miércoles, marzo 12, 2008

Los milagros de José María Nº 6: "Marihuana entre las drogas duras"

Hermanos, ¡¡¡nuevo milagro de José María!!!

Aunque no es tan reciente, vale la pena reseñarlo: El 19 de Febrero de 2008, nuestros amigos prohibicionistas del Conace han transformado mágicamente a la Marihuana en "droga dura", subiéndola a la temida "lista 1", donde compartirá celda con drogas de la calaña del Opio, Éxtasis, la Cocaína, y Heroína. O sea, así de mala era la planta y no nos habíamos dado cuenta.

Es decir 4.800 años siendo usada por la humanidad y sólo gracias a Conace, en 2008, somos capaces de abrir los ojos en torno a la peligrosidad de la Cannabis Sativa.

Seguramente en Holanda, España, y otros países con legislaciones más blandas (o con la droga legalizada como en el primer caso) no se deben haber dado cuenta. O no deben tener estudios en torno al tema.

El Mercurio, brazo derech@ del Conace en la desinformación y prohibicionismo, publica hoy la noticia. Orgullosos titulan "Inclusión de la Marihuana a lista de drogas peligrosas confirma su poder adictivo".
O sea, creo que no es necesario tener estudios en lógica para entender que la conclusión no se sigue de las premisas. O que están confundiendo la causa con el efecto.

Incluir o no una droga es una decisión que se toma a nivel político. En el sentido amplio de la palabra.
Cuesta encontrar criterios científicos que sitúen al tetrahidrocanabidol (THC) en un escalafón de adicción superior a las benzodiacepinas (en lista 2). O que no se sitúe el tabaco o el alcohol.
Pero políticamente es fácil de entenderlo: primero se traza una línea entre lo ilegal y lo ilegal, dónde se puede hacer una historia del lobby y poder de tabacaleras y licores para evitar (o levantar) el prohibicionismo, frente a una inexistente (ergo, desarticulada) "industria" de la marihuana.
Por lo demás, la mayor parte de la investigación científica apunta en dirección contraria a lo que El Mercurio titula.

El tema del "trampolín" a otras drogas da para pensarlo con mayor profundidad.
Primero, uno podría perfectamente poner al Alcohol al principio dentro de la cadena causal del consumo escalonado de drogas. Sin embargo eso no se hace y se prefiere culpar a la marihuana el hecho de que algún descerebrado termine en la calle o muerto por la coca.

Aquí nos podemos hacer otra pregunta ¿qué tiene la marihuana?
Está demostrado que en comparación al alcohol el daño que puede causar al cuerpo es mucho menor. Sin contar que todavía NO se ha demostrado que produzca daño neurológico. Todavía, año 2008.
Es de perogrullo decirlo, pero lo que tiene es justamente el hecho de ser ilegal. Y yo creo que ahí si se puede producir un fenómeno de "traspasar" algo. En el momento en que uno decide hacer algo ilegal, y se lo justifica, ya ha cruzado una frontera importante.
Así como el que ya ha robado una vez, le costará menos hacerlo de nuevo, el que consume una droga ilegal perfectamente tendrá menos prejuicios para hacerlo con otras.
Paradójicamente, creo que su ilegalidad facilita que sea un acceso a drogas más duras. Es común que los narcos se dediquen a más de una droga, de hecho.

Por otro lado, el tema que la marihuana sea considerada una droga de "acceso", o "trampolín" a drogas más duras evidencia que realmente se encuentra en "otra liga". Insisto, la causalidad del consumo de otras habría que buscarla en la institucionalidad (leyes) en torno a ella.

Pero el reportaje incluye la opinión prohibicionista del psiquiatra Rolando Chandía, director de la clínica Alfa adicciones (¿intereses involucrados?): "La medida se justifica porque en dos años se ha disparado el consumo de marihuana".
Dejemos en claro que el "disparo" consiste en un 5,3% en el 2004 y un 7% en el 2006. O sea, más que un disparo estamos hablando de un CAÑONAZO de un 1,7%.
Para Chandía, que aumente el consumo justifica considerarla droga dura.

A eso podemos agregar la cuña de la secretaria ejecutiva del Conace -María Teresa Chadwick- en la cuál la baja en la percepción de riesgo frente a la mata de un 55 a un 43%, y el aumento de la oferta en los estratos alto y medio-alto de un 8 a un 21%, se explican porque "hay personas que influyen en el mundo juvenil y que les dicen que ellos consumen y no les pasa nada. Obviamente eso afecta la percepción de riesgo". El colega Valenzuela, director del instituto de sociología de la PUC, decía en su momento que la baja de la percepción de riesgo podía explicarse por escenas de la teleserie nocturna del momento ("Alguien te mira") donde adultos jóvenes fumaban marihuana para relajarse, lo que le daba un "glamour" al asunto.

Si hay algo que me molesta, es cuando desde las élites se piensa que todo el resto de la gente es tonta e ignorante. O sea, si el mayor aumento de consumo y baja de percepción de riesgo está en el grupo de 25-34 años de estratos alto y medio-alto, no podemos andar explicando eso con "la teleserie" o "es que él me dijo que no hacía nada".
Y no pretendo decir que los de estrato alto y medio-alto sean más inteligentes. Estúpidos hay en todas partes, pero sí estamos hablando de gente que en su gran mayoría tiene al menos educación universitaria. Ignorantes no son.
Es gente que sabe como conseguir información, y como leerla. Es gente que ve las teleseries para entretenerse, no para imitar todo lo que hacen. Si no, nos habríamos llenado de psicópatas.

¿Cuál es el problema entonces?

Pues que efectivamente hay gente que tiene predisposición a hacerse adicta. Y eso con lo que le pongan encima: drogas, comidas, ejercicio, alcohol, Jesucristo, e incluso hay quienes se hacen adictos a su propia rehabilitación. Y después de rehabilitarse se quedan trabajando como monitores en las clínicas, dando su testimonio de iluminación como si fueran Marco Antonio Solís.

Entonces, lamentablemente, pagan "justos por pecadores". O adultos maduros, por adictos genéticamente dispuestos.

El otro tema, que casi nunca se hace ver, tiene que ver con las deficiencias en los estudios que apoyan estas decisiones.
Antiguamente, prejuicio que aún dura, se pensaba que la marihuana producía esterilidad y daño cerebral. Lo que los genios del estudio no pudieron darse cuenta (hasta mucho tiempo después) es que las variables no estaban aisladas. Entonces claro, tenían sujetos que consumían marihuana, pero también se inyectaban y aspiraban, y los daños de esas drogas -drogas duras como lo es ahora la marihuana- se asumían como si fueran de ella.

Acá en Chile, al hablar de marihuana lo más consumido es la "paraguaya" o "prensado", la cual está prensada con neoprén, acetona, y otros tóxicos.
¿Resultado?
Cada vez que se habla de los daños, se está hablando de esta variante tóxica que poco tiene que ver en sus efectos al cuerpo con la planta per se.
En mi opinión la marihuana y el prensado no debieran considerarse ni siquiera la misma droga. En mi opinión.

Yo le tengo un poco más de fe a la gente que el Conace, y en este sentido soy bastante liberal: creo que toda prohibición genera mercados negros y mafias.
Creo que los que no se pueden controlar son minoría y que no es justo que los demás vean sus libertades restringidas por ellos. Más aún por una droga así.
Creo que si la idea es prohibir lo que hace daño, debieran dejar de ser hipócritas, y prohibir el cigarro, la comida chatarra, los trabajos estresantes e inseguros, el alcohol, Megavisión, las emisiones de smog, o las 7 termoeléctricas a carbón proyectadas en Ventanas y Quinteros (zona que lleva más de 10 años declarada como saturada).
Creo que debiera despenalizarse el autocultivo para acabar con el narcotráfico y con la circulación del "paragua".
Y por último, creo que estamos grandecitos para informarnos y tomar nuestras propias decisiones.

Pero por otro lado, todo lo que les he dicho puede responder a un intento de "bajar la percepción de riesgo" de las estimadas lectoras y estimados lectores. En ese caso, no hagan caso de lo dicho aquí. Si la marihuana es droga dura ahora, es por algo.

Y menos mal se dieron cuenta a tiempo.
Menos mal San José María los iluminó.

Gracias San José María por favor concedido


Por Favor reAcciones

8 comentarios:

Gabriel M. dijo...

Creo que en algún momento de la fundación del territorio renunciamos a la lógica a cambio de otras cosas: hegemonía militar moderada sobre otros países de la región, orden y progreso, el premio a la bandera más bonita del mundo...

lamento el pesimismo. saludos a usted y su brillo.

Cristian dijo...

Hola Juancho,

Me gusto mucho tu articulo sobre Maitencillo, no comente, pues no creo que habia nada que agregar aparte de las felicitaciones.

Pero creo que en este articulo te falta informacion. Hay una forma de marihuana muy popualr en Europa que tiene mas THC gracias al mejorameinto genetico, se conoce como SKUNK y es peligrosa pues como debes saber el THC aumenta las posibilidades de tener sicosis. Esto tambien pasa con la marihuana "normal" pero mucha gente fuma marihuana sin sentir la necesidad fisiologica y aquellos que son adictos generalmente son los que tienen problemas con sicosis. El problema con el SKUNK es que se esta extendiendo a nivel mundial y su alto nivel de THC tambien la hace mas adictiva. No es como fumar de la plantita en la casa...
Recientemente la calificaron como decima de acuerdo al nivel de danio que hace al cuerpo en el Reino Unido (este es un nuevo sistema de clasificacion sugerido por cientificos), mas peligrosa que el extasis, los solventes,el LSD, los poppers y otras drogas, justmente porque en el Reino Unido mas y mas marihuana es del tipo SKUNK. Otra cosa interesante de este estudio es que puso en lugar numero 8 al tabaco y numero 5 al alcohol ambas drogas LEGALES.

el link aqui

Espero que algo aporte a que la vision del articulo sea mas balanceada

Muchos Saludos

Juan Emar dijo...

Don Gabriel: Mi estimado, soy la última persona a la cual ud. le puede pedir perdón por el pesimismo.
Muchos saludos

Cristian: Me alegro que te haya gustado lo de Maitencillo.

Y sí, obviamente en este artículo falta información. Sobre todo para tu riguroso y exigente paladar científico. Ruego que me excuses, pero lo centré en el aspecto político de este tipo de decisiones y el "tutelaje" sobre la libertad de las personas.

Sobre el Skunk te puedo decir que es sólo una -efectivamente la más conocida- de las cientos de cepas creadas en laboratorio para desarrollar plantas más potentes, rendidoras, adaptables al cultivo "indoor", etc., de las mezclas entre (y dentro de) las variedades Sativa e Indica de la Cannabis. Otras conocidas son el G-13 (famosa por la película "American Beauty"), White widow, Afghan, Purple Haze....y un larguísimo etc.

Todas caracterizadas, como bien dijiste, por mayor THC que una planta "natural".
Ahora, con respecto a la psicosis y cuadros intermedios (como delirios de persecución, crisis de pánico, o de angustia) hay que dejar en claro que de por sí mismo el THC no CAUSA ninguna de estas condiciones. Lo que sí es que puede actuar como un efecto "gatillo".
Es decir, si vienes "formateado" con una psicosis o una esquizofrenia latente, una mala experiencia con exceso de THC puede sacar a flote dicha condición.
Eso es innegable. Y obviamente no es una exclusividad de la Marihuana.

Si hacemos una analogía: hay gente con problemas cardíacos. Esa gente puede correr más riesgos de un infarto o un paro cardíaco en una montaña rusa. Por eso en los parques de diversiones se advierte "no apto para cardíacos". Lo que sucede con la Marihuana es análogo a prohibir los parques de diversiones en vez de advertir los peligros que puede tener para cierto tipo de personas -que son una pequeñísima minoría-.

Te agradezco mucho los datos y el link

Muchos saludos

MARIANA dijo...

Es un tema complicado.

Entiendo los incentivos de las autoridades, que denominan a la marihuana droga dura para poder "combatirla" con mayores penas legales.

Si bien la droga sólo genera dependencia sicológica -no estoy segura acerca del efecto adictivo de las distintas cepas-, aún asi es fuente de pérdidas de motivación, de flojera y de un estado mental inactivo para muchas personas. Creo que en cierta manera, uno puede darle la utilidad a la hierba, que ésta tiene un potencial exquisito, pero una gran mayoría deja de estimular la mente cuando está volado y se queda aletargado y cansado por el resto del día.

Años atrás defendía la legalización de la marihuana, por los efectos que esto tendría sobre la industria de esta droga y dobre la vida de los trabajadores que la cultivan, además de influenciar positivamente la calidad de la droga que llega a manos del consumidor.

Pero hoy.. hoy no sé. Como en la educación, a veces creo que no tenemos la cultura suficiente como sociedad para asimilar cambios que debiesen ser positivos, y con esto no me refiero a la estupidez o ignorancia de los consumidores...

Es super feo lo que digo, pensando que existen elites que pueden fumar autocontroladamente y que fijen reglas para que los demás no puedan hacerlo... Pero a veces cuando pienso en el oportunismo del "shileno", su "pillería", tratando de hacer todo con el menor erfuerzo, su conformismo, su poca visión de futuro -más que imitar a países "exitosos"-, su flojera... como que me dan ganas de minimizar las probabilidades de perder a cerebros pensantes y motivados y me pongo tonta.

Como ves, este no es un tema que tengo solucionado aún. ¿Tú que piensas?

Saludos!

Mariana

Juan Emar dijo...

Mariana: ¡Qué bueno "verte" de vuelta!

Y si, es un tema complicado.
¿Qué pienso sobre lo que me dices?

Pues en primer lugar me llama la atención lo que refieres como "incentivos" de las autoridades. Justamente por eso, se hace una lectura (habitual y basal de nuestro sistema penal) en la cual se confunde el castigo a una acción con el evitar que ésta suceda. Como puedes ver, es un absurdo en sí mismo.
Distinto es que quieras prevenir el consumo. Pero toda prohibición -y sobre todo en estos ámbitos, drogas- genera un consumo envuelto más por el mercado negro y situaciones peligrosas (y productos poco sanos), que evitar que éste suceda.

Ahora, no podemos negar -y creo que es el supuesto que sostiene tu argumento- que una legalización o despenalización, lejos de disminuir el consumo lo haga aumentar. Sin embargo yo creo que ese aumento no será tan dramático acompañado de una buena educación en torno al tema. Pero es lo que creo nomás.

Ahora, con respecto a la parte "polémica" o "fea" (como tú dices) de tu comentario creo que aquí entramos en un tema de principios.

El primero tiene que ver con los efectos "productivos" de la marihuana. Para algunos este ha sido el argumento por el cual arbitrariamente se prohibió a mediados del siglo pasado. Una razón "económica" podríamos decir.
No vamos a desconocer el tema de la motivación o de que hay quienes no aprovechan el potencial que refieres de la planta, pero por otro lado, la idea no es que la gente vaya a trabajar "volada".

Siempre he pensado que en personas sanas la marihuana tiene un uso "lúdico", no laboral. Entonces, así como en prácticamente ningún trabajo se puede beber alcohol, no veo porqué se va poder consumir cannabis.

Segundo, yo creo si que los que llamas "cerebros pensantes y motivados" son REALMENTE cerebros pensantes y motivados, no debieran "perderse" en la Marihuana.
Recuerda que no estamos hablando de la pasta base, y estoy seguro que al igual que yo conoces ejemplos de estos personajes que lejos de "diluirse" en el THC logran tener "éxito" y desempeños notables.
Creo que son más los que efectivamente se pierden en el copete (que sí mata neuronas).

Y tercero, siempre me parece que faltan los fundamentos (lo que no descarta la posibilidad de que sea cierto), cuando se habla que culturalmente "no estamos preparados" para algo. Algo hay ahí, que tiene una mezcla entre el prejuicio y lo anecdótico, que carece de un soporte empírico...tal vez si se hiciera la prueba nos sorprendemos de nuestros prejuicios...o los confirmamos. Pero al menos lo sabríamos.

¿O no?

Muchos Saludos

MARIANA dijo...

Gracias!!
Si, tienes razón en lo de tener cuidado con confundir castigo y accion concreta preventiva... pero tambien creo que si hay una mayor pena legal y una mayor probabilidad de que te pillen vendiendo o comprando (¿consumiendo?) -suponiendo que los pacos se van a poner mas agresivos con el asunto por ser ahora una droga dura-, entonces una persona aversa al riesgo (como la mayoría de los chilenos que conozco) va a disminuir su consumo (al menos no lo hará en lugares públicos, disminuyendo así la frecuencia de éste). Nuevamente, todo esto si la ley es de verdad aplicada en la práctica.

De todas maneras, coincido con que un campaña educacional sería más efectiva (incluso puede ser hasta más barata y con mejores consecuencias para el futuro).

Por otro lado, no me referìa a ir volado a la pega, sino a la utilización de los tiempos de ocio, derrepente por la dependencia sicológica que la marihuana genera, puedes preferir fumarte un pito y mirar el techo, en vez de ir al cine, leer un libro, motivarte con algo en lo cual estés totalmente consciente. No me malinterpretes, yo considero q la marihuana es mucho menos dañina que el alcohol y que controladamente puede llegar a ser positiva, pero claro, el problema está en los excesos y, según mi opinión, en la disminución del potencial intelectual que una persona puede alcanzar debido a éstos.

Con respecto a lo segundo, no creo que las personas nazcan motivados y pensantes, sino mas bien se forman con el tiempo y a lo que voy, es a la interrumpción de esta formación por flojera, por mediocridad, por indiferencia... caracterìsticas que puedo identificar en las personas que fuman pitos muy frecuentemente. Tal vez no lo hagan todas sus vidas, pero inevitablemente, perdieron tiempo importante en motivarse por cosas distintas (ahora, serìa interesante investigar si estas caracteristicas no cognitivas correlacionadas con el uso y abuso de la marihuana, son causas o consecuencias del mismo. Me baso en la hipòtesis de que son consecuencias -temporales o permanentes-).

Cocuerdo plenamente con lo tercero.

Saludos!!! Te leo!

Gus dijo...

Profe:
Aunque me diga que no hace falta, me dusculpo nuevamente porque su blog se está convirtiendo en una especie de nueva "adicción" de ventilar ideas.

Acabo de terminar de ver una entrevista de Warnken a Claudio Naranjo en la cual hablaban de bastantes teorías interesantes esgrimidas por este último en cuanto a la educación en el mundo, la perversidad per se del sistema capitalista y demases. Al escuchar que Naranjo fue alumno de Óscar Ichazo (de quién leí algunos artículos hace años literalmente "sapeando" acerca del eneagrama y quien además aparece en el capítulo del humanismo del Dossier de Psicología disponible en la U), encontré un artículo en wikipedia donde dice que Naranjo utilizó la Ibogaína en pacientes (el tipo aparte de ser interesante es psiquiátra). ¿A dónde voy con esto? A que la Ibogaína es una sustancia extraída de las raíces de un árbol que -entre otras cosas- quita la peligrosa sensación de abstinencia que sienten los dependientes de drogas duras como la cocaína, heroína y demases. Y además que "mágicamente" se encuentra en la categoría I de drogas duras en los estados juntitos. O sea nuevamente podemos ver los enfoques prohibicionistas en cuanto a las "drogas" en el formato de mundo actual (hegemonía yanqui), en el cual se prohibe todo lo que pueda convertirse en un excelente producto. Así se corta el abastecimiento "normal" (hecho en casa con la constante supervisión del consumidor en el caso de la marihuana) y se genera la ilegalidad la que finalmente acarrea la creación y masificación del mercado negro, subiendo los precios del bien adquirir y además -aunque parezca majadero- saltándose valiosos impuestos para el gobierno y la sociedad en general.

A veces me pregunto por qué no se podría sacar a la gente que no comercializa drogas en La Legua, relocalizarlos y luego echar abajo el sector: tienen muchos pasajes, pasadizos secretos y una infinidad de sistemas de "arrancar" en caso de persecución (y no lo he visto en la tele o me han contado, he hecho clases y voluntariado allí salvándome de ser baleado sólo por ser "el tío chascón" mientras hacía clases). Me huele muchas veces a que a "algunos" (léase políticos) les conviene tener vendedores de drogas duras (las reales... coca, coca de mono, prensados, nevados y demases) para después sólo culpar a los gobernantes de turno.

Con respecto a la cannabis, he leído publicaciones serias donde no se comprueba el tan buscado efecto de dependencia. Si tuviese que ejemplificar la peligrosidad de la droga podría hacer la siguiente analogía con respecto al alcohol: una curadera es un genocidio neuronal. Una volada con un pito de marihuana es más similar a lo que le pasa a una llanta de auto. La neurona es la llanta y con el pito pudiese (no está comprobado obviamente, pero al parecer podría ir por ese lado) que se pinche la llanta. Luego de esto la llanta se puede llevar a una vulcanización y parcharla, sin embargo no funcionará al 100% nuevamente. Esa sería la única objeción (que repito aún no está comprobada) que se podría esgrimir en contra del THC.

Y con respecto a voces autorizadas, me parece poco serio que quienes finalmente hablen de cuán serio puede llegar a ser el impacto de una droga no sean ni científicos (el aún arraigado apego por la ciencia como si fuera la única manera de explicar la vida) o tipos que realmente han experimentado los efectos de ésta. Me parece más serio el argumento que expuso "Lemmy" Kilmister frente al parlamento inglés acerca de legalizar la marihuana no porque sea rica o que a todo el mundo le convenga probarla, sino que más que nada para terminar con el círculo de la ilegalidad y los posteriores vicios derivados de ella. Además Lemmy es un tipo que carrete tiene, y MUCHO.

Saludos profe... y nuevamente se pueden ver "mafias" que controlan un buen candidato a terminar con las adicciones como podría resultar el uso terapéutico de la Ibogaína (que además presenta efectos de instrospección potencialmente beneficiosos para terapias psicológicas).

P.S.: a modo personal puedo decir que no defiendo el THC por ser consumidor de él, es más, creo ser uno de los pocos seres humanos en este planeta que siente un profundo dolor de cabeza al fumar un pito (y sólo verde, no paragua).

Juan Emar dijo...

Gus: no tenía idea todo lo que me dices en torno a la Ibogaína.

Me parece preocupante, y como una muestra más de la tendencia represora-conservadora del Conace, que paradójicamente trabaja para los narcos.

De hecho, la política de drogas en este país, según los mismos parámetros del Conace es un desastre.
La gente consume más que antes, y ¡horror! ya no creen que la marihuana sea peligrosa.
Eso se soluciona cambiándola de lista.

Muchos saludos, y por favor tómate todas las libertades que quieras en este espacio.