jueves, septiembre 14, 2006

El Rock&Roll del momento: Pilo Yáñez (Juan Emar)


"J'en ai marre" en francés significa "estoy harto". Por eso Álvaro Yáñez Bianchi -"Pilo" para los amigos- adoptó el seudónimo de Juan Emar.
Es más que correcto que si llevo más de 4 meses usurpando su seudónimo, dar al menos algunas luces de quién fue este monstruo de la literatura chilena.

Nació en 1893, hijo del acomodado Eliodoro Yáñez, que aparte de ser el nombre de Colón abajo de Tobalaba, fue dueño de La Nación y destacado político aristócrata. Esto le permitió tener un buen pasar a lo largo de su vida, y fuera de escribir y pintar, no hacer mucho más.
Partió escribiendo notas de arte en el diario de su papi (igual que muchos que se meten a estudiar ingeniería comercial para administrarles las empresas a sus papitos), las cuales se han reeditado. Donde los pesados de la librería Ulises las pueden encontrar seguro, aunque a ese precio propio de los libros en nuestro país que nos hacen encargar a Argentina cada vez que podemos.
En 1935 editó 3 novelas (que no sobrepasan las 200 páginas cada una): "Un Año", "Miltín 1934", y "Ayer".
Silencio rotundo. Como cuando Nietzsche editó "El nacimiento de la tragedia".
Dos años más tarde sacó su libro de cuentos "Diez".
Silencio nuevamente.
Frustrado y entre ires y venires a Francia y la hacienda de su familia, decidió no editar nunca más.
Escribió y viajó con su prima-esposa, y en 1964 muere dejando inconclusa la obra más larga en la literatura hispanoamericana: Umbral. Más de 5.500 páginas de delirio surrealista.

Su literatura es algo bastante único, no extraña el silencio de la crítica y el reconocimiento tardío.
Mucho se le debe a Pablo Neruda, quien prologó en 1971 una nueva edición de "Diez". En esa oportunidad, lo describió como "nuestro Kafka".
En honor a la verdad, y siendo un amante de las obras de ambos, los estilos y temáticas no tienen mucho en común. Pero ambos generan un efecto similar: una mezcla entre lucidez, complicidad, y soledad.

No los aburriré más con datos biográficos o críticas literarias, si presionan aquí encontrarán un buen link para saber más acerca de él y leer algo de sus obras.

Pilo: gracias por tus evocaciones, gracias por tu humor, gracias por tus desvaríos, gracias por prestarme tu seudónimo.
Mi humilde homenaje para un incomprendido, e injustamente desconocido genio.

¿reAcciones?

P.S.: ¿Será necesario explicar por qué está en "el Rock&Roll del momento"?
Posted by Picasa

22 comentarios:

Anónimo dijo...

esto no hace mas que confirmar que el conocimiento no tiene nada que ver necesariamente con la justicia, ni con la belleza, ni con la verdad.

y bueno... cuando nietzsche sacó su primer libro, sucitó un debate dentro de la sociedad filológica alemana, en el cual incluso participó wagner, en defensa de su hasta entonces joven protegido. la escuela de berlin catalogó al nuevo libro como un tratado esotérico lejos de la ciencia objetiva filologica. wilsmaesten fue el mas sanguinario opositor. de juan emar casi nadie escribió. hoy en día se montó una obra de teatro. silencio. nada que decir.

lfom

Anónimo dijo...

hola!

pero no cache quién era Juan Emar... porque el Pilo Yáñez se puso así por el po... pero quién era él???

y te felicito por lo escribes, es interesante...

chaus

Juan Emar dijo...

Usuario anónimo: gracias por tu inquietud. Juan Emar es el seudónimo de "Pilo" Yáñez porque fonéticamente suena muy parecido a la expresión francesa de "estoy harto" que se explica en la primera frase del artículo.

Lipe: tienes mucha razón, efectivamente se dio un debate con respecto a la obra de Nietzsche, me equivoqué con enlazar la palabra silencio...aunque sabemos que el TIPO de ruido que generó no son los pensamientos que Nietzsche hubiera esperado suscitar. Desde esa perpectiva silencio no es lo que tiene en común con Juan Emar, sino la falta de correspondencia entre el "mensaje" y su "recepción".
Ruego me disculpes metáforas tan burdas.
Buena la obra de teatro (Ayer) por cierto.

Anónimo dijo...

Juan Emar = J`en ai marre, pero Pilo que pito toca ahy?

Juan Emar dijo...

anónimo: Pilo está harto, escribe, y usa Juan Emar como seudónimo. Por la fonética del nombre. ¿Queda claro?
No es que "Juan Emar" haya existido más allá del seudónimo de Pilo Yáñez.
Por favor hazme saber si aún no se entiende.
Saludos

monje dijo...

generalemente sobre lo realmente bueno poco se conoce o se divulga.....
al final lo que determina lo que es y no es "conocido", no tiene relacion alguna con la calidad o con la lucidez de la obra...nada de eso...

y así pasa en todos los ambitos, desde la musica, la obras plásticas, poesia literatura... etc.

Anónimo dijo...

Juan Emar... tantos años sin saber de este ilustre escritor... en mmis años de colegio leímos y estudiamos "Diez" y otros escritos menores, por casi un semestre completo... sí, mi colegio era bastante especial, tenía profesores de castellano buenos que sí se interesaban por enseñarnos buena literatura y no sólo a separar frases con sujeto y predicado. Bueno, en realidad tenía profesores buenos en gran parte de las materias, pero no me reconozco como una alumna muy interesada en otros ramos fuera de castellano, historia, artes plásticas y educación física.
La verdad es que Diez es realmente una obra apasionante, llena de simbolismos y significados ocultos, la he leído muchas veces y no dejo de fascinarme... pero increíblemente no sabía que Juan Emar había dejado inconclusa ese libro, me encantaría incarle el diente... aunque esté inconcluso.

MPI

Juan Emar dijo...

MPI: envidio tu enseñanza escolar de Castellano.

Muchísimo.

Si bien, yo también conocí a JE en el colegio, sólo fue la lectura de "El pájaro verde".

Quedé confundido con lo que dices al final: no es "Diez" la obra que dejó inconclusa, sino "Umbral".
Espero que haya quedado claro.

Muchos saludos y gracias por dejar tu testimonio.
Insisto, tuviste mucha suerte.

Consuelo dijo...

A anónimo que no cachaba que Juan Emar es seudónimo, y al autor: Creo que se entiende más si escribes que fonéticamente suenan casi igual
J'EN AI MARRE y JEAN ÉMAR, lo segundo traducido a medias seria JUAN EMAR. Esto es claridad.

Anónimo dijo...

el 2007 hubo una exposición de objetos, dibujos y demases de juan emar en la biblioteka nacional,a Juan Emar lo conocí junto con Rosamel del valle,a todo esto, nadie cachaba mucho de quien se trataba en la expo...en fin...larga vida a Juan Emar...

Mefisto

Juan Emar dijo...

¡Larga Vida pues Mefisto!. Estuve en esa exposición, y la disfruté bastante.
¿Puedo preguntar cuándo tuviste el placer de conocerlo?
Saludos

Revisionista Confeso dijo...

Lo conocí patrocinando carreras de moscas en donde él mismo le arrancaba las alas, ja,ja.
En realidad me lo presentó un amigo Poeta junto a Rosamel del Valle,allá por el año 2003, leí de él Ayer y sobre todo UN AÑO....

Hernán Castellano Girón dijo...

Es saludable ver que el "usurpador" Juan Emar da crédito al verdadero, suscitando un rosario de opiniones que van de la perplejidad al entusiasmo. Cuando uno asume otra identidad, comoProteo, revela una notable forma de homenaje.
En realidad las 5.500 pags de Umbral eran muchas más en el manuscrito, un baúl que entiendo está conservado en una universidad de los EE.UU. (SUNY at Stonybrook?). Pero Umbral no sólo constituye el manuscrito más extenso de Hispanoamérica, es también el libro más extenso jamás escrito por mano humana sublunar (según destacados estudiosos como Pedro Lastra). La edición de 500 ejs. de DIBAM en 1996 (con libros gruesos como guías telefónicas de Tlön) nunca llegó a venderse totalmente. Creo que aún se pueden conseguir a 250lucas. Honor a ella! Verguenza para los/las bestsellers que esparcen su literatura chatarra!

Juan Emar dijo...

Don Hernán, le agradezco los pormenores y aclaraciones de las cuales no estaba al tanto.

Puedo presumir que adquirí hace unos años dicha edición naranja. Y que en dicho momento pagué bastante menos que la cifra que usted menciona.

El único libro que me ha sido imposible hasta el momento es Miltín

¿Tiene algún dato por ahí?

Se lo agradecería.

Mis saludos

Hernán Castellano Girón dijo...

Estimado Juan Emar The Second!
Gracias por comentar mi comentario, es infrecuente que esto suceda en los blogs.
Yo creo sólo tener una fotocopia de Miltín, que tendría que buscar porque aun, despues de mi vuelta a Chile, mi casa es un caos con docenas de cajas.
Yo saqué fotocopias al menos hace unos 15 añitos, creo que fue en la UC Berkeley, pero tb pudo haber sido en Hofstra Long Island donde en 1988 asistí a un seminario graduado sobre dada y surrealismo, con la afamada (fallecida) Anna Balakian y pude ver tesoros como el ajedrez original de Duchamp, etc. y conocer a Dorothea Tanning, viuda de Max Ernst.
yo escribiré cuando encuentre Miltín.
mi email es castellanogiron@yahoo.com.

Anónimo dijo...

gracias por explicar de forma tan cabal quién fue el pilo yáñez, con el cariño, la admiración y siempre, siempre el apasionamiento que produce su obra, y en el caso de él, su propia personalidad y su pensamiento que lo llevó a buscar 'vivir de otro modo', porque detrás de toda la cosmogonía que es sobre todo Umbral se termina entreviendo que el rollo del pilo era trascender lo superficial, y para él lo superficial era precisamente este mundo y este país cuando era un gran latifundio criollista y de lo cual hoy tan sólo quedan vestigios de compraventa. saludos de un pilómano de corazón

manchufelito@gmail.com

http://lacomunidadliterariadelaostaroja.blogspot.com/2008/03/personaje-del-mes.html

Juan Emar dijo...

Estimado pilómano:

gracias por pasar por aquí y gracias por sus palabras y dejár su vínculo. Lamentablemente este blog está lejos de estar dedicado a Pilo o a la literatura, pero mi admiración se mantiene en los niveles que usted puede observar.
Espero no defraudarlo con el resto de los contenidos, así que sea usted bienvenido a pasar nuevamente cuando quiera.

Saludos

Anónimo dijo...

Descubrí a Juan Emar ( al verdadero pretérito) leyendo unos comics chilenos semi-olvidados en el centro de recursos del liceo Agrícola de San Miguel de Azapa-Arica. La primera obra que conocí fue Unicornio, y la verdad que me perturbo ( en términos fenomenológicos ) la significacancia de la realidad de este presente "hoy-día" tal vez, espero seguir redescubriendo a este verdadero mostruo futurista, onírico e insensatamente necesario para aprender de psicología arquetipica futurista.

Atte.

contacto@franciscovarela.cl

Anónimo dijo...

Chile es como la Loba capitolina, pero al revés, mira con amor a los extraños y con odio a sus hijos.
Nadie dio bola a Emar en vida, solo lo comentó Barrios, su yerno. Al final se autoconvenció que no valía nada y en la pobreza, se enclaustró en el campo, dedicado al opio.
La Biblioteca ha publicado una excelente edición faccimilar, y Dedal de Oro (de un nieto suyo) una edición de dibujos.
Así trata Chile a sus hijos: a Gabriela, a Miguel Serrano, Matta, Ruiz, Jodorowsky, nadie los conocería si no hubiesen tenido el tino de irse de acá; Gabriela por ser rota, Vicente Huidobro por pije, Emar por rico, Rokha por pobre, Alcalde también, Serrano por nazi y etc. Solo toleramos la áurea medianía, nos ofende el talento.
Felicitaciones, Emar 2°. Lo leo con interés.

Anónimo dijo...

Platón decía que el Amor es el deseo de la Belleza, pero nosotros los shilenos odiamos la Belleza, la Inteligencia. Estamos enfermos. ¿Por qué será? Pienso que como mestizos nos han enseñado que indio = feo y tonto, entonces siendo feos y tontos debemos odiar la Belleza y la Inteligencia, que pertenece a los Otros.
¿Será?

Juan Emar dijo...

Anónimo 1: Es curioso el fenómeno que ud. plantea. Puesto en chilenismos, es lo que parece estar tras el "chaqueteo" o el llamado "pago de Chile". La verdad es que no tengo muy claro el por qué ocurre y tiendo - deformación profesional - a intentar buscar causas más que esencialismos del tipo ("Es que así somos no más, de raza"). Por cierto, no digo que usted lo haga.
Hay una mezquindad y una mediocridad que cruzan el general de nuestra idiosincrasia, que tiende a "apocarse" cuando nos comparamos con los demás. Teniendo el doble efecto que ud. muy bien resume: sobre-elevar al extranjero y sub-estimar al compatriota que bien puede aportar.
Gracias por pasar por aquí y leer. Prometo actualizar pronto.

Juan Emar dijo...

Anónimo 2: Pese a que uno podría deducir discursivamente que ud. es la misma persona que Anónimo 1, frente a la ausencia de seguridad me tomo la libertad de contestarle por separado sólo en caso de que no lo sea.

La teoría que propone (del mestizaje) me parece plausible. Adquiere mayor sentido si lo cruzamos con nuestra publicidad y el racismo no asumido que puede verse ahí: ¿A qué porcentaje de chilenos representa el fenotipo Europeo-caucásico que ponemos en revistas, televisión, ministerios y a vendernos productos en la publicidad?

Creo que hay una negación de nuestro mestizaje (y más aún del indígena, en tanto parte fundamental del mestizaje), que termina llevando a una negación de nosotros mismos. A una vergüenza y apocamiento mezquino.

Interesante tema. Gracias por ponerlo aquí.

Saludos