miércoles, diciembre 19, 2007

El gesto de la semana: "Máscaras que se caen"


Puede pasar -y aquí no pretendo insultar su inteligencia- que tantas vueltas y nomenclaturas nos dejen algo mareados.
Puede pasar.
O sea, esto del "Bacheletismo-Aliancista", de la UDI "popular", colorín Zaldívar cambiando el modelo económico, la derecha poniéndose del lado de los más pobres y "cortando relaciones" con los grandes empresarios, y un etcétera que tal vez vuestra memoria puede ayudar a completar, pueden perfectamente confundirnos y desarmarnos el "mapa político" más o menos convencional y clarito que tenemos.

A veces uno siente que políticamente estamos en el "mundo al revés", que poco valen las convicciones y que con tal de captar esos indecisos -y muchas veces desinformados- votos que deciden una elección, vale la pena hacer un travestismo o malabarismo político (Que me perdonen travestis y malabaristas, es sin ánimo de ofenderlos).

Ahora bien, he llegado a la conclusión de que si uno está un poco desorientado con la derecha, -la UDI al menos- hay un personaje al que siempre podemos recurrir para que nos muestre el panorama tal cual es: el diputado Julio Dittborn. Un político de la UDI clásica chilena: con pasado pinochetista, fenotipo y modo de vestir ad-hoc, y por sobre todo defensor de causas típicamente derechistas como la baja de impuestos.

Últimamente -y es lo que inspira esta columna- lo podemos reseñar por dos joyitas:

La primera, hace menos de un mes, a propósito de la discusión de presupuesto:
Obviamente cuadrado con la derecha rechazó la plata para el transantiago, pero aprobó el reajuste de 6,9% para todos los empleados públicos.
TODOS.
Hubo algunos diputados que se opusieron a que quienes ganaran más de 2 millones recibieran reajuste. Dittborn no. Es más, sin arrugar su rosada cara argumentó que "La inflación afecta a todo el mundo. Un ministro que gana del orden de cinco millones de pesos tiene la misma inflación. De manera que no hay inflación distinta para unos que para otros ." Pueden ver más acá.

Dos cosas sobre esto:
1.- Por favor traten de recordar como será su discurso la próxima vez que se discuta sobre aumentar el gasto público, o usar en Chile los excedentes del cobre que tenemos afuera. Dirá lo que siempre dicen: que la inflación afecta más duro a los más pobres. Y esa es la verdad. Que la "canasta básica" suba 7% no es lo mismo para quien gana 200 mil, que para el que gana 5 millones. No hay que tener dos dedos de frente para darse de cuenta de aquello, sin embargo Dittborn lo dice frente a las cámaras como si todo el país fuera imbécil. Probablemente eso piensa el partido "popular" de la gran mayoría de los chilenos.

2.- Es cierto que los ministros ganan más de 5 millones, pero los diputados también. Así que no se haga el loco con su ejemplo. De hecho podría haber sido más sincero dado que él votó a favor de la iniciativa. Ahora, como dato, el reajuste de más de 367.000 pesos que tendrán diputados (también jueces, presidenta, senadores y ministros) supera el sueldo bruto que tendrá el trabajador del sector público que con un sueldo base de 200.000 pesos, se le reajustarán alrededor de 13.000 pesos.

Segunda joyita:
Hace unos cinco días, con motivo de la resolución de la dirección del Trabajo en el caso de Codelco, Dittborn salió a defender a la Estatal diciendo que la DT habría malinterpretado la nueva ley de subcontratación. La ley maldita.
Al parecer las movilizaciones de los subcontratistas tenían bastante de justificadas, y evidentemente varios estaban haciendo la misma pega que los contratados, pero ganando menos de la mitad, y sin ningún tipo de seguridad.
Si bien se puede discutir la prolijidad de los 5.000 empleados que sugiere incorporar la DT, no se puede obviar que Codelco estaba haciendo un buen negocio a costa de precariedad laboral. Tan buen negocio que en ese entonces nuestro diputado dijo "Porque obligar a Codelco a incorporar una gran cantidad de trabajadores, más de 5.000 de todo tipo de empresas contratistas, es obviamente aumentar el costo de producción de cobre ". Pueden ver más aquí.
Además dijo que el espíritu de la ley no era acabar con las PYMES.
Obviamente. El objetivo es acabar -en un grado muy tenue- con el abuso y la precariedad. En todo caso, defender a la estatal es solamente para que no se siente el precedente que pueda perjudicar a la Gran Minería de este país, que es extranjera y privada (obviamente).

En fin, gracias diputado por recordarnos -en estos tiempos de simulacros, cambalaches y engaños- como es realmente la cosa.
Parece que tarde o temprano las máscaras caen.

Sino, pregúntenle a Michael Jackson.

Por favor, reAcciones

P.S.: En el caso de la concertación no sé bien a quien recurrir ¿Escalona?, espero sugerencias.

5 comentarios:

Kenneth Bunker S. dijo...

Esta bueno. A mi personalmente me inspira más Moreira para escribir. Derepente ese también anda con la carta debajo de la manga.

Pero bueno, novedad no es que la derecha -específicamente la UDI- tiene voto duro en la pobreza. Así que no se si un sea popular, pero empírico es que en ambos extremos del mapa de ingresos los votos van pa’ la oposición.

En todo caso, claro, concuerdo contigo. Hay cosas más importantes que los políticos anden peleando por ahí. Y ciertamente más intrascendentes que andar hablando pescados.

Saludos Don Juan.

Anónimo dijo...

Leer tu blog se está transformando en un vicio.

Ana dijo...

mmmh...

Bueno
una vez hice un análisis semiótico pulsional del discurso de Dittborn. Del terror. Ya no me acuerdo de cuál era su rollo, pero buscaré. Lo que sí recuerdo es que este tipo tiene un pobre hijito huacho en Iquique y no lo quiere reconocer. Macabro

Jorge A. Gómez Arismendi dijo...

La forma de actuar de Dittborn, refleja que admira a Sarkozy, que dijo que el problema de la izquierda era su relativismo moral...y semanas después descubrieron que tenía una amante...

Juan Emar dijo...

Don Kenneth: sin duda Moreira es más inspirador. Buena pregunta si acaso anda con carta bajo la manga...sería toda una sorpresa porque desde niño chico ha demostrado tener un intelecto limítrofe (recuerdo un The Clinic donde le hacían su historia escolar y universitaria).
Muchos saludos

Anónimo: ¿De qué tipo de vicio estamos hablando?
Quedé metido.

Ana: por favor trata de recuperar ese análisis...me tinca interesantísimo.
Besos

Jorge: buen guiño. Hay muchos aquí que admiran y aplauden a Sarkozy...y creo que es un asunto más de forma que de fondo...espero.