jueves, abril 23, 2009

Las siete mentiras capitales: "La competencia"


Es como mala leche patear a alguien cuando está en el piso. Aprovecharse de su mal momento, por decirlo de alguna manera. Pero este no es el caso.
Por un lado, porque los susodichos están lejos de estar "en el piso", y por otro lado porque la famosa colusión es lo realmente mala leche si lo comparamos con subirnos al carro de la denostación pública hacia el oligopolio farmacéutico.

Pero la verdad es que no nos quedaremos en esto tampoco. A quien realmente le queremos dar en el piso es al mercado mismo y su propaganda. Aquello que se supone que lo justifica como sistema económico. Como el "óptimo" para algunos, como el "menos malo" para otros.
Para eso fue que nació este ciclo hace algunos meses con una crítica al mismo concepto de "mercado", así que ahora es el turno de la segunda mentira del capitalismo: tal como leyeron en el título, La Competencia.

Desde Adam Smith (e incluso antes) que se defiende a la competencia como una piedra angular del sistema de libre mercado, y como el supuesto asegurador del máximo beneficio para el consumidor: productos de calidad y a bajo precio. Todos ganamos con la competencia.
Además que la famosa competencia se supone que incentiva el desarrollo de nuevas estrategias, nuevos productos, innovación y aumento de la productividad....
Increíble, todos ganan.
Y como si fuera poco, se refuerza esa supuesta masculinidad (con todo respeto a las estimadas lectoras) que tiene el espíritu de competencia como un impulso natural.

Se supone...
Todo perfecto hasta aquí. Teoría pura, que muchos economistas "serios" insisten en repetir como loros. Y no sólo ellos.
También lo hacen los grandes (e indispensables) guardianes estatales del libre mercado: Superintendentes, tribunal de la libre competencia, fiscalía nacional económica, Sernac.

Ahora, si es tan fundamental la competencia, ¿Cómo nos explicamos la tendencia en el capitalismo a disminuirla cada vez más?
Pues para esto basta desempolvar a uno de los grandes visionarios y más agudos analistas de este sistema, cuando recién se estaba asentando: El capitalismo tiene como impulso principal la acumulación del capital.
En términos simples, vale la pena separar analíticamente el capitalismo del libre mercado. En este sentido, si bien la competencia es necesaria para el libre mercado, no lo es para el capitalismo.
Si aceptamos que la tendencia a la acumulación y la concentración del capitalismo es una fuerza mucho más grande que la fiscalización e intentos de asegurar la libre competencia, comprenderemos que el libre mercado tiende a su desaparición. No así el capitalismo. El tétrico panorama sería algo así como una especie de "Fascismo Corporativo".

Ahora, ¿Qué es esta tendencia a la acumulación y la concentración?
La dura realidad -o la paradoja, si se quiere- es que la competencia es destructiva. Por definición, tu bienestar depende -en términos competitivos- de superar a tu adversario. El resultado tiende a que el más fuerte sobreviva y que el débil colapse. El más fuerte puede comprar en volúmenes más altos, por lo tanto, puede ofrecer un precio más bajo. A eso súmele que el más fuerte goza de oportunidades de crédito bastante más amplias que el débil, por lo que puede darse el lujo de vender bajo el costo y tener pérdidas mientras el más débil se asfixia y no le queda otra que cerrar o vender su local al más fuerte. Es lo que sucede con el modelo que emplea D&S a través de sus Líder y Ekono, que hacen quebrar al clásico "almacén de barrio". Además de las matonescas relaciones que tienen con sus proveedores: "te compro a este precio, y si no te gusta, ve a quién le vendes tus toneladas de productos".
[Hablando de D&S y su reciente compra por Wal Mart: en Estados Unidos este agresivo modelo es tan destructivo que los precios de los locales comerciales y terrenos de un lugar donde llega un Wal Mart CAEN. Todos saben que ningún negocio puede prosperar con un gigante al lado (pulse en "agresivo modelo" más arriba para ver el documental sobre Wal Mart).]

Esto no es competir.

Se hace imposible para un "actor nuevo" entrar en el mercado del "retail". Y lo preocupante de esto es lo que se ilustró con las farmacias: tenemos precios bajos un tiempo, pero sólo hasta que los gigantes decidan subirlos. Cuando lo hagan (y en verdad lo hacen lentamente, con muchas argucias de marketing) será todo un desafío encontrar un lugar alternativo para hacer las compras.

La acumulación no sólo se refiere a la explotación o a la riqueza, tiene que ver también con la propiedad. Una de las formas en que este proceso se expresa -donde se ve su contradicción con la competencia- es en el caso de las fusiones y adquisiciones. Por eso fue tan sorpresivo el "no" que le dieron a la fusión entre Falabella y D&S, y por eso aparece al poco tiempo Wal Mart. O eres el gigante o te vendes al gigante. Pero no sobreviven los "David" entre los "Goliat" del capitalismo.

Las farmacias también entendieron esto. Lo saben. Es mucho mejor hacer una "tregua" en la competencia y en vez de disputarse clientes con precios bajos, ponerse de acuerdo y aumentar las ganancias con sobreprecios coordinados (que varios intuían hace años).

Los grandes ganan.

Y no son los únicos. El coludirse en vez de competir aparece como paso lógico -aunque poco ético- para todo aquél que quiera aumentar sus ganancias. Tiene también la ventaja que a no ser que se cometa la estupidez de dejarlo por escrito o hablarlo delante de alguien de la fiscalía, se hace muy difícil de probar. Por eso es tan raro que Fasa haya confesado.
Pero por otro lado, perfectamente puede haber un cálculo en donde sólo saquen ganancias de esto. La cosa es que así como las farmacias, lo hacen supermercados, clínicas, isapres, productores de trigo (se expresa directamente en el pan), la OPEP (petróleo)...y en general todo el que pueda.

No es la competencia lo que mueve el sistema. Es la acumulación y el egoísmo. Por eso sus efectos son inmorales y destructivos.

Por Favor, reAcciones

P.S.1: A propósito del "control de daños" de Fasa, no pasa sólo por aparecer como "los que confesaron" frente a los que "siguen mintiendo". Tampoco por la baja multa en contraste con sus ganancias. Ni se agota en que el modo de resarcir a los clientes pase por descuentos en productos que les venderán nuevamente (o sea, ganancias). Uno de los grandes manejos comunicacionales ha sido instalar el nombre "Fasa" para el escándalo y no el de "Farmacias Ahumada". Ahora, varios sabemos que uno es el nombre que abrevia al otro y que se usa para las acciones y los productos propios, pero no hace mucho alguien me preguntó con genuino desconocimiento "¿Qué es Fasa?"
Cuando respondí "Farmacias Ahumada Sociedad Anónima", me contestaron "Ahhh".
Al menos hay un segmento de la población que tiene disociados ambos nombres, por lo que para ellos la asociación de la colusión con "Farmacias Ahumada" propiamente tal, aparece como distante.

P.S.2: Sugiero que lean el excelente blog "El economista marginal", indispensable para leer la crisis actual, lejos de los economistas "serios". Asimismo, recomiendo la columna "¿Qué crisis?" de mi amigo Tato.

16 comentarios:

Carlos Tromben dijo...

Durante los años dorados del sistema, la década de los noventa, la palabra mágica era M&A: "mergers and acquisitions", que consistía en la acumulación mediada por el mercado financiero. Así se fueron fusionando laboratorios, retailers, bancos... Para ganar sinergias, acceder a nuevos mercados y producir más con menos. Una industria jugosísima para abogados, asesores financieros, agencias clasificadoras y... las bolsas, que estallaban de júbilo cuando se anunciaba uno de esos matrimonios por conveniencia. Hay que recordar que antes de SalcoBrand existían dos cadenas, Salco y Brand...

juan rulfo dijo...

lamento comunicarle que el mercado no va a desaparecer. seguirá existiendo cómo hace 5000 años. es la institución social más eficiente y compleja creada por la humanidad para asignar recursos. en el modo de producción capitalista alcanza su máximo despliegue abarcando todos los sectores.
el capitalismo también seguirá vivito y coleando. esta crisis demuestra que para salvar al capitalismo de los capitalistas se necesita un estado fuerte y eficiente que regule la concentración económica y ejecute políticas redistributivas.
en simple, el mercado es bueno para crecer y malo para la equidad.
El capitalismo como un "proceso de destrucción creativa" (Shumpeter) se encuentra en profunda acción en esta crisis....

maldonado dijo...

En la Teoría de los Sentimientos Morales, Adam Smith reflexiona sobre los fundamentos que a su juicio tiene la conducta humana, y descubre que no es sólo el "interés propio" el que "mueve" al individuo; sino que también la "simpatía". Por lo general, y como es costumbre entre los neoliberales, sólo recuerdan un sólo factor de la ecuación de Smith, o le atribuyen una contradicción entre estas reflexiones y las que contiene la Riqueza de las Naciones, cuestión que es falsa. Otros economistas incluso, como Nash, han "corregido" en ciertos aspectos, la visión de Smith, resaltando las "virtudes" de la "colaboración" por sobre la estricta competencia. Todo esto, claro, se pasa por alto y se insiste en lo más burdo de lo burdo (ocurre lo mismo entre Marx y los marxistas).
Estoy de acuerdo con usted en que el Mercado es con frecuencia "sacralizado", "personalizado" por los capitalistas, perdiendo con ello todo lo positivo que pueda ofrecer. No llegando a ese extremo, creo que la existencia de un mercado es prácticamente inevitable. En ese sentido, hay que velar porque sea realmente libre, y no un simulacro que beneficie a aquellos desequilibrados que, dejando de lado la "simpatía", sólo se "mueven" por el "interés propio" (FASA, Walmart y otras pestes).

Saludos

MEFISTO dijo...

¿A que tanta sorpresa? lo de las farmacias era algo conocido, salió a la luz pública porque cambiaron al fiscal económico, por un tiempo las boticas de barrio se hicieron la venta del año, en las ferias subieron las ventas de medicamentos,el mercado se regula solo ¿?,algunos podríamos tenerle fé al estado, pero en el estado hay tal cantidad de compromisos con el mercado que la famosa redistribución y protección es cada vez más utópica, en fin puedo renegar del capitalismo, pero tengo el chip incorporado,otra cosa que me llama la atención es que la mayoría de las personas tienen la visión de un estado proteccionista y propio del estado de bienestar,siendo que cada uno se rasca con sus propias uñas, es algo que queda tambien en el ship...Lo positivo de todo esto ha sido que las personas han realizado el ejercicio cuidadano del reclamo y pataleo...algo es algo

p.s (gracias por la deferencia en el discurso)

Anónimo dijo...

Creo que el problema es que los fiscalizados tienen más poder que los fiscalizadores.

Incluso se evidencia en el impacto de las acciones de cada uno: las farmacias ganaron millones por su colusión y se cagaron a un montón de gente. La sanción es mínima y obliga a la gente a seguir comprándoles....Nada más que decir.

Antonia

Cimero dijo...

Las diatribas con cero fundamente cientifico del sr rulfo al ente que llama mercado me hacen pensar que por fuerza tiene que pertenecer al 10% de la poblacion que posee el 85% de los recursos del planeta, lo cual hace comprensible que el considere que el "mercado" es lo maxima creacion humana para "asignar" los recursos. Sr rulfo, me alegro de comunicarle que el mercado libre, que es lo supongo que Ud. se refiere, NO es una institucion, es un sistema, y que es consenso entre los historiadores de la economia que el mercado libre es un fenomeno historico muy especifico que se origino en Europa recien en el medioevo tardio, o sea, mucho mas tarde de los 5000 años que propone Ud. Por ultimo, le comunico que al ritmo actual de explotacion del planeta bajo la filosofia del libre mercado, que pregona que la solucion a la pobreza es "generar" mas riquezas, en vez de utilizarlas RACIONALMENTE, lo mas seguro que no quede nadie que discuta como el libre mercado precipito la extincion de la especie humana. Concedo que una regulacion racional de parte del estado u otro organismo pueda ser una solucion a la crisis actual y a la catastrofe que se avecina.
saludos

Anónimo dijo...

sr cimero,
calificar de diatribas mis opiniones no contribuye al debate.
asi que....paso.
el mercado como institución se origina en china 3000 años AC.durantela baja edad media tiene un salto institucional por que aparece el dinero fiduciario.
el fracaso de los socialismos reales demuestra que al mercado no se le puede sustutuir.....aparece el mercado negro.
el mercado es una institución toda vez que tiene usos, costumbres y legilación propia. el capitalismo es el sistema y el mercado es una -no la unica por cierto- de las instituciones que le sirve de fundamento.
culpar al mercado del crimen ecológico es errado, por que corresponde al estado domeñar al mercado en esta y otras areas que ya señale antes.

atentamente

juan rulfo dijo...

cimero, el comentario anterior se fué como Anónimo pero es mio por cierto........

Jorge A. Gómez Arismendi dijo...

Es sumamente necesaria esa distinción entre libre mercado (entendido como el libre intercambio de productos) y capitalismo (estructurado en base a un lógica de concentración no sólo del capital, sino también del poder político, puesto que el Estado se vuelve un instrumento que favorece tal estructura).

Desde una lógica neofrankfurtiana, esto termina en el capitalismo tardío (monopólico), donde irremediablemente se necesita del Estado para afrontar los crecientes desequilibrios generados por la economía especulativa, que incluso va contra de la lógica del antiguo capitalismo industrial.

Bajo esa lógica, el Libre mercado deriva en Crony Capitalismo.

maldonado dijo...

No vendo pomadas ni me calientan los anarquistas; pero cuando la mayoría corre tras el estado para solucionar los "problemas de la raza humana", creo que retrocedemos más que avanzamos.

Cimero dijo...

sr rulfo, entiendo su termino "mercado" como comercio, y en ese caso esta fuera de toda discusion que es un sistema, o institucion si prefiere, bastante antiguo. Agradeceria me sacara Ud de mi error y me aclare a que se refiere con "mercado".

juan rulfo dijo...

encantado sr cimero,

mercado = institucióm que permite el libre intercambio de productos y servicios; que tiene usos, costumbres y legilación propia.
Para que sea "libre" (competitivo) debe estar garantizada la libre concurrencia de cuantos productores y consumidores quieran y puedan participar en él.

Juan Emar dijo...

Vaya que entretenida la discusión que se armó.
Iré por partes, agredeciendo desde ya vuestros comentarios.

Carlos: agradezco tan ad-hoc y consonante acotación. Tal como lo demuestras, el capitalismo ofrece posibilidades de negocio hasta para la propia destrucción de los cimientos del mercado.
Saludos

Tocayo: tiendo a ser respetuoso de toda la metafísica no occidental, por lo que no tengo ninguna razón para desestimar que usted efectivamente pueda conocer el futuro (del mercado y del capitalismo). Sin embargo, creo que otros aspectos sí los puedo discutir: estoy de acuerdo, el mercado lleva más de 5000 años. Estoy de acuerdo también con que el capitalismo vive de las crisis -es más, es donde aparecen las mejores oportunidades de negocio.
Sin embargo el capitalismo es un fenómeno mucho más nuevo que el mercado, y en rigor no supera los 250 años.
No son lo mismo, y me parece que la evidencia apunta a que el capitalismo fácilmente puede destruir el libre mercado, si es que no hay un Estado fuerte, rápido y duro que lo ataje. El tema es que hay mucha afinidad electiva entre los que defienden el capitalismo y los que piden que disminuya el Estado al mínimo. Por no decir que son los mismos.
Ahora, examinando los términos en los que discute con Cimero, déjeme decirle que el mercado -tal como lo define- no ha existido jamás. Y por eso suena tan bonito.
A todo esto súmele la realidad de que los recursos son limitados...
Saludos

Mefisto: antes que todo, me excuso por tratarte con pronombres masculinos. Recientemente me di cuenta de que eres mujer. Entenderás que tu apodo se presta para el equívoco.
Algo es algo, es cierto. Y maldito sea ese Chip que describes...finalmente llegamos a lo mismo: el "rascarse con las propias uñas" no es más que la cara "pobre" del egoísmo que realmente mueve al sistema.
Saludos
P.S.: Quedé metido: ¿Cuál deferencia?

Antonia: (¡Tiempo sin leerte!) Y no sólo eso. Los fiscalizados despliegan "lobbys" para que el poder de los fiscalizadores disminuya cada vez más. El mejor ejemplo es la despenalización de la colusión ocurrida durante el gobierno pasado. Más que multas, los descriteriados debieron haber ido presos. Con respecto al modo en como han "compensado", ahora sí que están armando la gran base de datos con los rut....
Saludos

Don Cimero: estimado, y sólo para avivar el tema: agréguele la inminente crisis por el agotamiento del petróleo. Ojalá todo funcionara con la lógica de que "si dura 5000 años, dura para siempre". La catástrofe es inminente. Y por mucho que no se la quiera asociar al sistema, el capitalismo en tanto acumulación potencialmente infinita pasa por alto (necesita hacerlo) el hecho de que vivimos en un planeta finito, en un geoide -por no decir esfera. Mis saludos y le recomiendo que visite el blog "El economista marginal" recientemente agregado a la lista de enlaces.

Jorge: a estas alturas no sólo es necesaria, sino que fundamental. No sé si será un fenómeno ideológico la constante tendencia a la confusión de ambos, pero insisto en como a cada rato se nos demuestra que no sólo no son lo mismo, sino que llegan a ser contradictorios...
Y de que han recurrido al Estado últimamente para los salvatajes, lo han hecho...
¿Y hasta cuándo?
Saludos

Maldonado: lo que es peor, es que se recurre al Estado para solucionar problemas en los que ni siquiera se asume la naturaleza humana en ellos...
Saludos

Anónimo dijo...

Así es...y eso cuando no son hermanos / primos/ tíos o incluso la misma persona! ¿ Viste el artículo sobre el estudio de Lucas Sierra sobre Piñera y el proyecto de TV en El Mostrador?

Anto

juan rulfo dijo...

tocayo,
parece que leyó a la rápida las reacciones que se acumularon durante su ausencia. si ud. lee de nuevo más arriba, yo señalé (y aquí copy and paste): "el capitalismo es el sistema y el mercado es una -no la única por cierto- de las instituciones que le sirve de fundamento"
está claro que mercado y capitalismo no son lo mismo, de hecho a lo largo de la historia el mercado ha sido instrumento de diferentes modos de producción: deede el truque agrario primitivo a la globalización capitalista actual.

MEFISTO dijo...

Don Juan, al final me da lo mismo los pronombres ¡al tiro con el pensmaiento binario!...
no es un apodo, es un homenaje a mi hijo gatuno que QDP...
sobre la deferencia era eso de que
"Y como si fuera poco, se refuerza esa supuesta masculinidad (con todo respeto a las estimadas lectoras) que tiene el espíritu de competencia como un impulso natural."
Cambio y fuera