jueves, enero 24, 2008

El femicida del mes: "Jack el Destripador"


El 16 de octubre de 1888 una carta llegaba a George Lusk, en ese entonces presidente del comité de vigilancia del barrio Whitechappel de Londres. El encabezado de la carta decía "From Hell" (desde el infierno). A continuación se podía leer:
"Señor Lusk.
Señor le adjunto la mitad de un riñón que tomé de una mujer y que he conservado para usted, la otra parte la freí y me la comí, estaba muy rica. Puedo enviarle el cuchillo ensangrentado con que se extrajo, si se espera usted un poco.

Firmado: Atrápeme cuando pueda, señor Lusk"
La carta -la única de las miles que llegaron que realmente se le atribuye a "Jack The Ripper"- venía efectivamente con un riñón humano. El de Catherine Eddowes, prostituta de 46 años.

Se dice que Jack fue el primer asesino en serie en atraer el interés de la prensa y despertar el morbo del público, hasta transformarse en una leyenda con imitadores y todo.

Gran parte del interés que despierta se debe a lo que no se sabe:

No se sabe con exactitud a cuantas mujeres asesinó. Se habla de las "5 canónicas": Mary Ann Nichols, Annie Chapman, Elizabeth Stride, la mencionada Eddowes, y Mary Jane Kelly. Todas tienen en común el hecho de ser prostitutas, haber sido asesinadas en la noche, con un corte en la garganta, entre Agosto y Diciembre de 1888 (de hecho Stride y Eddowes fueron asesinadas el mismo día: 30 de Septiembre).

¿Las excepciones?

  • Únicamente Mary Jane Kelly era menor de 43 años: sólo tenía 25.
  • Ni a Nichols ni a Stride se le removieron órganos. Se dice que una por ser la primera víctima y a la otra por haber sido sorprendido por un testigo: no pudo terminar el "trabajo". Exceptuando a Stride, Jack describió una ascendente brutalidad en el trato de los cuerpos: A Chapman le quitó el útero, a Eddowes el útero, el riñón, y partes de la cara. Y a Kelly... todos los órganos, los cuales dejó en la habitación (excepto el corazón que nunca fue encontrado), partes de las piernas, parte de los brazos, los pechos, y casi toda la cara. Realmente macabro. Para los/as morbosos/as pueden ver el archivo del caso y las fotos aquí. Les advierto que son MUY fuertes.
  • Stride fue la única que no fue encontrada en el barrio de Whitechappel.
En todo caso, esto de "canónicas" es un eufemismo. La verdad es que hay mucha discusión en torno a lo que realmente se le puede atribuir a Jack. Hay quienes sostienen que sólo se le pueden atribuir 3 asesinatos (ni Stride ni Kelly), mientras otros sostienen que estuvo activo hasta 1891 y que se le pueden atribuir además 7 casos no resueltos, o sea 13.

Su identidad y el motivo también son parte del misterio. Jamás se encontró un culpable, y menos la razón de los crímenes, sin embargo esto no hizo más que alimentar el mito y echar a correr numerosas teorías sobre quién era.
Se dijo que era una mujer, que eran varios, que tiene que haber sido un médico o un carnicero por el conocimiento en las disecciones y la limpieza de los cortes, y se habló incluso de una conspiración que involucraba a la familia real (victoriana).

Aquí es donde entra la novela gráfica titulada también "From Hell" del genial guionista Alan Moore (V for Vendetta, Watchmen). Moore recoge la hipótesis de uno de los investigadores (no muy aceptada en todo caso) de que se escondía un complot de la masonería detrás de los asesinatos.
El príncipe Albert Victor (nieto de la reina Victoria), habría tenido un hijo con una prostituta. La reina le ordena a Sir Gull, médico real y masón, deshacerse de todas aquellas personas que pudieran saberlo y acabar con el chantaje del que estaban empezando a ser víctimas por parte de las señoritas.
Gull se toma la misión a pecho y la reviste de un carácter "divino".
Hay que recordar que en Inglaterra -a diferencia de Francia y de Chile, por ejemplo- la logia masónica está íntimamente ligada a la realeza, y por ende a la Iglesia Anglicana.
Este cómic fue publicado entre 1991 y 1996, el 2001 los hermanos Hughes lanzaron una película con el mismo nombre protagonizada por Johnny Depp como el investigador drogadicto y vidente que ayuda en el caso.
Al igual que con "V for Vendetta"(V de Venganza), la película no es muy fiel al comic, pero entretiene y la fotografía es bellísima.

Claro, en ese entonces no había ni análisis genético, ni de huellas, ni se habían desarrollado mucho los perfiles psicológicos criminales. Uno podría decir que hoy no se saldría con la suya, pero es un engaño.
Jack el destripador inauguró toda una "cultura" del asesinato en serie, despertó interés, fanatismos, e imitadores. Todo este fenómeno sigue ocurriendo...y probablemente seguirá mucho tiempo más. La tecnología forense se ha sofisticado, pero los asesinos también...

¿Por qué existen?
¿Para qué lo hacen?

Y en caso de saber esas respuestas ¿Evitará que sigan apareciendo?

Por Favor, reAcciones

1 comentario:

Ana dijo...

yo cacho que este es un caso para los CSI de la UTEM