martes, noviembre 25, 2008

El Rock&Roll del Momento: "Gracias a tí, podemos cabecear"


Desde que me dió por escribir en esto, es tercera vez que debo "lidiar" con una Teletón.
Francamente, creo que no me queda nada muy nuevo por decir aparte de lo ya publicado aquí y aquí. Por respeto a las amables lectoras y los amables lectores no voy a repetir. Si de verdad les interesa, podemos seguir la discusión en las columnas antes linkeadas (no doy ninguna discusión por cerrada en mis columnas).

Tal vez sólo podría agregar que creo que el espiral de crueldad en que ha incurrido el marketing de la Teletón, sólo puede llevar a un grado de absurdo que evidencie el doble filo de esta estrategia. En otras palabras, mientras más compasión intenten despertar endureciendo sus "spots", más duros y macabros deberán ser el próximo año.
Y la resistencia a (o efecto de) ello hace años que se está haciendo ver.
¿Un ejemplo fácil?
Hágale un "censo" a los "Sabía ud. que..." con tema "niñitos de la Teletón" a los últimos "The Clinic".

En fin, sin ánimo de despotricar nuevamente contra la máscara de la solidaridad, esta sección se inspira ahora en su propio héroe de la autosuperación: el señor Tony Iommi.

Frank Anthony Iommi Urian nace un 19 de febrero de 1948 en Birmingham, ciudad industrial de Inglaterra. Durante el día trabajaba en una fábrica de planchas de metal (sí, METAL), y en sus ratos libres tocaba guitarra.
Cuenta la leyenda que era su último día de trabajo en la fábrica cuando la máquina que estaba operando le rebanó la punta de sus dedos medio y anular de la mano derecha.
Para más remate, Tony es zurdo, por lo que necesita esos dedos para digitar las cuerdas.

Pensó seriamente en dejar su prometedor pasatiempo musical, sin embargo -dice la leyenda también- su jefe, que lo había oído tocar en algunos pubs, le recomendó que siguiera. Dicen por ahí, que además fue él quien le habló de Django Reinhardt, guitarrista jazzero gitano que pese a quedar con sus dedos anular y meñique quemados, ideó una forma para poder seguir tocando.

En 1967, junto a sus amigos del colegio John "Ozzy" Osbourne, Terry "Geezer" Butler y Bill Ward, funda la banda Earth.
Al año siguiente es invitado a tocar en Jethro Tull. Pese a que no duró mucho tiempo, alcanzó a salir en el Rock&Roll Circus de los Rolling Stones, y aprendió una disciplina de trabajo que impuso a sus compañeros de banda. Banda que por existir otra con el mismo nombre en Inglaterra, deciden cambiarse el nombre a Black Sabbath.

De ahí en adelante, la historia del Rock cambió.
Las prótesis y cuerdas especiales que usaba para tocar, le dieron un sonido único a su guitarra, siendo quizás lo más relevante el hecho de que para reducir la presión de las cuerdas sobre sus "dedos", desafinó la guitarra 1 tono y medio más grave. Este sonido, especialmente bajo se puede apreciar a partir del discazo "Master of Reality" (escuchar "children of the grave", disponible en el miniwurlitzer del menú).

En el mundo Rockero-Metalero, es un consenso hegemónico el considerar a Black Sabbath como los padres del Metal.
Lo más justo es darle ese crédito a Iommi.
No sólo por ser el único miembro estable en la banda, sino porque fueron sus composiciones usando el famoso tritono (demoníaco para la música sacra), sus riffs y guitarras más graves, las influencias que le dieron forma a la vertiente más pesada del Rock.

Si lo piensan, ese accidente, que casi lo retira de la música, hizo posible la sana descarga de todos esos sentimientos que sólo encuentran su banda sonora en el Rock más pesado.

Esa sí que es una máquina para el Metal...

Por Favor, reAcciones

7 comentarios:

Más acá dijo...

moraleja : se puede si se quiere?

Juan Emar dijo...

jajaja

puede ser.

La otra sería formularla en clave de póker: "si se retira, perdemos todos"

saludos

Gus dijo...

Profe:

Quería agregar el dato del gitano Reinhardt, pero veo que ha hecho una excelente columna al respecto. Sin embargo creo que sí se puede agregar otro dato: Rick Allen, batero de Def Leppard perdió su brazo izquierdo en 1984. Gracias a la ayuda del batero Jeff Rich y sus compañeros de banda, Allen no se dio por vencido y terminó desarrollando un método para seguir tocando batería con su brazo derecho y piernas que se basa en grabaciones reales por partes que realiza en una batería normal y el posterior sampleo de esos sonidos junto a tocar los "ritmos restantes" en vivo para lograr el efecto de una batería normal.

Excelente ejemplo de la superación de estos músicos.

Un abrazo profe

P.D.: ¿Vio el documental del Metal que le pasé la otra vez? Ahí salen hartos datos interesantes respecto a Iommi y al Metal en general.

Saludos

Depende dijo...

Hola!!
quizá con que historias nos partan el corazón en 10 años más aquella gente de la Teletón...

Excelente está la información de Iommi; si que libera nuestra mente y borra los imposibles.

Me recuerda a la historia de Jason Becker (Cacophony), quien sufre de Esclerosis lateral amiotrófica (??) ... [enfermedad que atrofia todos los musculos del cuerpo, llevando a la muerte]
Actualmente su enfermedad está muy avanzada; está totalmente paralizado, sólo puede mover sus ojos; gracias a lo cual se comunica con su familia... y además mediante tales movimientos puede seguir componiendo música...
Ha compuesto así tres discos...
Al momento de descubrir la enfermedad le pronosticaron 3 años de vida más; aunque no todo es pronosticable, en este caso J. Becker a sobrevivido a la enfermedad ya por 18 años.

Eso si que es pasión por la música. Realmente sorprendente...

Adiós, saludos profesor.

PS: Tal enfermedad la padece también Stephen Hawking. Aunque dudo si alguna vez SH habrá siquiera mirado una guitarra...


Juan

Anónimo dijo...

Qué mejor que opacar la teletón con rock and roll (del momento?).

Está buena la historia, sobre todo por la coincidencia del metal...

Saludos,

Valentina

P-Rock EsTePaRiO dijo...

hola jose!

tanto tempo..XD ... weno quizas no sea el mejor medio para eso, pero es lo q se me ocurrió en este momento.. si molesto manda un par de xuxadas varias y asunto arreglao..XD

weno, el pto es:


FELIZ CUMPLE WN!!

dato-regalo: su wena cerveza y wena musika (rock & roll, obvio!) pa hacer salud!! :D


q estés bn y aunque no comento hace tiempo algo q engrandezca tus columnas igual te leo a menudo... salu2!!


Adiéu!



-=P-RoCk! EsTePaRiO=-

Juan Emar dijo...

Gus: tienes toda la razón con Allen. Me acuerdo que la primera vez que lo ví m impresionó mucho. Sin embargo lo olvidé al escribir esto.
Vi el documental, está bueno, y efectivamente me inspiré y saqué mucha información de lo que ahí sale para escribir esto.
Saludos

Juan: sólo pensar en lo que tirarán en 10 años daría para poner a Carlos Pinto y no a Don Francisco a la cabeza del show. Está buena la historia de Becker, no la conocía.
Saludos

Valentina: ¿Coincidencia o consecuencia? jajaja, no, nunca tan místico. Se agradece la sensibilidad.
Saludos

P-Rock: Gracias por acordarte. ¡Nunca fallas!
Estuvo casi como lo describes, pero en el lugar donde nos instalamos no pudimos tener Rock. Tuvimos que soportar unos tambores un par de horas....
Saludos