domingo, abril 08, 2007

El gesto de la semana: "santa"


El 2002 se estrenó "Amén" de Costa-Gavras. Un director que acostumbra a "atreverse" en los temas de sus películas, como "Z", "Estado de Sitio", o "Missing".
"Amén" en particular, está basada en un hecho real (lo que no la hace un documental) ocurrido durante los último años de la alemania nazi. El teniente de las SS Armadas Kurt Gerstein trabaja en el instituto de higiene. Entre otras cosas se dedica a inventar maneras para que los soldados puedan purificar agua en el frente. En eso se le encomienda desarrollar un efectivo desinfectante para las barracas de los soldados: el Zyklon-B. Dudoso de la cantidad de órdenes que le encargan, es testigo del real uso que se le está dando: cámaras de gas. El Zyklon-B es más barato para la "solución final" que las balas.
Gerstein, que fue un tipo que estuvo preso 2 veces durante la alemania nazi por defender posiciones cristianas que llevaban la contra al nacionalsocialismo, fue expulsado del partido nazi en 1938. Aún así, se las arregló para entrar a las SS armadas. La mayoría de sus biógrafos explican esta decisión como un intento de Gerstein de "espiar" lo que estaba sucediendo luego que poco antes de estallar la guerra su hermana deficiente mental muriera misteriosamente, se supone que víctima de los programas de "eutanasia" del Tercer Reich.
Gerstein intentó contactarse con los aliados y con el vaticano, donde Pío XXII y compañía -conocido como "el papa de Hitler"- hicieron bastante vista gorda con el trato a los judíos, mientras habían logrado detener rápidamente los programas de asesinato a enfermos mentales antes mencionados.

En Amén se dramatiza esta situación de Gerstein en la cual intenta hacer correr esta información a través de un joven sacerdote (jesuita me parece) cuya familia tiene importantes nexos en el vaticano. La historia real indica que Gerstein muere en 1945, preso en mano de los franceses. Antes de morir dejó cuadernos testimoniales que fueron centrales para los juicios de Nüremberg, dónde se describieron los métodos y maquinaria del exterminio. Se supone que se suicidó, pero para muchos quedan dudas de que fue un asesinato de compañeros de celda que no querían que hablara, disfrazado de suicidio.

En el censo del 2002 el 70 % de los mayores de 15 años declararon profesar la religión católica. Incluso hubo un pequeño escándalo con presiones de todas las esferas conservadoras, cuando un mail salió de un ministerio aclarando que "profesar" implicaba ejercer de manera activa una creencia. Seguramente a muchos les preocupó que el "porcentaje de apoyo" católico bajara por hacerse más verdadero. Son los mismos que después se oponen a la píldora del día después argumentando una mayoría católica.

2 millones 200 mil chilenos viajaron en semana santa. 25 mil lo hicieron al extranjero. Si bien es verdad que muchos aprovecharon de visitar a sus familias que viven en provincias, muchos aprovecharon de irse a la playa o al campo a pasarlo bien, o a Buenos Aires, incluso a Brasil. Es verdad también que los pasajes subieron hasta 200% en algunos buses. Asimismo, es cierto que muchos compraron mariscos, reinetas, o congrios para comer en viernes santo, a un precio que fácilmente da para hacer un buen asado. Los restaurantes de mariscos estaban llenos.
Y se supone que es una fecha de austeridad, reflexión, y recogimiento.
O a lo mejor son el parte del 30% que no declaró ser católico.

Algo pasa con el catolicismo, que se ve envuelto de una "pseudomística" bastante falsa, poco motivante, y con mucho de pose. Poco "ejercen" el cristianismo que dicen profesar esos más de 11 millones de personas.

¿Y la Iglesia?
Entre los descréditos por pedófilos que pretenden dar cátedra de relaciones matrimoniales, o métodos anticonceptivos naturales, SS Benedicto XVIII ( y el SS le viene más a su pasado en las juventudes hitlerianas que por "Su Santidad") el 2006 visita Auschwitz-Birkenau y se pregunta "¿Por qué guardaste silencio señor, cómo pudiste tolerar todo esto?".
Si el Papa se hace esa pregunta, creo que queda claro para cualquier creyente con más de dos dedos de frente la cruda realidad: o Dios está efectivamente muerto, o es un voyeurista algo sádico que tolera todo el dolor de su "creación" por el capricho del "libre albedrío", lejos el concepto-sácate-un-pillo más cómodo de los católicos.
Lo importante no fue el silencio que "Dios" habría guardado, lo importante fue el silencio cómplice que sus "secuaces" y "representantes" en el vaticano (y algunos aliados) hicieron, sabiendo las atrocidades que estaban sucediendo. Y más aún, muchos dentro del vaticano fueron parte de la Odessa, la red que ayudó a escapar y ocultar a criminales nazis. Eichmann pudo llegar hasta Buenos Aires, y aunque si bien no fue ayudado por Odessa, un fraile fue clave en su huida de Europa.


Sin duda para todos aquellos ateos, agnósticos, y otros es un fin de semana largo que se agradece.

¿Semana Santa? Por favor, reAcciones


P.S.1: Este afiche de la película que habla por sí solo, fue prohibido en varios países. Presiones católicas. Chile fue uno de ellos.

P.S.2: le dejo acá un link de una sinopsis de otro documental que lamentablemente ha tenido su difusión bastante tapada "The God Who Wasn't There" (El Dios que no estaba ahí), bastante ad-hoc. Lamentablemente, sólo en inglés.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

me gusta el principio de razón fuciente de Leibniz. el porque de las cosas tiene como explicación final la voluntad y permisión de Dios. Pero Dios es infinitamente bueno. Por supuesto que lo es...
en ese sentido estamos en el mejor de los mundos posibles.....
así de simple

Constanza Paz dijo...

Constantemente vemos contradicción de las diversas formas que hay de presentar a "Dios" respecto a la realidad social, por ello discrepo con "Anónimo" en que la explicacion final de las cosas radica en la voluntad de un abstracto. Defiendo más lo concreto y las disciplinas que nos entregan datos certeros de las condiciones del momento social en que vivimos. Claramente cada uno "cree" en algo eterno que lo lleva en la vida, sino muchas cosas no tendrían sentido...quizá podría llamarse Dios, pero ¿porqué esperar la aprovación o desaprovación de algo o alguien en quien crees y con el cual has caminado cerca...si no al lado. ¿No es mas creíble una ideología individual a una generalizada?...en la generalición siempre hay excepciones; en el mundo cada dia vemos mas respecto a los 10 mandamientos que predica la ley de Dios.
Recomendación...quiza la imagen de Dios que entrega el libro "Caballo de troya" les paresca interesante.

La revista goleadora dijo...

en leibniz, dicho principio implica el salto de la finitud a la infinitu. todo está entrelazado en una necesidad absoluta. y como aquella necesidad es perfecta, no puede incluir el principio de contradicción. por eso es el mejor mundo de los posibles, pues, en este sentido, no hay otro. no es voluntad de Dios, pues eso implicaría otra posibilidad, es decir, contradicción.

pero el principio no es fundado por otro pirncipio. sui fundamento es un abismo. es la ausencia de fundamento como expericia de la interperie humana. Dios es ausencia, no explicación.

y, señorita: no cree usted determinándose Dios según creencias personales, no se estaría precisamente aniquilando a Dios. Nuevamente aparece ausente. Lo eterno no puede ser creeido, pues lo etermno no es determinado por lo finito, el hombre.

saludos profesor ferreiro.

lfom