viernes, agosto 07, 2009

Razones para matar

Recuerdo que cuando vi "Hombre muerto caminando" (Dead man Walking, dirigida por Tim Robbins, 1995) quedé bastante impresionado. La película es la adaptación de un libro homónimo escrito por la monja Helen Prejean, basado en sus vivencias con un par de condenados a muerte. El personaje que -magistralmente- encarna Sean Penn es realmente la fusión de dos condenados, pero en la película se trata de Matthew Poncelet un tipo que asesinó una pareja de jóvenes habiendo violado también a la chica. Su cómplice logra obtener un castigo menor y la culpa (y futura inyección letal) recae en Poncelet.
Mientras espera su sentencia, Helen se entrevista varias veces con él y con las familias de los chicos muertos, quienes no pueden entender que ella esté ayudando a Matthew a apelar la sentencia con la ayuda de un buen abogado que no le cobrará.
Poncelet se muestra machista, agresivo, racista y sin ningún tipo de remordimientos al comienzo, pero con el paso del tiempo (y la cercanía de su muerte) comienza a emerger su humanidad, arrepentimiento y finalmente, su confesión.
En todo este proceso, la monja comienza a desarrollar una relación empática con el condenado a quien también es capaz de ver como un ser humano arrepentido y digno de perdón. Gran película. Totalmente recomendable...

¿Cómo explicarse que TODOS los diputados de la UDI que propusieron reponer la pena de muerte a pito de la niña de 5 años violada y asesinada en Valparaíso, firmaron el requerimiento al TC para impugnar la píldora del día después, autoproclamándose "pro-vida"?

Claro, es evidente que hay un morboso oportunismo político y la oportunidad para salir con el discurso comodín de que "no se hace nada para evitar que estos hechos sigan sucediendo". Pero eso no es preocupante. Es decir, sólo evidencia la calidad de buitres de los "honorables" y sus ansias de reelección. Y es probable que eso sea todo.
No obstante, propongo un ejercicio: imaginemos que efectivamente realizan iniciativas movidos por convencimientos y valores. Y que detrás de estas iniciativas hay una racionalidad que las termina ligando a dichos principios.
Tratemos de ver las "razones" para reponerla:

Es evidente que, por definición, la pena de muerte no soluciona ningún problema con respecto a la cadena perpetua. En ninguno de los dos casos el delincuente podrá repetir su crimen.

Desde un punto de vista racional, elevar el "costo" del crimen de cadena perpetua a pena de muerte, me parece bastante marginal. Personalmente no sé si es peor que te maten o pudrirte en la cárcel con la certeza que nunca saldrás (sumado al "especial trato" que reciben los condenados por violación y la posibilidad de que cualquier día te maten o "suiciden").
Independiente de eso, me parece que este tipo de crímenes (violar y asesinar la hija de 5 años de los vecinos) tiene poco que ver con la racionalidad. Acá hay claramente una impulsividad bastante patológica. Y si incorporamos a los psicópatas a este cuadro, más obsoleta queda la perspectiva de la "acción racional" para analizar el delito y el castigo para "evitarlo".

Cuento aparte es el cálculo económico que se pone tan de moda para estos eventos: lo que le cuesta "a todos los chilenos" mantener vivo un personaje de estos y todo lo que se podría hacer con ese dinero. Que son recursos para educar a 10 niños en el sistema público, que es casi el doble del sueldo mínimo...y así. El clásico argumento de "tocar el bolsillo".

Cuento aparte es también si lo que está en juego es un sentimiento de venganza. El hecho de no querer que un criminal así comparta el mismo aire que el resto y peor aún, mantenerlo. El hecho de descargar la frustración de una vida perdida, haciéndole perder la vida al culpable. El regreso a ese gusto por ver sufrir que se plasmaba en el circo romano y que luego se legitimó como "justicia" en las ejecuciones públicas. La sed de crueldad y de sangre, en definitiva.

Pero que no vengan con la mentira de que esto es para evitar que vuelva a suceder.

Me preocupa de sobremanera la forma en como razonan quienes votan las leyes que nos rigen. ¿Qué tiene en la cabeza una persona que pide prohibir la píldora del día después, con el argumento de defender "la vida", y que al mismo tiempo propone asesinar a ciertos criminales?

Entonces tenemos que empezar a matizar y a decir que es la vida inocente, del que está por nacer la que se defiende. Y que en este caso se trata de monstruos adultos con discernimiento. Que no es lo mismo defender una vida que la otra...

Puede ser...
Pero díganlo como es: les gusta afirmar la crueldad y tienen trancas con la sexualidad.
Quieren ejecutar y que las promiscuas "paguen" su placer con embarazos.
En resumen, quieren castigar.

Asúmanlo y por favor dejen de usar ese slogan mentiroso de "defensa de LA vida", porque parecen payasos y es imposible creerles.

Por Favor, reAcciones

P.S.: aprovecho de inaugurar una nueva "etiqueta" para las columnas de este blog. Se llama "imbecileyes", y agrupa(rá) eso: leyes (o proyectos de ley) imbéciles.

20 comentarios:

Emiliano dijo...

¿Sobre que base se sustenta la afirmación "les gusta afirmar la crueldad y tienen trancas con la sexualidad.
Quieren ejecutar y que las promiscuas "paguen" su placer con embarazos"
En resumen, quieren castigar."?

Considero que debe probar eso. Además de probar lo "mentiroso" del slogan "defensa de la vida".

Por lo demás,el tema de la pena de muerte no sólo es una propuesta de algunos diputados UDI, también de unos cuantos concertacionistas.

Saludos

P.S.: no obstante no estar de acuerdo con la pena de muerte,hay que hacer una distinción entre inocentes y no inocentes, que no sólo aplica al caso comentado, sino también a la legítima defensa.

cosasquememolestan dijo...

Tomando en cuenta la... ejem... línea editorial de este blog (con la que no tengo problema), simplemente no veo la conexión entre hipocresía y UDI, por la sencilla razón de que el caso de la niña apela a algo mucho más gutural e irracional que la mera postura política: el asco y repulsión por una barbaridad inhumana, y la impotencia de vivir en un mundo que precisamente se ve desligado de todo sentido racional. Facho o comeguagua, pedir la cabeza del enajenado es una reacción natural y comprensible. Porque apela a un sentido interno de odio fácil de manipular.

De ahí a que cada uno tenga su agenda particular, es pollo de otra cazuela. Ahí tenemos el ejemplo de los conservadores gringos, que en cada discusión invocan el miedo a que alguien te meta a tu casa y amordace a tu familia. que la ira interna. Acá tenemos la acción justificada por lo que ví en "En la Mira". Si la derecha juega bien sus sus cartas, pues... ¡Temblad, criminales!

Lo que me preocupa de lo discutido acá es que resulta un poco más complicado que sadismo patológico. Los vecinos querían apedrear ahí mismo al criminal: ¿eso los hace malas personas? La dura y triste verdad es que realmente resulta difícil ser racional en casos como éste, ideologías aparte. Es difícil perdonar cuando te toca a tí atestiguar la miseria del lobo hombre.

Quien sabe: a lo mejor, fuera de agendas personales, más de un diputado sentía una sincera necesidad castigar al malo y devolver el sentido de justicia y verdad a un mundo tan cruel.

Saludos de un ex-etéreo que se le ocurrió solidificarse (¿coagular?) un día de esos.

Cimero dijo...

"Les gusta afirmar la crueldad y tienen trancas con la sexualidad"
Muy buena frase. Es la mejor explicacion racional que he escuchado hasta ahora para la conducta de la derecha.
Primera que nada es un mito que la pena de muerte disminuye previene la delincuencia. Un minimo de investigacion de parte de los "honorables" les dejaria claro lo esteril de su propuesta.

Segundo, los autodenominados "pro-vida " claman a gritos la eliminacion violenta y cruel de un ser humano conciente. Sin embrago se escandalizan porque una mujer decide prevenir la implantacion de una celula (que no piensa y no sienta dolor) de su propio cuerpo.
Esa conducta es histeria pura, y agradezco la frase esclarecedora de Don Emar.
saludos

Anónimo dijo...

Yo creo que el argumento de que una vida es más valiosa que la otra es poco probable, se sostiene poco. Si esta fuera la lógica de la derecha o el conservadurismo en general, estaríamos discutiendo el aborto terapéutico, porque como se sabe hay casos en que se pone en riesgo la vida de la madre.

No entregar la píldora – que además está ultra reconocida como no abortiva- es simplemente un acto de venganza como dices tú. Es vengarse con la mujer y hacerla cargar con las consecuencias de vivir su sexualidad, y además es como vengarse contra ella en los casos de abuso (pareciera que en el fondo se sigue pensando que es culpable más que víctima). También es contradictorio justamente con lo que hablaste en la columna anterior, si los hijos están sujetos al control por parte de sus padres en una lógica de pertenencia ¿ Cómo se entiende que antes de nacer sean protegidos por el Estado y después de nacer todo quede a manos de las familias que además no pudieron decidir si los quisieron tener o no? Creo que los argumentos de la derecha no soportan análisis.

Aprovecho además para comentar que me parece fatal que estos grupos conservadores se “ tomaran” el slogan pro vida. Yo estoy a favor de la vida: pero creo que poder DECIDIR y vivir la sexualidad - sin pensar que por eso merecemos condenarnos en vida o muerte- es afirmar la vida.

Concuerdo con Cimero, la frase es directa, sencilla pero claramente va directamente al punto.

Jose: En relación a la pena de muerte, hay otra película basada en la vida real en que actúa Susan Sarandon, donde se cuenta el relato de 4 o 5 personas que fueron condenados a la pena de muerte siendo finalmente inocentes. La dieron hace uno o dos meses en ISAT Uf…bastante potente.

SAludos,
Antonia

Anónimo dijo...

La película , basada en una obra de teatro, se llama " the exonerated".

Saludos,

Emiliano dijo...

Cimero: puede ser una buena frase desde el punto de vista retórico, pero en sí, no da razones que la sostengan. Es una conclusión desmesurada.

Por lo demás,no hay una relación entre la existencia en el código penal de la pena de muerte y la baja de los delitos de la connotación ya conocida. Sin embargo, creo que hay una diferencia radical entre ser contrario al aborto y ser partidario de la pena de muerte, y aunque no soy partidario de ninguno de los dos, la diferencia estriba en que uno es inocente, y el otro culpable. La "célula" que Ud. denomina es nada más que una vida inocente que no ha completado su ciclo. Eso esta comprobado, otra cosa es que Ud. no lo crea.

Anónimo 1: me parece que concluye algo que tiene que probar. No demostró la relación que existe entre que ciertos sectores quieran prohibir la píldora y la "venganza contra la promiscuidad". Demuéstrelo, tal como el autor del artículo lo debe demostrar.

"creo que poder DECIDIR y vivir la sexualidad - sin pensar que por eso merecemos condenarnos en vida o muerte- es afirmar la vida." Eso también merece una explicación racional. Si entiendo bien, Ud. quiere señalar que la mujer debe tener la libertad de vivir su sexualidad, y si esta le trae consecuencias, debe ser tan libre como para eliminarlas (hablese especificamente de aborto). Cada cual tien una libertad en sentido amplio, de hacer lo que desee; luego asi, puedo matar, violar, torturar, etc. Pero según Ud. mismo indica existen derechos -como el de vivir la sexualidad- los cuales debemos resguardar; así por ejemplo, hay un consenso universal que cataloga la tortura como una práctica deleznable que incluso en caso de guerra esta prohibida, entonces ¿por que permitir el aborto en cualquiera de sus formas, si este atenta contra la vida? ¿acaso no es peor quitar la vida que torturar?. No hay derecho para matar a otro, tal como no hay derecho a torturar.

El niño alojado en el vientre materno puede ser una consecuencia de una sexualidad "libre", pero eso no le da un título de dominio para con él. Ella lo lleva en su seno,pero no es su dueña. Cosmologicamente no hay una relación parte-todo entre ellos, pues no son un continuo, sino más bien hay una relación de contiguidad (no se poner cremillas con el teclado).

Saludos

Juan Emar dijo...

Emiliano: intentaré contestar sus inquietudes, aunque dese ya intuyo que no quedará satisfecho.

En primer término, me parece que usted tiene todo el derecho a sentir que "debo" demostrar una frase que le molesta, sin embargo lejos de ser un artículo científico esta es una opinión que está más cercana a la especulación.
Es simplemente una interpretación en base a los hechos.
Ahora, una interpretación que creo bastante racional.

Partiré por lo más fácil: el slogan de la "defensa de la vida" es mentiroso por cuanto los mismos diputados que dicen defenderla proponen que el Estado asesine. No creo que requiera más demostración. Y de hecho me extraña que no sea capaz de captar la disonancia. Si hablamos de "la" vida, así sin apellido ni matices, pues entonces habría que defender todo tipo de vidas. Desde el daño al ecosistema hasta la vida de un criminal. Cuento aparte si son "algunas" vidas las que hay que defender y otras las que no. En ese caso decir que se defiende "la" vida es una mentira.
¿Estamos claros?

Lo otro tiene que ver con el espíritu del pensamiento conservador. Este pensamiento, que bien se aloja en este grupo de diputados, se caracteriza por tener una moral culposa con respecto a la sexualidad y una alta inclinación a elevar castigos. Es una moral castigadora per se. Son los primeros en proponer elevar las penas de cualquier delito -tal como lo ve en este caso- y tienden a poner el acento en el castigo de las conductas desviadas más que en su prevención. Esto se ve en ambos casos.
El tema de la píldora ya lo hemos hablado y es evidente que usted tiene una posición con respecto al inicio de la vida que le hace defender la "duda razonable" en este tema. Personalmente me parece que los únicos estudios que dicen que "puede" ser abortiva son de una metodología poco seria, sin aislar debidamente las variables, y por parte de investigadores católicos-conservadores.
En definitiva, creo mucho más en la contundencia de la evidencia que dice que no lo es. Sobre todo después de saber cómo en el TC se tergiversaron las investigaciones del Dr. Croxatto.
Desde mi perspectiva -píldora no es abortiva, y no quieren reconocerlo- las razones para oponerse a ella son ideológicas y no jurídico-racionales. El pensamiento conservador tiende a relegar la sexualidad a la procreación y se opone a cualquier método anticonceptivo (excepto el Billings).
De ahí me parece que 2+2=4. Si no hay razones reales (aborto) para oponerse a ella y si más encima se invocó la "defensa de la vida" para impugnarla, y ahora reponer la pena de muerte, sólo me quedan instintos irracionales que sean capaces de aunar ambas conductas. El tema es que el embarazo aparece como el "costo" de la conducta promiscua. Es prohibirle a la mujer que pueda separar su sexualidad de la procreación. Así, el "pecado de la carne" aparece siempre como el correlato del embarazo o la ETS. Esta línea de pensamiento es la que también hace que sea la "familia" un valor central para los conservadores. ¿Por qué? pues porque la familia esconde la represión de la sexualidad. La familia es el efecto de la procreación, no de la sexualidad. Es lo "bonito" de quedarse embarazada. Pero con una pareja estable. Es más, matrimonio mediante.

El instinto de crueldad lo tenemos todos los seres humanos, pero el deseo de castigar se despliega en aquellos que tienen el poder suficiente pare eregirse como "jueces" o para dictar lo que es justo. O sea, las leyes.

No obstante, le agradecería a usted demostrar cuáles son los parlamentarios concertacionistas que impulsan esta moción. No los encontré en ninguna de las fuentes que consulté. Y no es que yo sea concertacionista, pero me llama la atención que si usted exige tanta rigurosidad, se le escape una impresición así.

(continuará...)

Juan Emar dijo...

Ahora, meto un poco la cuchara en lo que plantea en su última intervención: Discrepo que la célula sea una vida "inocente" que no ha cumplido su ciclo. El emotivo adjetivo de inocente sólo es aplicable cuando hay alguien a quien se le pudiera atrubuir culpabilidad o inocencia. Y ahí me parece que volvemos al tema de cuándo hablamos de vida humana dentro de todo este ciclo que no se detiene en ninguna "etapa". El hito siempre será arbitrario y en eso no hay acuerdo.
Pero le doy una pista desde una perspectiva negativa: legalmente se considera muerto a alguien que tiene muerte cerebral. En rigor, si lo desconectas, no hay un homicidio. ¿Por qué entonces no considerar vida legal cuando comienza la actividad cerebral?

Con respecto a su segundo comentario, le pregunto ¿Quién es dueño de esa vida que no ha nacido?
¿Dios? ¿La derecha? ¿El Estado?
Con respecto a la relación entre madre y feto creo que es bastante compleja. Efectivamente no hay autonomía del feto con respecto a la madre. Están atados el uno a la otra y lo que ella haga o consuma, pasará al feto. Entiendo que no son parte-todo, pero creo que la contiguidad no se ajusta lo suficientemente bien al tipo de relación.
Saludos
Cosasquememolestan: primero que todo, déjeme decirle que me alegra mucho que haya vuelto al bloguismo.
Segundo, le agradezco que haya vuelto a leerme, sobre todo porque me imagino lo que le debe irritar el abuso de las comillas que hago. Es un vicio que intento erradicar, pero es harina de otro costal...ya le explicaré.
Ahora, con respecto a su comentario, creo que tiene mucha razón. Sin duda hay mucha emocionalidad a flor de piel. Y se entiende en los vecinos y como primera reacción al hecho. Pero presentar un proyecto de ley basado en lo gutural me parece peligroso. Uno espera un sustrato racional en nuestros legisladores, de modo que nuestras leyes sean también racionales. Es por eso que hago el esfuerzo de ver estas disonancias.
Ahora, si no hay caso, si en ningún momento en todos estos días hay una pequeña reflexión. Si el proyecto entero está escrito desde la guata...pues estamos sonados. Y me preocupa aún más el tipo de parlamentarios que hay ahí representándonos para hacer las leyes a las que nos someteremos.
Saludos

Cimero: me alegro que dicha frase (polémica para nuestro Emiliano) le resulte esclarecedora. Debo admitir, en todo caso, que la conexión entre crueldad-castigar-justicia la relata Nietzsche con gran maestría en el pasaje "de los predicadores de la igualdad" del Zaratustra. También recomiendo el segundo tratado de "Genealogía de la Moral" del mismo autor.
Saludos

Antonia: agradezco que aportes una visión femenina al asunto. Siempre he encontrado curioso que en el tema del aborto y la píldora la discusión se dé mayoritariamente entre hombres...
Agradezco también la recomendación. Intentaré rastrear esa película.
Saludos

Claudio F. Moreira dijo...

Estoy de acuerdo conque apliquen la pena de muerte a violadores, asesinos e incluso a traficantes. Los considero unas plastas y si peco de arrogante por mantenerme en una posición superior a ellos, entonces lo soy, pero el único motivo por el cual me opondría a la pena de muerte es que nuestro sistema legal es tan penca que nos arriesgamos a que condenen a alguien inocente. ¿Qué pasaría si se ejecuta a un supuesto asesino, y tiempo después se descubre que el no era o que quizá por qué motivo fué inculpado?. No lo podemos revivir.

Sobre la pildora y su relación con la derecha política. No hay caso con estos tipos. Mientras sigan teniendo plata para que sus hermosas hijitas pelolais se hagan los abortos con el mejor doctor de la Clinica Indisa no les interesará nunca darle el derecho a elegir a sus compatriotas más pobres. Primero están ellos, segundo ellos, tercero y ellos y cuartos sus sombras... Está en su naturaleza ser unos hijos de puta.

Emiliano dijo...

Sobre la vida en el caso del aborto y la pena de muerte, entiendo la diferencia e hice la salvedad (post scriptum).

Su calificación de moral "culposa" parte de no conocer los verdaderos fundamentos de la moral que Ud. denomina como conservadora.

Respecto del tema PDD, según Ud. dado que los investigadores que hacen los estudios son católico-conservadores, luego sus conclusiones estan equivocadas. El error es evidente.

No defiendo la pena de muerte.

Básicamente, en su percepción de la familia y la sexualidad "conservadoras", le exijo lo mismo que antes: demostrar y no afirmar como mero capricho. La evidencia es el sumo criterio de certeza, ante ella no cabe interpretación.

La madre y el feto están posicionalemte en contacto, hay relacion de contiguidad.

Saludos

Juan Emar dijo...

Emiliano: Veo que se nos despeja algo el asunto. Asumo entonces que queda claro el tema de porqué la defensa de "LA" vida es un slogan mentiroso y asumo también que no fue capaz de encontrar los parlamentarios concertacionistas que según usted apoyaban la moción.

Leí su salvedad en el P.S. y la entiendo. Sólo le hacía la mención en referencia a lo que implica defender "LA" vida. Por lo demás la ejecución por parte del Estado dista de la "legítima defensa".

Usted, con todo respeto, no tiene idea si acaso yo conozco o no la moral conservadora. Estudié en un colegio católico (14 años) y he dedicado bastante tiempo en mis estudios de grado y postgrado a estudiarla. Que a usted no le guste mi interpretación es otro cuento.

Sobre la PDD, por supuesto que el error es evidente, tal como lo plantea. Pero su análisis oculta la razón de peso que yo di para desestimar esos estudios (odio repetir lo que ya he escrito, pero en fin...): "me parece que los únicos estudios que dicen que "puede" ser abortiva son de una metodología poco seria, sin aislar debidamente las variables, y por parte de investigadores católicos-conservadores". Como puede (re)leer, impugno antes que todo la metodología y la incapacidad para aislar las variables, orientando los estudios específicamente a la acción del fármaco.
El hecho de que sean católico-conservadores quienes hacen estos estudios no debiera -en rigor- significar una adulteración de los datos, pero sí puede conducir a una conclusión apresurada en la medida que el estudio no está lo suficientemente bien hecho.
Ahora, si usted cree que no hay ideologías en la ciencia, ni lobby, ni causalidad entre moral y conclusiones de hechos que tienen que ver con la bioética, pues nos quedará poco más por discutir.

Es irrelevante, para este diálogo, su pensamiento en torno a la pena de muerte. Creo que nunca lo hemos puesto en discusión. De hecho yo tampoco he dado mi parecer en torno al tema.

Me temo, estimado, que con respecto a las certezas y evidencias usted todavía afirma una visión de la ciencia y el conocimiento que lleva al menos 50 años en franco retroceso. Hoy por hoy es casi imposible afirmar algo con certeza. Sólo tenemos probabilidades.
Y las evidencias, quiéralo o no, son siempre interpretadas en los códigos que dicta una disciplina (en primer término) y el enfoque teórico usado (en último término).

Ahora, en el caso concreto que usted me "exige", es imposible que yo le demuestre una interpretación.
Es tan capricho decirlo como decir que es una moral "del amor", "de Dios", o decir que hablamos de un ser humano cuando hay fecundación, implantación, o actividad cerebral.
Los hechos ahí están, ya se los dejé: hay afirmación de la familia, del matrimonio, negación de las relaciones sexuales antes del matrimonio, negación de los métodos anticonceptivos no-naturales (los más efectivos), educación en torno a la abstinencia, y sexualidad sometida a al amor y la procreación (no al placer).
El tema es qué hacemos con todos esos hechos. ¿Cómo los unimos?
Y la interpretación es ineludible.
Puede que no le guste, que lo moleste, o que le ofenda, pero no deja de ser una interpretación. Del mismo modo en que un conservador tambien interpretará sus "constelaciones de sentido" de algún modo: "Acorde a Dios", "Acorde a la moral", "Acorde a la pureza", etc.
Una interpretación es indemostrable como cierta o no, sólo puede ser correcta o incorrecta. Al igual que una metáfora. Y en esto yo sigo bastante a Nietzsche: me parece que através del lenguaje y conceptos, no hacemos más que crear metáforas antropomórficas de las cosas, sin jamás llegar a la "cosa en sí".

(continuará...)

Juan Emar dijo...

(...continuación)

Sobre la contiguidad, disculpe que le porfíe, pero no me parece suficiente su silogismo. No sólo están en contacto, sino que uno se creó a partir de una óvulo fecundado de la otra, y no sólo eso: uno está DENTRO de la otra y lo que madre consume (e incluso SIENTE) puede ser traspasado al feto.
Contiguidad no se ajusta del todo.
En este caso la categoría no es apropiada, y me temo que está siendo utilizada por descarte, sin cuestionar la posibilidad de que sean necesarias nuevas categorías.

Saludos

Jorge A. Gómez Arismendi dijo...

Creo que faltó considerar qué ocurre cuando se produce la sensación de que quienes deben administrar la justicia no lo hacen o lo hacen de forma deficiente.

Creo que eso exacerba aún más esas ansías de linchamiento popular, de sangre y de castigo, más aún cuando hablamos de un crimen brutal.

Y creo que esa es la falla en el fondo - y que los políticos oportunistas aprovechan políticamente-.

La gente siente que la justicia no se está administrando de buena forma, por eso quieren tomársela por su propias manos.

Se produce el proceso inverso que Foucault describre en Vigilar y Castigar. Entonces, como el Estado que es el que se reserva el derecho de administrar justicia parece no hacerlo, el derecho retorna a las personas. Y sabemos que eso implica la desaparición del debido proceso.

Ahora, en términos personales, yo lo mato. Si fuera el papá de la víctima, tendría una reacción visceral, creo que lo mató en el tribunal y le doy las razones al juez: Por incompetentes.

No veo el sentido de mantenerle vivo, ni en términos económicos ni de ninguna índole. Preso o muerto, ya mató a un hijo.

MEFISTO dijo...

Acá hay varios puntos interesantes.
1.- ¿El estado puede aseinar? operacionalmente no se puede volver a la pena de muerte, porque ya formaron el convenio de Costarica, así que no hay vuelta atrás.

2.-Congruencia de los discursos "pro vida" sobre los "pro -muerte" en casos contrariamente distintos pero que cruzan en valores, ahora yo me pregunto que MEO (no es mi candidato,ni votaré por él,pero es su frase para el bronce)cada vez tenía razón, en cuando a decir que los hombres tienen más derechos que las mujeres en la medida que su reproducción no está tutelada por el Estado...claro ejemplo Don Juan Emar y Emiliano discutiendo la contiguidad del feto y la madre, siendo que en el caso que alguna mujer pase por eso,ella decidirá...¿o acaso el estado norma el uso del condón, las operaciones de vaseoctomía, las ETS como el papilloma humano de la cuál son muchos portadores y dejan a muchas mujeres con cancer cervico uterino?

3.-Sobre mirar el actuar del violador y asesino como algo que "tiene poco que ver con la racionalidad. Acá hay claramente una impulsividad bastante patológica. Y si incorporamos a los psicópatas a este cuadro" déjeme decirles mis estimad@s que esa es el racionamiento más equivocado que podamos, ver, el caso de Francisca pertenece al 5% de los ni@sabusados, por lo general el 95% de las personas que cometen abusos sexuales y vilaciones no es el vecino que te raptó o un desconocido en la calle, son familiares directos que están dentro de la familia, y en la reparación para abusos sexuales de estos casos hasta es más fácil que se sea alguien externo que alguien que está en tu propio nucleo, hay una cifra negra mis estimados, Francisca pasó a ser noticia nacional porque murió ¿qué queda del otro porcentaje que no murió? ¿los honorables están viendo en inyectarme más recursos a programas que logren una reparación efectiva,o solo les interesa algo mas puntual? y sobre el perfil de los abusadores, no son psicopatas son personas conscientes, mejores vecinos, perfiles sociales muy bien evaluados, aman a sus familias,etc, y eso es lo que da mas miedo,que sean personas perfectamente normales, conscienten de lo que hacen...
personalmente coincido con Jorge, si esto le pasara a mi sobrino yo lo mato, en la forma más visceral...después pagaría mis culpas, mal que mal (y gran contradicción ) serian 5 años por homicidio simple (buena conducta anterior, etc,etc)sumado a una buena conducta en el CPF, rebaja 3 años, en dos años y medio puedo pedir permiso dominical...

Jorge A. Gómez Arismendi dijo...

Yo incluso ante el juez apelaría a que se supone, el Estado es el que debe resguardar la seguridad y la vida de los ciudadanos, y que tal como dicen muchas doctrinas, si el Estado deja de cumplir esa función o lo hace de forma ineficiente, es legítimo que retorne a cada persona, es decir, el derecho a aplicar la justicia.

Si eso lo hago en el tribunal, con los medios transmitiendo, probablemente reciba mucho apoyo de la ciudadanía y se generaría un debate.

No puedo dejar de mencionar que un tribunal dejó libres a unos ladrones (asaltaron Joyas Barón) apelando a que el robo fue en lugar no habitado, aún cuando el atraco fue en horario de mall, con empleados y clientes en el local...

Algunos jueces perdieron el juicio...

Juan Emar dijo...

Doña MEFISTO: me referiré únicamente a su punto 3, ya que no tengo nada que agregar ni contradecir con respecto a los dos anteriores.
Los datos que usted entrega, así como la cifra negra a la que se refiere son muy ciertos. Algo de eso referí en la columna anterior.

Lo que me interesa dejar en claro es que frente a un crimen de esta naturaleza (que ha inspirado reavivar la discusión de pena de muerte) creo que no hay racionalidad en su ejecución.
Esto no quiere decir que quienes lo cometan sean anormales o locos. No en todos los casos al menos, sino que el crimen mismo se comete en una situación más impulsiva que racional (incluso sucede en el caso de muchos violadores que afirman que su víctima "les pedía" el abuso).
¿A qué voy? Que seamos racionales no significa que todo el tiempo estemos tomando decisiones racionales o actuando de acuerdo a la razón. Somos también instintivos o pasionales, si nos ponemos hobbesianos.
En otras palabras, si se le eleva el costo (pena) a un delito como este (violación + asesinato) poco importa para evitar que se cometa nuevamente. Es decir, no me imagino al susodicho haciendo un cálculo costo-beneficio antes de violar y asesinar una niña.

Y sí. Si fuera mi hija, también lo mato. De manera impulsiva y sin medir las consecuencias.
Como dije antes, es la venganza lo que está en juego.

Saludos

Jorge A. Gómez Arismendi dijo...

El sueño de la razón produce monstruos...

MEFISTO dijo...

Estimado Don J.E:

La venganza ¿de la ciudadanía, la sociedad,el estado, diputados y senadores o del sujeto que no pudo controlar sus impulsos sexuales?queda abierta la pregunta,
me remito a que entienda que no quise decir que el crimen era ejecutado de modo racional "es decir con premeditación,planificación" pero si no era ella sería otra debido a las circunstancias, mi punto era que todos cargamos con pulsiones de diversos tipos,el perfil de un violador asesino, puede variar debido a sus cirncustancias,todos somos un poco lobos de nosotros mismo, como tambien lo contrario...

El Extranjero dijo...

Asiduo a utilizar frases que no son mías, sólo puedo decir que "todos somos iguales, pero algunos somos más iguales que otros".
Bueno, también acotar que, en la lógica católica, un feto o siquiera un montón de células son culpables (lo contrario de inocentes) del pecado original, ¿no es por eso acaso que los bautizan ya nacidos?

Juan Emar dijo...

Jorge: en efecto. Así es la cosa.

MEFISTO: Entiendo perfectamente. Efectivamente todos cargamos con pulsiones e impulsos, sin embargo no todos los concretamos. Existen frenos tanto culturales (la moral con la que fuiste educado), como neurológicos (lóbulo frontal) que están repartidos de distinta manera en todos nosotros.
En otras palabras, hay quienes simplemente no PUEDEN evitarlo, como también hay quienes no QUIEREN evitarlo.
Supongo que estamos de acuerdo que el cálculo racional poco tiene que ver en estos casos. Es por eso que se debe entender como un castigo y no como una forma de evitar que el hecho suceda nuevamente.
¿Cuál venganza?
Pues todas al mismo tiempo. Es "LA" venganza, entendida como un espíritu casi instintivo. Que puede institucionalizarse o materializarse en cualquiera. Pero ahí está...en todos, en distintos grados.
Saludos

Extranjero: Amén. De hecho, si mueren sin ser bautizados, se van al "limbo".
Saludos