jueves, enero 31, 2008

"Super"



Es probable que muchos de ustedes sepan de qué se trata "Super size me": básicamente es un documental gringo -muy de la onda de los documentales gringos, o sea, a prueba de tontos- donde Morgan Spurlock un tipo sano, deportista, y prácticamente vegetariano recoge la noticia de la demanda que una pareja de gringas hace a Mc Donald's responsabilizándolos por estar obesas.
Spurlock decide no caminar más de lo que lo hace un gringo promedio diariamente y alimentarse exclusivamente de Mc Donald's durante un mes. Las reglas son que pruebe todo el menú y que cada vez que le ofrezcan agrandar su combo ("super size"), el acepte.

¿Resultado?

Subió 12 kilos, quedó con daño hepático (hígado graso), duplicó sus posibilidades de enfermedades cardiovasculares, duplicó sus posibilidades de fallas cardíacas, subió su colesterol a 230 (peligroso), tuvo grandes jaquecas, perdió masa muscular.

Pero lo más impresionante -para mi gusto- estuvo del lado "psicológico": sufrió cambios de ánimo (tenía una especie de euforia cuando comía Mc Donald's y sentía un "vacío" o síntomas de privación cuando no lo hacía), cayó en depresiones, se sentía exhausto, y sentía un "impulso" consumista hacia la comida chatarra.
Francamente es lo más chocante del "experimento": cómo Mc Donald's (o la comida chatarra que sea) se mete en tu ánimo y cabeza.

La película abre muchas vetas para reflexionar, por ejemplo, la necesidad misma de la comida chatarra, su simbolismo, sus consecuencias en la salud, su responsabilidad en la epidemia de obesidad, o la poca transparencia para que el consumidor sepa qué se está echando al cuerpo en términos de calorías y daños varios.
O por otro lado, pensar en que el mundo tiene la misma cantidad de obesos que de desnutridos. O sea, que mientras a algunos les sobra la comida a otros tantos les falta.
Cifra de obesos que escala a la mitad de la población en EEUU, y hacia la cual nuestro país se acerca.

Por otro lado, como casi todo documental gringo, muestra algunas de las consecuencias de la "investigación": se expone el aporte nutricional de las comidas en los locales (¿y en Chile?), se elimina el "super size", se incorporan comidas "sanas" en el menú, etc.

Ahora, más allá de eso, hay un tema megalómano en los gringos que se aprecia no solamente en su comportamiento imperial, sino que está incorporado en su lenguaje (y marketing) habitual.
Usar "combo", o "Super size", "Jumbo", "Mega" para comidas.
El mismo concepto y desarrollo del "Superhéroe" es de por sí elocuente.
Hablar del "SUPERbowl" para el evento deportivo más importante para ellos, poner nombres rimbombantes para sus invasiones: "Libertad duradera" o "Tormenta del desierto"; nombrar su programa de escudo antimisiles como "Star Wars"...o llevar esta chabacanería hasta las elecciones como "Super tuesday" (Super Martes -el próximo 5 de Febrero- una clara exposición de en qué consiste lo pueden leer aquí).

Personalmente, tanto nombre hiperventilado me produce el mismo desagrado que un tipo con problemas de impotencia o complejo de tamaño genital que se compra un 4x4 bien grande, con ruedas gigantes, motor bien gastador y ruidoso, para usarlo -y no tener donde estacionarlo- en la ciudad.

Da la sensación de que los gringos fueran un pueblo de adolescentes inseguros, gritones, hiperactivos, cuyos padres los malcriaron y convencieron que son los mejores del mundo.

Una tropa de Cowboys, se podría decir, tratando de competir por quién llega más lejos con el pipí, o tratando de achuntarle a latas de cerveza con un rifle.
Y si nadie les para el carro....
O en caso de atreverse, hacen sus cosas igual (ONU e invasión a Irak)...
Y si se los quiere juzgar, amenazan...

Finalmente, tanto "Super", "Mega", "Jumbo", se les termina metiendo en la cabeza y en el ánimo.

¿Resultado?

Niños con bombas, monos con navaja, cowboys ebrios con rifles, impotentes en Hummers...

¡Super!

Por Favor, reAcciones

12 comentarios:

Kenneth Bunker S. dijo...

Está bueno. Agrego una pequeña reflexión. Leyendo la Ética Protestante hace años atrás me sorprendió ver cuan certero es Weber en definir las diferencias y las bifurcaciones que han tenido las religiones y su posterior influencia en la sociedad-sobre todo cuando lo hizo y ver como se han mantenido esa diferencia-. Por ejemplo, como la diferencia entre los enfoques de las religiones sobre el rol del trabajo afectan la vida del humano. El Dios católico, no permite trabajar domingos, el Dios protestante predica que el trabajo (la producción) es imperativo. El rol del dinero: el uso vs. el ahorro. El papel de la mujer en la Biblia católica es netamente diferente al de la mujer protestante (desde el rol en el trabajo hasta la limitación reproductiva). En fin, se puede interpretar que la invasión de los católicos y de los protestantes en América de cierto modo selló el destino simplemente por sus perspectivas religiosas.

Me parece que esto tiene describe en gran medida lo que es la sociedad hoy en día en Estados Unidos, y explica mucho el arribismo, el nacionalismo y la libertad. Creo también que el uso de esos nombres en Estados Unidos no tiene mayor significancia: es algo normal. Pero puesto en perspectiva (por ejemplo, tus ejemplos), es más fácil aislar al país y encontrar esto extraño.

Ahora también pareciera que es la ruta inevitable del mundo –aunque fuese algo forzado-. La maldita globalización –que por cierto es una etapa inevitable, una especie de “edad media”- esta forzando la expansión a todos lados del mundo -“debería existir una teoría que se mide la velocidad de la globalización en McDonalds abiertos por km2”- .

En fin, parece que me fui de lo central. Pero en el fondo solo estaba reflexionando sobre porque los norteamericanos, hacen lo que hacen. Y me parece que no es algo esporádico ni casual. Parece que es simplemente la naturaleza de un país con base protestante y es una etapa inevitable (que se propaga más rápido que la cólera, como dicen por ahí).

Anónimo dijo...

Jose:

http://www.observatoriofucatel.cl/links.php?idSeccion=6

Interesante....

Ana dijo...

Seee
lo más interesante de ese link es que constata cómo me roban la pega.
Cool

Juan Emar dijo...

Don Kenneth: Gran rescate.
Weber le da medio a medio en un texto que a estas alturas es hermoso por su certeza y profundidad.
Le cuento de pasada -en caso de que le interese- que ha inspirado un trabajo que estoy intentando hacer: "La ética Opus Dei y el espíritu neoliberal" podríamos llamarlo tentativamente. El análisis weberiano abre todo un foco de atención y reflexión que a priori (y equivocadamente) pareciera desestimarse.
Gracias por su comentario.

Anónimo: Ana tiene Razón. Básicamente -excepto un par de excepciones- es un trabajo COPIADO de la sección de Blogs de "El Mostrador".
Para ser un "observatorio de medios" lo encuentro el colmo. Debieran ser los últimos en plagiar.

Saludos

Kenneth Bunker S. dijo...

don juan. excelente estare atento a eso. hey, el super bowl el domingo se paso.. los ultimos 10min.. y el super duper tuesday hoy estara super extra cool.

saludos.

Montserrat Nicolás dijo...

A mover las caderas!!!!~

saludos-


ps. SACA -suplico- los pop-ups...

Juan Emar dijo...

Montse: no sé como hacerlo, ni de dónde salieron.
Mi navegador los bloquea, pero me tiene preocupado el hecho de que aparezcan sin que nadie se los haya pedido.

¿Sugerencias?

Agradezco

Saludos

Montserrat Nicolás dijo...

JE:

sobre los pop-ups...creo que lo tienes incorporados dentro de tu html (o en blogger speak, xml).

metete y saca el enlace.

o, si estas operando sobre el blogger nuevo, debe estar en 'page elements'.

http://betabloggerfordummies.blogspot.com/

Juan Emar dijo...

Curvettes: creo haberlo solucionado.

Avísame si te siguen apareciendo

Gracias

Saludos

beatroz dijo...

no sé si lees lo que te postean en tus comentarios pasados, pero voy a decir esto igual.
yo tengo serios problemas con ese documental. no lo vi entero, básicamente porque me dio asco ver como el tipo comía kilos de hamburguesas y luego vomitaba para afuera del auto, pero en fin. a lo que voy con este post, es que si una persona come sólo hamburguesas durante un mes, se va a enfermar tanto como uno que come sólo arroz durante un mes, o porotos con riendas. y perdónenme las gorditas gringas, pero nadie les metió la comida en la boca para que fueran unas chanchitas.
yo algunas veces después de un carrete, me voy a un automac a comer una mcnífica, y no me da síndrome de abstinencia cuando no voy. hay que ser equilibrado en la vida digo yo.
algún día podría hacer un documental sobre qué pasaría si como solamente tallarines por un mes, pero no vendería tanto.

Juan Emar dijo...

Bea: si los leo....

Y creo que tienes mucha razón. Finalmente, todos los excesos pareen ser malos...sobre todo los que se refieren a la alimentación.

Saludos

beatroz dijo...

hahaha me contestaste!
bacan :)