martes, junio 24, 2008

Cuenta pública: las instituciones funcionan


Poco más de un mes ha pasado desde la tradicionalmente latera-y-nada-nuevo-bajo-el-sol cuenta pública de nuestra presidenta el 21 de mayo.

Más allá de que la presidenta diga "amigas y amigos", "chilenas y chilenos", o cualquier otro eufemismo que le soplen los asesores comunicacionales para sentirla "más cercana", la verdad de las cosas es que no hay que descuidar el simbolismo del acto: la presidenta viaja hasta el congreso, en Valparaíso a dar el "puntapié inicial" al período legislativo ordinario (léase en ambos sentidos de la palabra). Y de pasada, va a la celebración de las glorias navales frente a la sede de la Armada en Plaza Sotomayor.

Dejemos -por esta vez- de lado el militarismo al cual Michelle adhiere con tiritones en la pera y todo, y pensemos en lo cívico.

En rigor tenemos el representante del poder ejecutivo contándole al poder legisativo (en cuya sede están invitados representantes de todos los poderes: judicial, ministros, religiosos, militares, carabineros) qué ha hecho desde el 21 de mayo pasado y que planea hacer hasta el próximo.

Claro está, este plan no depende solamente de ella.

Medidas altamente atractivas como "fortalecer la sindicalización" o incluso la entrega de bonos deberán ser aprobadas por....el mismo congreso, por supuesto.
Un gallito interesante se da en lo que pareciera una serie de compromisos para el país, que realmente se deberán aprobar por el dueño de casa del evento.

De ahí en adelante todo es historia. De hecho, la misma historia de siempre. Los de la concertación dirán que todo estuvo bien, repetirán (a veces de forma demasiado pauteada) aquellos aspectos "importantes y relevantes" del discurso, algunos dirán incluso que "echaron de menos" algún tema importante, y la oposición dirá lo mismo de siempre que "no se refirió a los temas importantes", que "debe dar explicaciones", que "faltó lo más importante"...en fin. Ustedes ya saben como es siempre la cosa.

La semana pasada fue la semana de la LGE (Ley General de Educación, La Gran Estafa, dicen los afectados).
En verdad, pensándolo bien, no fue la semana de la LGE. Fue la semana de uno de los desenmascaramientos más evidentes que hemos tenido de todo este circo que insisten en llamar democracia.
El gobierno metió urgencia al proyecto y obligó a una discusión inmediata. La Ley debía aprobarse, y hasta la misma presidenta tuvo que andar telefoneando a parlamentarios oficialistas para evitar que Viera-Gallo (nuevamente) tuviera que negociar los votos con la derecha. Algo que hace de forma muy cómoda, por lo demás.

No sé ustedes, pero yo creo que todos los poderes del Estado debieran hacer una cuenta pública televisada. Que todos la podamos ver.

Me gustaría que el parlamento explicara por qué no "parla". Me gustaría que explicaran cómo el poder del Estado que supone representar la ciudadanía, las regiones, sus intereses y posiciones, el lugar del debate cívico...no debate.
Me gustaría que explicaran cómo se han transformado en un buzón del gobierno o de los jefes de partidos, y en vez de realmente poner en juego las ideas importantes para el país, discuten estupideces, montan shows, y bailan el "Koala".
Me gustaría que explicaran cómo ganando más de 7 millones, recibiendo ajuste salarial más encima, algunos se dan el lujo de tener asistencia a menos de la mitad de las sesiones. Es más, creo que deberían descontarles los días no trabajados.
Me gustaría que explicaran cómo no se inhabilitan para aprobar proyectos (como las cuotas de pesca) que benefician directamente sus ganancias (por participación en pesqueras).
Me gustaría que explicaran cómo, siendo que los actores más importantes en la educación (profesores y estudiantes) están en franco desacuerdo con la LGE, y plantean dar un debate nacional de verdad, cierran puertas a oírlos en presencia de una ministra que ha lucrado con el actual modelo y que insiste en desconocer los alcances de esta discrepancia.
Me gustaría que explicaran, en definitiva, por qué no son lo que debieran ser: un poder autónomo del Estado y el lugar donde se debiera dar el debate público.

Al otro poder, al Judicial, les pediría que rindieran cuentas y explicaran cómo puede ser posible que asesinos queden libres por resquicios procesales, o errores en los plazos de presentación de los cargos.
Que explicaran por qué deshacen la ley de subcontratación a su medida y siguen amparando las malas prácticas de empresas en las cuales tienen intereses.
Que explicaran por qué en este país los lanzas van a la penitenciaría, y los ladrones de cuello y corbata, que estafan por millones (de dólares incluso), y muchas veces a gente pobre, a Capuchinos. Un verdadero hotel penitenciario.
Que explicaran por qué todavía puedo compartir espacio con torturadores y asesinos.

En fin, si tienen más cuentas que pedir,

Por Favor en reAcciones.

Yo ya me amargué (como diría el amable Opus Ignacio Serrano)

26 comentarios:

socióblogo dijo...

Sobre lo de la acusación a Yasna Provoste, siempre me llamó la atención el discurso apocalíptico de la gente que decía que era abusar de esa institución.
La acusación constitucional es una facultad legítima del Congreso. Sociológicamente, ¿tiene sentido suponer que una institución se desgasta cuando los actores la actualizan mediante sus prácticas?

SergioA dijo...

Profesores y estudiantes son los actores más importantes de la educación, pero la obra no deben escribirla ni dirigirla los actores.
Los profesores siempre tratarán de apropiarse de los fondos destinados.
Los estudiantes saben donde les duele, pero son incapaces de hacer un diagnóstico y menos recetar.

Luis Cuello dijo...

Hay otra frase también muy atractiva que es "más y mejor democracia", lo que me lleva a pedir otra cuenta pendiente: ¿Por qué no tener una Constitución aprobada en un referendum transparente? ¿Será demasiado pedir?

saludos

La dama de las polillas dijo...

"Me gustaría que explicaran, en definitiva, por qué no son lo que debieran ser: un poder autónomo del Estado y el lugar donde se debiera dar el debate público."

Muy de acuerdo. La poca transparencia del legislativo, así como su eficiencia tan mediocre, son cuestionables. El abuso que cometen: ganar (mucha) plata por sentarse, cuando quieren, en una silla a ver facebook y al final dar su voto. Asimismo, me parece intolerable que los integrantes del senado se nieguen a hacer realmente pública la cuenta de sus bienes, teniendo que ir al Congreso para conocerlas, y no en internet como el caso de los diputados. ¿Por qué son tan pocos los que están ahí (porque tengo la esperanza de que los hay) que en verdad quieren hacer algo por nuestro país? La tranquilidad con que son capaces de jugar con los ciudadanos es sorprendente, y ocasiones como las que mencionas, el 21 de mayo, son una muestra de que al final es todo una gran farsa, con sus discursos tan poco originales y vacíos.

Y, más encima, los pocos que no quisieran seguir el juego, simplemente no son escuchados, "no tienen vitrina", son delegados a no existir.

Jaime Ceresa® - Cambia tu link a http://revistalapagina.com dijo...

Me gustó eso que todos rindan cuentas...el tema es como se están fiscalizando a las autoridades...mecanismos existen pero son acotados a delitos, pero no hay forma de sancionarlos por flojos, por votar por mandatos de partidos, por dar pega a amigos, por emitir fallos cesgadamente, etc.

Cuídate.-

Anónimo dijo...

tienes razón , este es un circo.
circo que comenzó aquel día en el congreso cuando ex-presos políticos, ex-torturados, ex-exiliados, se empujaban por ir a darle un apretón de manos al dictador que entregaba el mando(¿lo entregaba?). Si alguno no lo recuerda o no quiere recordarlo, podría pedir los archivos a tvn u otro canal.
¿Con qué les labaron el cerebro?,¿con dinero?...No creo...se decía, recuerdo yo, que la Dina y luego la CNI tenía carpetas con todos los más intimos y escondidos secretos de los que podrían llegar a ser importantes, ¿será verdad o es parte de la novela que yo me inventé para no morir de asco?
Yo misma, que no soy importante, que no tengo nada que temer ni esconder, recién me estoy atreviendo a emitir opiniones.

alicia

Anónimo dijo...

perdón...se me escapó un lavaron con "b"...a lo mejor quise decir...."alabaron"...los alabaron, los elogiaron y los c...
alicia

Anónimo dijo...

Hola....excelente columna...es un gusto leerla...sobretodo las reacciones..

Daniela

PD: Creo que hay profesores que piden lo que merecen.

Anónimo dijo...

El doble standar Chileno y quien no lo tiene? en mayor o menor medida?...autocritica...Todos somos unos bipolares hablamos tanto, reclamamos tanto pero cuantos hacemos algo por ser realmente consecuentes.... .......Dichos v/s hechos

Juan Emar dijo...

Colega pop: tiene toda la razón. A mi parecer no puede haber instituciones sin prácticas. Sin acciones, normas, funciones (y todo lo quiera poner), estamos hablando de palabras. De monumentos. No de instituciones.

Sergioa: discrepo de esa visión tan tajante. Creo que los que roban son más los sostenedores que los profes. Y si bien hay lastres y mañosos en todos lados, sigo pensando que están muy sub-pagados. Con respecto a los estudiantes, no me atrevería a descartarlos así de plano.
¿Quiénes nos quedan entonces?

Luis: no pues, no debiera ser mucho pedir. Debiera ser un derecho y una obligación. Por eso desconfío mucho de la forma en como ese tipo de procesos se deslegitima cuando se hace en Bolivia, Venezuela, o Ecuador. La constitución hace rato ya que debiera rendir cuentas.

Dama de las polillas: ¿y si en vez de tener a estos zánganos hiciéramos legislación directa y los ciudadanos se informan y votan sus proyectos (vía internet por ejemplo)? Lo que dices sobre los que no siguen el juego es muy cierto. El mismo concepto de "díscolo" es elocuente por sí mismo.

Cheredi(rec)tor: "empatamos". Nuevamente.

Alicia: buen recuerdo. La historia debiera partir al menos desde ahí. Agradezco la sinceridad.
De verdad.

Daniela: pues gracias por tu escueta crítica y comentario. Bienvenida seas a reaccionar con más confianza.

Anónimo: es una buena pregunta. Sin embargo el contestar "todos tenemos doble estándar" -respuesta que creo imposible de dar con total certeza- no debiera eximir de condenarlo. O al menos tomar una posición frente a esto.
Todos somos mortales, pero eso no evita que la medicina pretenda hacer todo lo posible para que no lo seamos, y que filosofías y religiones intenten dar cuenta (o alivio) frente a esa angustia.

Saludos a todas y todos.

SergioA dijo...

Juan Emar: decir que los sostenedores roban es lo mismo que decir que los empresarios, industriales y comerciantes lo hacen. Tu amigo Chile liberal lo explicaría mejor.
Está demostrado que aumentar los ingresos de los profesores no aumenta la calidad de la enseñanza, ya se ha hecho y los resultados han sido nulos. El problema no son los profes mañosos, el problema es el gremio.
Qué nos queda?
Poner otra calidad de gente a cargo de la educación pública.
Buscar a la mejor profesora de gimnasia.

Juan Emar dijo...

Sergioa: Es una buena solución en principio.
Eso si no me diga que los sostenedores no roban, porque eso está archidemostrado. Inventan alumnos, asistencias, y triangulan platas.
Y sí, a lo mejor no todos, pero varios lo hacen.
Y hay empresarios que roban.
Y comerciantes también.

Así que si es decir lo mismo, me hago cargo. No creo que por el hecho de ser Capitalista, burgués, inversor, emprendedor, dueño, o como le quiera decir, automáticamente se cubran de un aura de trabajo honesto, esfuerzo, y esas fábulas.

En todos lados se roba. Con navajas, con corbata, con subterfugios.

Más allá de que si acaso una mejora de las condiciones mejore la calidad de la enseñanza (y de esto se puede discutir harto, ya que le aseguro que uno trabaja mejor y con más ganas cuando siente que está en condiciones cercanas a las justas. No sólo reajustes al IPC. Además desde finales de los '70 comparativamente los sueldos de los profesores sólo han bajado. Y pese a lo que se ha hecho en democracia, siguen bajo ese nivel inicial, con lo que una "reivindicación histórica" se entiende), creo que de por sí, por la importancia que tiene un profesor, les pagan demasiado poco.

Hay harto ingeniero que no hace nada relevante que ganan mínimo 10 veces más que los profesores. Y no soportarían las condiciones de trabajo que tienen.
Es un gremio jodido.
Hay mediocres.
No vamos a negarlo.

Pero también es cierto que hay muchos que lo hacen por amor y vocación. Y los altos puntajes que están entrando a las pedagogías algo de eso debieran decir.

Saludos

Juan Emar dijo...

P.S.: Y con mi "amigo" Chileliberal tenemos diferencias de percepción de la realidad abismantes. Por lo que tomarlo como parámetro no me convence de nada.

SergioA dijo...

Juan Emar: a los malos empresarios, en cualquier rubro, debe castigarlos el mercado.
A los malos profesores no los castiga nadie. El sistema actual favorece a los malos y desmotiva a los buenos.
Tus consideraciones acerca de las remuneraciones del magisterio son opinables. Yo expuse hechos medibles y medidos.
A mí no me importa cuanto le paguen a los ingenieros, no lo están haciendo con mi plata. Me interesa lo que se hace con los fondos públicos, la plata de todos.
Tampoco me interesa la vocación de los profesores, me interesa lo que produzcan.


Los gremios son los principales enemigos de la educación y la salud públicas. ¿Te has preguntado por qué en vivienda y obras públicas no existe este tipo de conflictos?


Respecto a tu "amigo", no dije que su explicación te satisfaría, sólo dije que puede explicarlo mejor que yo.



Saludos

Juan Emar dijo...

No me queda tan claro hasta que punto "el mercado" puede castigar un empresario inescrupuloso.

De hecho, al hablar así de "el mercado" da la impresión de que fuera un ente fiscalizador y es justamente lo que no es.

Es más, un tipo como Piñera está lejos de haber hecho su fortuna de manera honesta, y "el mercado" está lejos de haberlo sancionado.

Claro que lo que le digo sobre los sueldos es opinable. De hecho siempre le he dicho "creo que...". Pero le voy a decir otra cosa: sobre los "hechos medibles y medidos" que usted pone también tengo opinión. Y lo primero que le puedo decir es que sobre "calidad" de la educación no existe ningún parámetro objetivo o indiscutido. Ni SIMCE, ni PISA, ni nada por el estilo. Si usted se acerca a las discusiones técnicas en torno al tema se dará cuenta que se asume una cantidad de falacias que no dan cuenta de lo que dicen hacer, y se quedan en el "peor es nada". Fallas en las muestras, inaplicabilidad de las conclusiones, comparar datos que no midieron lo mismo, y un largo y técnicamente aburrido etcétera.

El dato no es una revelación, el dato se genera.
Por personas.
Y se mide por personas. Que cometen errores y tienen prenociones arbitrarias y -por supuesto- ideológicas.
Por lo tanto, el lugar de la opinión no es un lugar "menor", sino EL lugar desde el que podemos hablar, como dijo Tugendhat.

En cualquier caso estoy en completo acuerdo con usted: a los malos profes no los castiga nadie. Eso no puede ser.

Saludos

SergioA dijo...

Juan Emar: por supuesto que el mercado castiga a los empresarios, y lo hace donde más les duele. También premia. Es por esto que tenemos buenos productos y servicios y una continua mejora de ellos.
¿Por qué los autos soviéticos eran tan malos?
¿Por qué una vendedora de una gran tienda te atiende tan bien y en la ventanilla de una repartición pública te atienden tan mal?

Quizás digas sí, puede ser, pero la educación no se puede entregar a la codicia de los particulares.
Permíteme mencionar un bien tan sensible como la educación: la alimentación.
En nuestro sistema está completamente entregada a la empresa privada. ¿Lo lamentas?
¿Preferirías que lo que comes te fuera asignado por un Ministerio De Alimentación?

Si quieres una educación de calidad creciente tienes que dejarla en manos de la empresa privada.
Esto ya está probado en la educación superior. Las ues privadas progresan a un ritmo que les permitirá en algunos años superar en calidad a las tradicionales. En USA las mejores universidades son privadas.

¿Estás de acuerdo con que se castigue a los malos profes? Bueno, ya sabes como se castiga en la empresa privada.
Quien es despedido siempre va a tener otra oportunidad para mejorar su actitud o para buscar una ocupación más acorde con sus capacidades.



Cuestionar los instrumentos de medición es razonable y positivo cuando se está en la tarea de mejorarlos; pero hacerlo para no reconocer un argumento, equivale a patear el tablero cuando se está perdiendo una partida.
O acaso, sinceramente, ¿tienes alguna sospecha de que la educación pública en Chile ha mejorado?



Con respecto a Piñera: si tienes antecedentes de delitos cometidos debes ponerlos en conocimiento de los Tribunales, es tu deber ciudadano.




saludos,
SergioA

Gus dijo...

Sergio:

El "Mercado" (si es que existe... algo así como un ente aparte y que tiene un comportamiento ajeno a los seres humanos) claramente no castiga. Y menos por donde más les duela a los empresarios. Sólo premia. Y en muchos casos premia a quienes prestan el peor servicio. Me baso en que las personas (o como le gusta a los ligados a la economía: consumidores) son de por sí ignorantes. Ignorantes de sus derechos al adquirir un producto o servicio, ignorantes de la ley y de sus vacíos que permiten a los empresarios manipular las situaciones a su gusto e ignorantes de la oferta real. Esa ignorancia se basa muchas veces en la desidia por parte de la población, en primar la comodidad en lugar de lo justo (tanto al pagar por un servicio como al reclamar por su mala calidad). Puedo citar muchos ejemplos, pero veamos los más claros. Telefónica, VTR, Ripley y Líder. Con respecto a los primeros dos podemos decir que prestan un pésimo servicio a los usuarios en lo referente a internet y telefonía. Internet en Chile es un servicio que dista mucho de tener una calidad decente. Me baso en reportes serios que demuestran las prácticas de ambas compañías en lo referente al procedimiento conocido como "traffic shaping", el cual puede ser explicado -de manera somera- como un cuoteo y redistribución del ancho de banda
en función de la localización geográfica y relación con los otros usuarios de parte de un usuario en particular. Esta práctica permite a las empresas revender su copada capacidad de prestación de servicios en base al monitoreo del tráfico de internet en base a sectores de usuarios (típicamente comunas y barrios), limitando el ancho de banda de un usuario o varios para asegurar el otorgamiento de internet a todos los usuarios del sector. Quizás en un principio esto pueda parecerte humano y hasta solidario al pensar que todos los usuarios debiesen tener asegurado su acceso a internet y que no debiesen salir perjudicados sólo porque a un usuario o varios se les ocurre descargar ininterrumpidamente cuánta información (música, películas, libros, etc.) deseen. Pero el problema radica en que el servicio no es gratis. Se está PAGANDO por él. Y al pagar, se debiese asegurar que el monto desembolsado sea por el SERVICIO CONTRATADO. Puedo sonar majadero, pero no me parece correcto ni justo que si pago por 2 megas de ancho de banda se me otorgue sólamente 500kbps sólo porque soy un usuario avanzado (o heavy user) y que por mi culpa otros usuarios pueden quedar sin servicio. Si ése no es mi problema, por algo estoy pagando un determinado monto para asegurar que mi velocidad sea la del contrato. Pero lamentablemente nuestra legislación vigente sólo obliga a las compañías a prestar el 10% de la velocidad estipulada por contrato. El 90% restante queda en la incertidumbre y en la "buena cueva" de que realmente la otorque la empresa. Eso se llama -a mi juicio- ignorancia (por parte de los usuarios) y deslealtad al cliente (por parte de la empresa). Sin embargo (y pese a todo lo anteriormente descrito), tanto Telefónica como VTR siguen ampliando cada día su clientela. Esto también se ampara en el monopolio desarrollado por ambas compañías.

Remitámonos ahora al caso de Ripley. Tal empresa de retail es una de las peor evaluadas en Chile, sin embargo su clientela lejos de disminuir, aumenta. Y precisamente porque dentro de su servicio configuran la posibilidad del otorgamiento de crédito. De esta manera muchas personas que nunca podrían adquirir determinados bienes por no poseer el efectivo necesario pueden hacerlo mediante el pago de cuotas mensuales. Hasta ahí, todo OK. sin embargo cuando nos remitimos a analizar los cobros realizados, podemos ver cómo opera la usura en las casas comerciales. Éstas cobran cargos múltiples asociados al cargo propiamente tal del crédito, agregando cargos por "costos de mantención", "costos de operación", "garantías extendidas" (que muchas veces los clientes nunca solicitaron) y demases. Y nuevamente aparece la ignorancia por parte de la clientela, quienes no saben que existe una ley que impide a cualquier empresa o particular que preste cualquier tipo de servicios (y en especial a las casas comerciales) de cobrar montos de dinero que nunca han sido explicados previamente al cliente sin haberlos -valga la redundancia- explicados de manera exhaustiva y justificando su cobro. Y sin embargo Ripley aumenta su clientela.

Por último tenemos el caso de Líder. Quizás sea cierto que atiendan bien a sus clientes, que tengan un variado stock de productos y que entreguen los famosos cheques ahorro. Pero todo esto ocurre cuando el cliente cumple con ciertos criterios: ser un cliente frecuente y gastador, tener una apariencia "decente" (ojalá mientras más claro el color tanto de los cabellos como de los ojos, mejor) y no revisar las boletas. Porque Líder discrimina y retarda la entrega del cheque ahorro a su clientela que no compra frecuentemente, que no tiene un look ABC1 y que no sabe cuáles son sus derechos como consumidores. Y las boletas: ese es un caso aparte. Todas (y no miento) las veces que compré en líder, las cajeras marcaban algún producto de manera "defectuosa". Siempre había algún producto que aparecía el doble y hasta 10 veces más caro de lo que aparecía en las góndolas, dándome muchos dolores de cabeza al tener que esperar largamente que rectificaran mi cuenta (sin contar el odioso "quiere donar parte de su vuelto a la fundación X"). Y tampoco disminuye su clientela.

¿Por qué pasan tales cosas? Majaderamente lo recalco: ignorancia de parte de la población y deshonestidad por parte de las empresas. Quizás es cierto que los vendedores de casas comerciales corren para atenderte al momento de comprar algo, pero cuando el producto en cuestión es defectuoso y se procede a pedir el cambio o reembolso de dinero pertinente, tal prestancia desaparece y se muestra una desidia y muchas veces enojo por parte tanto de los vendedores como de los supervisores para responder por el error.

Y puedo contarte que hace 3 meses fui a cambiar un producto a ripley que tenía una garantía extendida pero no quisieron cambiarlo, llegando el supervisor de turno a decirme: vaya al SERNAC si quiere, va a perder su tiempo. Y en estos momentos estoy "perdiendo mi tiempo" en un juicio en contra de éllos por incumplimiento de contrato.

El "mercado" dista de castigar a los peores, sobretodo cuando estos peores poseen el dinero y maquinaria necesaria para generar lavados de imagen a través de su mejor amigo (y peor enemigo de la población en este tema): la publicidad.

Con respecto a la educación, lamentablemente puedo decirte que si bien el nivel académico pueda ser bueno (además de también muy malo), en este tipo de instituciones lo que menos se incentiva es la capacidad de generar pensamiento crítico, habilidad IMPRESCINDIBLE si se desea realmente mejorar cualquier cosa. Es esta habilidad (y no otra) la que ayuda a remodelar esquemas, reconstruir paradigmas y REPENSAR lo establecido para crear algo nuevo y encontrar defectos que pueden y necesitan ser corregidos. Y las universidades privadas distan mucho de incentivar el pensamiento crítico. Y no hablo desde la lejanía y comodidad de la ignorancia: estuve activamente en una universidad privada por 4 años (más de 2 de congelamiento de estudios) y la experiencia vivida fue tal como te comento. Además, decir que en E.E.U.U. las mejores universidades son las privadas no significa que sea algo bueno o digno de imitar. Podemos decir también que las mejores universidades de Europa son las públicas y que sin embargo en estos momentos en países como Alemania o Francia (bajo el régimen de Sarkozy) están intentando privatizar todas las instituciones de educación, generando un amplio debate en torno a si se debe o no privatizar. Lamentablemente creo que recurren al pensamiento facilista (sin ánimo de ofender) que tú empleas al decir que en E.E.U.U. las mejores instituciones son las privadas. Y si pensamos en E.E.U.U. como modelo educativo, debiésemos pensar ineludiblemente en cuáles son los resultados de ese modelo. Eso queda a tú jucio (y de quién quiera) si la sociedad construida por el país del norte es digna de imitar.

Y por último, cuestionar los instrumentos es más que sano, ESENCIAL. Al perder la capacidad de cuestionamiento perdemos lo poco que nos diferencia del resto de los animales del planeta y pasamos a ser vegetales. Así como tú también cuestionas lo expuesto en esta entrada. Cuestionar es saludable y NECESARIO. Y concuerdo plenamente contigo que cuando el cuestionamiento va de la mano con el ánimo de mejorar (ya sea los instrumentos como cualquier cosa), el panorama es de los mejores, sino ideal.

Saludos Serio y que tengas un buen día.

Gus dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Gus dijo...

Juan Emar: Espero que el bootleg de Oysterhead haya sido de su agrado ;)

SergioA dijo...

Gus: si el mercado no castigara, los síndicos de quiebra se morirían de hambre.
Dices que Ripley es una de las empresas peor evaluadas, pero lo cierto es que debe estar entre los 10 mejores de los miles de retailers del país.
Todas las empresas que mencionas son muy exitosas, y lo son por entregar productos y servicios de calidad. Las críticas que les haces también son positivas porque permiten seguir aumentando la calidad del servicio. Eres un consumidor exigente y eso es bueno.
De tu crítica a los proveedores de Internet te diré lo siguiente: tengo conexión en mi casa desde el año 1995, entonces pagaba lo mismo que hoy (en pesos, no en términos reales) por una conexión de 15 horas al mes que me permitía bajar a 1/50 de la velocidad actual. Créeme que estoy satisfecho.
A veces dirijo garabatos contra Entel, Microsoft y otros, pero estoy muy agradecido de la economía de mercado, más aún cuando veo el nivel de vida en aquellos países que no la tienen.
Así como, a pesar de todos sus defectos, no hay mejor sistema de gobierno que la democracia, no hay mejor sistema de producción y distribución de bienes que la economía de mercado.



Respecto a Ues privadas o estatales, modelo estadounidense o europeo:
en Europa están considerando la privatización de las universidades, en USA no están considerando su estatización.



Saludos para ti.

Juan Emar dijo...

Sergioa: me queda poco por decir que no haya dicho Gus.

Así que resumiré: espero que no interprete como una patada al tablero el cuestionar los datos e instrumentos.
Todo lo contrario. Considérelo como abrir un juego que consideré ud. cerraba (o pateaba el tablero) cuando me decía que lo mío eran opiniones y lo suyo hechos y datos. No apelo a patear el tablero, sino ofrecerle mi perspectiva para tener un piso de conversación. Ud. entenderá que mi punto no es el suyo: no creo que lo opinable tenga un "status epistemológico" menor que el dato, y que por lo tanto no se pueda decir nada.
Todo lo contrario, creo que para hablar con cierta propiedad hay que hacerse cargo del verdadero lugar de la objetividad y la ilusión que ésta genera, cuando la arbitrariedad está en la generación misma del dato. Así como el método científico descansa en convenciones.

¿Me capta? no es un aborto, sino una invitación a hacerse cargo de todas las aristas del debate.

Con respecto al lucro y la privatización le diría que actualizara sus conocimientos y se haga cargo que este es un tema de principios y no técnico.
Ya demostraron que el lucro en la educación no garantiza calidad, por lo tanto el aceptarlo o no, pasa por una decisión ideológica. Los centros de investigación avanzada en educación (como el de la facultad de economía de la U de Chile, por ejemplo, hace rato ya trabajan haciéndose cargo de eso -seguramente ahora ud. querrá cuestionar la arbitrariedad del dato, lo cual nos abre otra/la misma interesante discusión...)

Y es ahí donde tenemos diferencias.

Ud. insiste en creerle al mercado y a la empresa privada como promotores de bienestar y de calidad, cuando eso no está en sus planes. Y creo que al ver como se avanza hacia monopolios y fusiones esto se hace más evidente.
Es economía básica.

Y ¿sabe? Muchas veces me han atendido mejor en una repartición pública que en una tienda. Demasiadas le diría, ahora que lo pienso.

El mercado no premia ni castiga, solo asigna los productos de la explotación (o de la ganancia) si usted quiere, y en las cada vez más frecuentes situaciones en las que tenemos que escoger entre dos malas opciones que se ponen de acuerdo para ofrecer lo mismo y subir los precios juntos, calidad y castigo se desvanecen.

No hay empresas preocupadas en premiar u otorgar calidad. Eso es secundario a la ganancia. Y si pueden hacer ganancia sin tener que invertir para mejorar la calidad, lo harán. Así como las farmacias se ponen de acuerdo para subir el precio de anticonceptivos al unísono. Es el mismo principio.

Siendo un tema de principios, estimado Sergioa, yo no creo en estos principios.

Sobre Piñera me permito una aclaración de perogrullo: algo inescrupuloso -como quedarse con información que otros le encargaron (Ricardo Claro y las tarjetas de crédito), negar su viabilidad en Chile, y luego utilizar todo eso para "arrancarse con los tarros"...o usar información privilegiada de reuniones de directorio para vender (o comprar, ya no me acuerdo, pero probablemente lo ha hecho en ambos sentidos) acciones y ganar muchos millones más- no necesariamente es ilegal.
De hecho, la gracia para gente como él -y los abogados top que tienen- está en estirar al máximo esa frontera entre lo ilegal y lo inescrupuloso, incorrecto, o feo. Como le quiera decir.

Sobre el modelo educativo en Europa y EE.UU., más allá de las diferencias creo que el punto es que se puede asegurar educación de calidad sin ser privada. El tema de si en EE.UU. no se considera una estatización y que en Europa hayan voces que pidan privatizaciones no es ningún caso una discusión técnica o de calidad, sino ideológica y de abrir nuevas "oportunidades" de negocios.

Por lo tanto (si sintió que lo pateé), recojo el tablero y lo vuelvo a poner en la mesa. Pero a lo mejor usted se da cuenta de que no estábamos jugando el mismo juego ...

Muchos saludos

P.S.: Que una universidad crezca, no significa que mejore. Hago clases en una universidad estatal y en una privada y puedo verlo de cerquita.

Juan Emar dijo...

Sergioa: mientras venía después de almorzar me quedé pensando en justamente eso: la alimentación.

Si bien entiendo la oposición terrorista-estalinista que ud. sugiere, me quedan dudas también acerca de la conveniencia del mercado a destajo.

Si a eso ud. le suma lo del etanol, y cómo se está plantando para hacer combustible y el trigo (y todos los alimentos) sube de precio, y la hambruna que hay (y que aumentará)...me parece bastante perverso.

Saludos nuevamente

SergioA dijo...

Juan Emar:
Así como no quiero un Ministerio De Alimentación, tampoco quiero un Ministerio De Educación.

Quiero la educación en manos privadas, con una amplia oferta para que los padres puedan darle a sus hijos la educación que ellos prefieran. Que existan colegios orientados a las letras, a las ciencias, a la tecnología, a las artes. Colegios donde se hace educación sexual y otros donde ésta se deja en manos de la familia. Colegios para marxistas y colegios para Opus.

Una educación elegida por los apoderados y no impuesta por el gobierno de turno.


Saludos cordiales

Gus dijo...

Sergio: veo que me dices que las empresas que nombré son buenas según tu apreciación, como se nota en el comentario "lo cierto es que debe estar entre los 10 mejores de los miles de retailers del país.
Todas las empresas que mencionas son muy exitosas, y lo son por entregar productos y servicios de calidad".

Para mí lo cierto es datos duros, no emitidos por la encuesta de turno (que las aplican empresas "amigas" a las empresas evaluadas), sino por los mismos usuarios. Como muestra puedes revisar los gráficos de índices de reclamos en contra de las empresas antes mencionadas generados automáticamente por el sitio web www.reclamos.cl, el cual lleva una estadística en base a la cantidad de reclamos ingresados por clientes comunes y corrientes:

Telefónica: http://www.reclamos.cl/empresa/telefonica

VTR: http://www.reclamos.cl/empresa/VTR

Ripley: http://www.reclamos.cl/empresa/ripley

Líder: http://www.reclamos.cl/empresa/lider

Esos son los datos duros. Puedes indagar si quieres en cuanto a la fuente, pero te puedo decir de antemano que lejos de tener algún tipo de afiliación política o similar, sólo es una página dedicada a prestar voz a clientes descontentos con los servicios prestados por empresas que ellos consideran malas. Esos son datos duros... no veo la forma de poder contrarrestar eso.

Y sobre lo de que quieres libertad de enseñanza, eso es sólamente una opinión que no se basa en ningún tipo de argumentos ni datos duros, sólamente se basa en una apreciación personal (y apreciación que muchos no compartimos).

Saludos

P.S.: Que en Europa consideren privatizar la educación no va de la mano con un ánimo de mejorar la calidad de esta. Es nuestro deber como seres pensantes intentar ver más allá de lo que superficialmente se quiera mostrar.

Juan Emar dijo...

Sergioa: finalmente hemos llegado al punto donde lo que hay realmente es una diferencia de principios.

Saludos cordiales y agradecidos de tan interesante posibilidad de discutir.

Maynard dijo...

La verdad es que soy más bien pesimista respecto a la clase política y poco le creo a los que pertenecen a ella, señores que por lo demás cuentan con verdaderas piezas de museo (por lo viejas, no por su importancia) entre sus miembros. Siempre me he preguntado si bajándoles sus colosales sueldos aparecerá gente que los sustituya con verdadera vocación política y que de verdad este interesada en ayudar a la gente en vez de ir a votar según sus propios intereses y el de sus respectivos partidos políticos. Democracia no significa "que los partidos políticos armen el país a su pinta" si bien tengo entendido.

En fin, el tema de la democracia es amplio y no pretendo tratarlo a fondo aquí. Talvés sí más adelante, ahora que se asoman las municipales y ya estoy empezando a ver aparecer pintados los carachos sonrientes de los aspirantes al municipio en las paredes de mi ciudad.

Saludos
...y notable la foto, V es mi héroe favorito (aunque hablando de manera políticamente "correcta" sería un insulto tratarlo así)