más de un año escribí aquí lo que pienso acerca de la Teletón, y de cómo ésta evidencia que prácticamente cualquier cosa, excepto la solidaridad, es lo que realmente está en juego. Como me da lata repetir -y en rigor sería una falta de respeto a ustedes, estimadas lectoras y estimados lectores- asumo que si les interesa pueden apretar el link que les dejé en la primera línea (dónde dice "aquí"), creo que está totalmente vigente.

A eso sólo me gustaría agregar algunos elementos novedosos con los que me he topado:

1) Ahora hay al menos una empresa que donará (sillas de rueda eso sí) en función de sus utilidades.

2) Don Francisco -me asegura mi informante en el mundo gerencial- es accionista del Banco de Chile y de Johnson's. Ambos ligados desde el comienzo a la Teletón. Lamentablemente la identidad de los accionistas puede disfrazarse tras sociedades, por lo que corroborar este dato es tremendamente difícil, pero por dónde se mueve mi informante puedo dar fe de que es información confiable.

3) La Teletón depende de una fundación sin fines de lucro (del mismo nombre), como tal, está exenta de impuestos y de rendir cuentas. Vale decir, que les fiscalicen cómo gastan las platas.

4) El sitio web de la Teletón da cuenta de los gastos en tratamientos, así como el costo del evento de la Teletón (son casi $2.000.000.000), o los de administración (casi $1.000.000.000), y del Teatro Teletón (más de $128.000.000). Esto es un avance con respecto a la poca transparencia que había antes, pero sería bueno saber lo que se paga en el "evento" a quienes participan en él, o cómo andan los sueldos de los directivos de la fundación.

5) Demás está decir que las millonarias transacciones que esto implica, dan buenos intereses al Banco de Chile, del cual "Mario" es accionista, repito.

6) Con respecto a lo que les había hablado de los "famosos" en mi post anterior de la Teletón, sólo quiero agregar una cosa, en verdad constatarla: en el spot de Mc Donald's para la Teletón, el eslogan es "Multiplicamos los famosos para multiplicar la ayuda". Nada más claro.

7) En conexión con la anterior, me llama la atención dos fenómenos publicitarios: Uno, que ya había empezado el año antes, se traduce en que se han atrevido a ridiculizar la figura de Don Francisco (pisco Campanario, spot de Cristal con un "Mario" que se le parece).
El otro, tiene que ver con que se están poniendo cada vez más morbosos, y así, vemos una secuencia de una familia campesina y esforzada que espera una hija con ansia, le construyen un columpio (todo con música "tipo Silvio Rodríguez"), y cuadro seguido aparecen columpiando una niñita prácticamente vegetal con la voz de "Mario" diciendo "La vida sigue".
Y eso que hay gente que me dice que yo soy macabro.

8) El carácter de negocio de la Teletón y su complejidad salió a la luz hace un buen tiempo cuando el alcalde De la Maza (Las Condes) exigió que se pagara por utilizar los espacios publicitarios. Esto fue un problema que mediáticamente se inclinó en contra del alcalde derechista (fue claramente el "malo de la película"), pero creo que hay que rescatar que justamente lo que se puso en evidencia es que grandes negocios pasan piola a costa de la Teletón, disfrazándose, claro, de solidaridad.

Basta de circo a costa de la compasión que producen los niños lisiados y de publicidad abiertamente engañosa.

Por Favor, reAcciones

P.S.: Agradezco al colega Huneeus por la info., recomiendo leer su columna.


11 comentarios:

AKS dijo...

El hecho que el presidente de la Fundación Teletón sea el cuestionado mecenas de Lagos, dice mucho. Aún así, cuesta criticar a las 27 horas de amor. Parece ser el negocio perfecto donde todos ganan y cualquiera que se atreva a pedir cuentas, termina mal parado. También dije antes por ahí, que es el ritual a través del cual renovamos el mito de la solidaridad chilena. Si lo vemos de esa forma, la Teletón no tiene precio. Si además, consideramos que la mayoría de la gente termina donando plata para no sentirse culpable o para reafirmar un rasgo de su identidad nacional, no creo que tengan muchas ganas de fiscalizar adonde va a parar su plata.

Lo que mencionas sobre la dosis cada vez más alta de morbo en los comerciales, es otro síntoma de la solidaridad viciada que se manifiesta. Si Chile es un país capaz de juntar miles de millones de pesos para niños minusválidos cada año, es porque debe contar con una sociedad que integra al discapacitado, partiendo por la infraestructura de sus ciudades hasta la existencia de un mercado laboral que no los segrega ni les cierra puertas. ¿Existe eso aquí?

Para terminar, muy buena la columna de Huneeus.

Saludos!

P-Rock EsTePaRiO dijo...

si bien como dices tu es un tema medio "trillado", ya que todos los años es la misma cueca, no por ello evita criticas... de hecho da mucho para hablar y aprender más del tema...

sin embargo, en esta oportunidad, y disculpando en caso de que moleste, haré un comentario "macabro":

¿QUÉ MEJOR REGALO DE CUMPLEAÑOS QUE LAS 27 HORAS DE AMOR NO??


XD



no... es una ironía :P... solo felicidades!!

socióblogo dijo...

No me gusta mucho el consecuencialismo moral, pero en este caso yo estoy dispuesto a ignorar el hecho de que el asunto sea un show y un negocio magnífico para algunos, atendiendo a que el resultado final es beneficioso.
Eso sí, tengo que decir que también me molesta el aura de santidad que rodea a la Teletón. Haría falta que un antropólogo lo estudiara como un ritual que alude a las ideas de comunidad y de solidaridad dentro de una sociedad en pleno proceso de modernización. La Teletón logra convertirse en un asunto sagrado al punto que es muy difícil decir algo en su contra sin provocar arrebatos de ira en grandes cantidades de personas. Recuerdo las conversaciones con amigos que encontraban derechamente un pobre tarado, delirante, ególatra y privado de razón a Jorge González cuando se tiró en contra de la Teletón. Tal vez el tipo sea todas esas cosas, pero mucha gente pensó eso de él por criticar al Evento Sagrado. Veremos qué pasa con este blog ahora, jajaja. En una de esas se llenará de gente pidiendo ver tu cabeza separada de tu cuerpo y colgando de la mano de un verdugo (aprendí del post que lo macabro no te espanta, así que uso imágenes terroríficas sin temor a ofender)

Sobre el mito de 'Chile País Solidario', creo que no resiste análisis.

D. KENNEDY dijo...

jaa en primer lugar podrias oscurecer un poco mas la letra perdi parte de mi retina, tratando de leer todo tu texto, en segundo lugar la idea es buena de la cosa esta...ahora como se logra la meta es otra cosa, tercero la morbosidad es obligatoria, cuarto hay otras opciones (cable) y por ultimo me hiciste pasar un buen rato jaaa.

José Nova dijo...

Podrías preguntarle a tu informante si es cierto ese mito que dice que Don Francisco se lleva el 5% de lo recaudado en la Teletón.

No es menor un 5%. Sácaselo a 10 mil millones de pesos.

Saludos.

AKS dijo...

El blogosocio tiene razón: La teletón como ritual, debería ser materia de estudio de un antropólogo.

Juan Emar dijo...

Estimado anarko: muy cierto lo que dices sobre el presidente de la fundación, Andrés Navarro. Huneeus hace una conexión interesante con el negocio de los carísimos pasaportes de hoy. No hay manos o conciencias muy nobles ahí...y claro que estamos de acuerdo en el doble estándar "todos nos preocupamos-la ciudad los excluye"
saludos

P-Rock: tocas un tema sensible, nuevamente -maldita sea- cae para mi cumpleaños. La opción: arrancaré a la playa sin tele.
Saludos y gracias por acordarte

Colega: No hay ofensa. Bienvenido sea lo macabro, que siempre es superado por la realidad (de hecho, a propósito de esa decapitación que me augura, me recuerda a lo que se le hizo a Hans Pozo...bastante más rudo). Huneeus recuerda que el ya-funado Lavandero también cuestionó cuánto es caridad y cuánto es negocio. Ojalá no aparezcan ligazones a redes de pedofilia con este blog...
Y sí, le encuentro toda la razón, se debiera investigar antropológicamente en tanto identidad y ritual esto de la Teletón.
Saludos

d.kennedy: trataré de oscurecer el texto para la próxima, gracias por la sugerencia. Con respecto a tus otros comentarios, yo nunca he cuestionado la "finalidad" de la Teletón. Sería un monstruo si no le deseara rehabilitación a los niños lisiados. Sobre que la morbosidad sea obligatoria me parece una interesante idea. Ojalá la puedas desarrollar más porque quedé metido (una cosa es que sea costumbre o maña, y otra que sea obligación).
Lamentablemente no tengo cable, pero si hay otras opciones que tomaré...Y me alegro que hayas pasado un buen rato.
Saludos

Ilustre: claro, 500 millones es harto...veré que puedo averiguar de ese rumor.

Benny Dee-law dijo...

Nada es perfecto... menos deberíamos esperar algo así de alguna institución humana.

Personalmente, creo en las buenas intenciones (jajaj, si, diganme que estoy loco), y también pienso que se pueden arreglar algunas falencias. No es tan oscura la Teletón, yo la veo como de color crema.

A mí, principalmente me gusta ver el show que se arma para juntar 13mil millones de pesos. Es mucha plata, da avaricia imaginarsela. Da gusto ver como la gente regala plata con esas tremendas sonrisas, parece algo surrealista.

Yo encuentro que la teletón es la raja, y aunque sea cierta la existencia de esas manos negras, en el agregado la idea es ayudar. Y si no hubiera teletón? eso si sería morboso! un día cotidiano más!

paula dijo...

Comparto mucho lo anterior a pesar de lo turbio de las platas y el morbo existente es una buena causa y necesaria.
De todas maneras es importantísima la información que das a conocer y ojala la opinión publica tenga acceso a esto y no solo los que tenemos acceso a tu blog.
Por mi parte he puesto el tema en discusión en algún carrete por ahí.

Saludos

Juan Emar dijo...

Benny y Paula: jamás he criticado el "fondo" de la teletón. De hecho, he dicho que es mejor que exista a que no exista.
Obviamente tampoco espero perfección de una institución cuyos elementos son imperfectos. Sería una inconsistencia.
Pero es distinto que la teletón no sea perfecta a que sea turbia. Y para mi gusto hay en ella elementos poco claros, intereses poco nobles, y publicidad engañosa de frentón.
Es decir, hay gente que cree que está ayudando al comprar productos teletón, y eso no es cierto.
Sin embargo este engaño se tolera por el "fondo" de la teletón.
A eso voy cuando me parece inconcebible que se lucre a costa de la compasión que produce un niño lisiado.
Muchos saludos

Cristian dijo...

Excelente critica, con hechos y datos. Me alienta saber que no soy el unico (he tenido que salir arrancando de discusiones con algunos de mis "amigos" para evitar que me corten la cabeza al criticar la hipocresia de la Teleton). De cualquier manera, es imposible ir contra lo que yo creo es la naturaleza irreversiblemente cinica del ser humano, todos esperamos de un modo u otro obtener beneficio personal, ahora como lo hacemos es distinto.

Saludos y perdon por la falta de acentos