miércoles, julio 01, 2009

El (Anti) Rock&Roll del momento: para no olvidar


Fue imposible no hablar de Michael Jackson estos días.


Tele y radio se encargaron de posicionar el tema y generar todo tipo de "opiniones" en torno al susodicho. Y sobraban los comentaristas y aparecidos que "sabían algo" de su vida o de su extraño paso por Chile.


Y es extraño lo que generaba y aún genera Jackson. Por algún extraño motivo había una gigantesca tolerancia a todas sus excentricidades. Y no solo eso, despertaba (aún lo hace) un fanatismo bastante patológico...



¿Se puede separar el personaje del "músico"?


Muchos han intentado hacerlo en los medios de comunicación, dándole la espalda a los escándalos, controversias y evidente decadencia de los últimos 16 años de su vida. Prefieren concentrarse en "Thriller" y "Billie Jean".



Para mi gusto, no es posible.


Jackson llevaba más de 10 años sin hacer nada musicalmente, sin embargo lograba hacer noticia y mantener "vigencia" a punta de juicios, compra de derechos de Los Beatles, matrimonios e hijos falsos. Se supone que se aprestaba a dar 50 conciertos que seguramente lo hubieran matado, para pagar las deudas que un estilo de vida y apetitos sexuales poco convencionales le costaban tan caro.



Con todo, quisiera sólo dejar consignadas, a modo de constancia, algunos elementos que me parece que tienden al olvido o a "dejarse pasar" en torno al "rey del pop":



1) It don't matter if you're Black or white: Un personaje así de "excéntrico" (es decir, demasiado millonario para internarlo en un psiquiátrico) estuvo rodeado de mitos igualmente fantásticos. Ni su muerte se ha librado: que no aparece el doctor, que lo mataron, que en verdad es un "misterio", etc. Y uno de los misterios más grandes es su cambio de color.


Al contrario del coro de su canción ("no importa si eres blanco o negro"), Jackson tenía un conflicto evidente con su apariencia física. Empezando por su color de piel, logrando transformarse en blanco. A tal punto, que llegaba a parecer normal verlo como blanco. Es más, su continuas (y ya monstruosas) operaciones de nariz, ojos, mentón llegaron a permear a sus hermanas Janet y Latoya que también se blanquearon y operaron.



1.2) But the kid it's not my son: Llama la atención que aparezca la madre (si no me equivoco) aclarando que no eran hijos biológicos de Michael Jackson. No soy biólogo ni nada por el estilo, pero si lo fueran, esos niños (incluido el que casi tira del balcón) serían mulatos y no blancos (como son). A no ser, claro, que su cambio de color sea una alteración del ADN, en cuyo caso -y en estricto rigor- no se trataría de Michael Jackson. Sin embargo la aclaración se hace igual. Para mi gusto, esto demuestra el poder mítico de Jackson. Ojalá -ahora que murió- "suelten la pepa" pronto de cómo lo hicieron para cambiarle el color.



2) We are the world, we are de children: Retomo lo que decía antes. Por alguna razón a Jackson se le "dejaban pasar" conductas que hoy día y a una persona común y corriente jamás se le permitirían. El tema con los niños es tal vez lo más feo. Juicios en los que tuvo que pagar millones de dólares para llegar a arreglo y evitar condenas. Una extraña relación con Macaulay Caulkin y otros tantos niños que visitaban su casa, dormían en su cama y con los que salía enmascarándolos. El se defendía diciendo que tenía síndrome de Peter Pan y que quería quedarse en la niñez que nunca tuvo (trabajando desde chico en los Jackson 5).


Es más, para su concierto en Chile (también rodeado de mitos), vino acompañado por un par de niños.


¿A quién más se le aguanta una así?



3) With such confusions don't it make you wanna scream: Lo que más se recuerda del Jackson bailarín (muy talentoso por cierto) es el paso lunar: caminar yendo para atrás. Sin embargo, hay otro movimiento que también es marca registrada y que por algún motivo también parecía normal: el agarre -con grito incluido- de sus genitales. Si Pato Yáñez se inmortalizó de mala manera por hacer algo semejante, Jackson institucionalizó el "pasito", logrando que para el público se omitiera cualquier (obvia) connotación sexual del gesto.


¿Cómo lo lograba?



Quedan invitadas e invitados a agregar sus aportes.



Aprovecho la ocasión (y el título de esta columna) para rescatar dos hechos casi opacados por todo este asunto.



El primero es el golpe de Estado en Honduras y la expulsión del presidente Zelaya, considerado un "traidor" por la oligarquía a la que pertenecía antes de girar hacia el ALBA, la izquierda latinoamericana que la prensa insiste en demonizar. Mañana Zelaya volverá al país, y en medio de una comunidad internacional que (por suerte) ha repudiado y quitado legitimidad al golpe, se verá el desenlace de esta tragedia -a estas alturas- anacrónica.



El segundo -absolutamente opacado en los medios- es un fallo histórico en nuestra Corte Suprema. Se resolvió impedir la puesta en marcha de una termoeléctrica a carbón (que ya estaban construyendo) en Ventanas, zona catalogada como saturada hace más de 15 años y cuyos habitantes tienen la mayor prevalencia de cáncer y enfermedades asociadas a la contaminación en nuestro país.


Mis felicitaciones a Ricardo Correa por no aflojar y llevar la pelea hasta el fin, demostrando que cuando hay razones, se puede. Aun cuando los insensatos sean monstruos como AES Gener o Codelco.


El problema de la energía no se puede desconocer, pero no estamos en tiempos de tomar decisiones cortoplacistas, destructivas para las comunidades (que no se verán beneficiadas) y el medio ambiente.


Detalles y análisis de este histórico fallo pueden leerlos aquí.



Por Favor, reAcciones


Créditos


Letras de las canciones de Michael Jackson utilizadas en los subtítulos:


33 comentarios:

Jorge A. Gómez Arismendi dijo...

Yo creo que la sociedad en general sufre el síndrome de Peter Pan, que quería alienarse de la cruda realidad que rodea el mundo de los adultos.

De alguna forma, la gente, en un proceso de catarsis colectiva, se autosedo, se tomaron el Demerol, para dejar de sufrir y pensar.

Mi duda es si los medios se saturaron (o saturaron la mentes) con la muerte de "Jacko" por que la gente demandó eso o porque los medios son el demerol.

No sé en realidad, es raro todo.

Jacko era muy raro claramente, pero creo que era un producto de la sociedad Peter Pan.

Juan Emar dijo...

Por error esta columna fue publicada tres veces, al borrar las restantes pasé a llevar el comentario de Mefisto que decía así:

MEFISTO dijo: Son tan extraños estos días; pero lo de Honduras no entra en mis casillas, lo que me sorprendió tanto como la muerte de Jackson ( que a esto como que me vino el viejazo ya que queramoslo o no era la parte de la banda sonora de la niñez de una)queda no más que esperar que la OEA se ponga las pilas, en todo caso un golpe de estado es lo más charcha y rancio en estos tiempos,además que EE.UU ya ni pesca (¿será porque no se ve bonito?).

Andrea dijo...

Respecto a si es viable o no que Michael tenga un hijo blanco, siendo que genéticamente el era negro... Ehhh hay un pequeño procentaje, pero es casi imposible... A menos que hayan modificado el ADN de sus células sexuales... Lo cual es bastante fantástico para mi gusto...

Respecto a los niños que dormían con él y los que vinieron a Chile con él... Yo me pregunto ¿Y los padres? ¿Qué pasó con los padres? ¿Cómo permitían eso? ¿Cómo es posible que vendieran a sus hijos, o la idolatría daba para tanto?

A pesar de que no se puede obviar su extravagante vida, trato de separar entre lo que fue el artista y lo que era el individuo, ya que uno decía una cosa y el otro hacía otra cosa... ¿Conflictos personales o 'las personas mienten'?... La mentira existe en el mundo de los adultos, no en el de Peter Pan...

Emiliano dijo...

Respecto del tema de Honduras. No sé que tan malvada sea la acción si lo que se pretendía era cuidar la verdadera democracia y no la fachada demo-marxista que muchos en America ya practican...

Juan Emar dijo...

Jorge: interesante metáfora. No puedo estar más de acuerdo contigo. La pregunta no es tanto porqué Michael Jackson hizo tal o cual cosa, sino porqué la sociedad reaccionaba de esa forma frente a él. Gracias por tu aporte.

MEFISTO: Yo creo que algo de eso hay. Además Obama prometió una política no intervencionista para potenciar a la OEA. Veremos ahí cómo se da la cosa.
Hoy es el día.

Andrea: Sobre los padres me parece que la respuesta es tan monstruosa como tu misma auguras. Era un muy buen negocio que se planteó de forma "inocua", seguramente con juramentos y rejuramentos de que no habría abusos.
Sobre su última acotación no me queda más que decirle que es el mundo de Peter Pan la gran mentira. Es lo que no existe y que genera el conflicto.

Emiliano: ¿No sabe que tan malvada sea la acción? Le daré algunas claves para que lo piense: un golpe de Estado es, por definición antidemocrático. No puede afirmar lo que de facto está negando.
No sólo eso, sino que la imposición por la fuerza cuesta vidas y genera violencia.
Aquí no se trata de cuidar la "verdadera" democracia. La verdadera democracia no existe, porque los ciudadanos delegan el poder y sólo se manifiestan en el voto. Es en el voto el único momento en que el ciudadano puede ejercer algo de poder. Zelaya quería llamar a un referendum, es decir, a que la gente VOTARA si quería prolongar su mandato. Si a un llamado a votar se responde con un GOLPE, no veo qué tan "verdadera" sea la democracia que ud. cree que están defendiendo.
Los países del ALBA irritan a las Elites de sus propios países y de otros países que no tienen nada que ver. Las Elites -aunque controlen recursos y medios de comunicación- son por definición minoría.
Estos gobiernos que hacen cambios en detrimento de la Elite y a favor de las mayorías irritan a la Elite.
Sobre todo porque la Elite no es capaz de ganar los votos suficientes para tomar el poder, y ven cómo el apoyo de los ciudadanos de los países del ALBA han aprobado referendums y nuevas constituciones.
¿Qué les queda?: desestabilización, propaganda en los medios y golpes.

Revise la historia de américa latina durante el siglo pasado verá que el patrón se repite (Guatemala, Nicaragua, Honduras, Bolivia, El Salvador, Panamá...etc).
Por último, con una breve revisión de Marx le bastará para dejar de ocupar el término "marxista" cuando no es apropiado.
El marxismo no está siendo practicado en ninguna parte de américa Latina (ni del mundo), ni siquiera en Cuba.
Por último, si aún le quedan dudas de que tan malvada sea la acción, fíjese en la cantidad de países NO "demo-marxistas" que han condenado el golpe.
Las nuevas autoridades no han sido reconocidas por ningún país del mundo.
La última vez que vi, el mundo estaba lejos de ser "demo-marxista".

Saludos

Jorge A. Gómez Arismendi dijo...

En cuanto al comentario de Emiliano y el golpe: es malo en sí, no sólo porque es un claro acto de violencia y agresión, sino también porque demuestra la incapacidad política de los sujetos para solucionar los asuntos.

Y claro, se dice para proteger un constructo como "la verdadera democracia" pero ya vemos que han entrado en el proceso donde se comenzian a restringir libertades y suprimir derechos.

Todos sabemos como avanza.

Anónimo dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con Jorge. Además, siendo Michael Jackson “el rey del pop” no podía haber sido de otra manera; contradictorio, oscuro, tétricamente suave , excéntrico y millonario. Además, por supuesto, niño-estrella y explotado por su padre.

Sin embargo, es bien rara toda la cuestión. Yo creo que quedarse pegado en ser niño es un problema psicológico, pero creer que uno va a poder serlo abusando de niños es realmente de psicópata y parece más que nada una venganza por su infancia perdida.


Respecto a lo que dice Emiliano, creo que la " verdadera democracia" parte por el respeto a las instituciones y sobre todo, por el respeto al voto popular. Me cuesta imaginar que se pueda construir una verdadera democracia partiendo desde una toma ilegítima del poder.

Saludos,
Antonia

Anónimo dijo...

michi, michi.... me sorprenden tantas excentricidades perdonadas, para algunos rey del pop, para otros un pedofilo(me dan risa la cantidad de metaforas que he visto en los medios con respecto a este tema). Pero por que a michi se le perdona tanto? si fuese que todas las personas que han tenido una infancia sufrida, por el solo hecho de haberla tenido, justifiquen sus acciones...
sobre el tema de los padres.... yo creo que ese es un ejemplo de lo que es capaz de hacer el dinero(en grandes cantidades si... )y ocurre aun, solo que las personas prefieren obviarlo.. al igual que en muchos otros casos...
mientras tu realidad no afecte la mia, todo esta bien...

Ana dijo...

igual creo que faltó hablar de un punto importante: los abusos que cometió su papá con él. dato jevi para entender -al menos un poco- el actuar de este personaje.
saludos desde Bruxelles
Ana

Andrea dijo...

Mmm... El mundo de Peter Pan existe... Pero sólo en las mentes de las personas que no niegan su niño interior... Pero ese es otro tema... No intento convencer de aquello a nadie... El punto es que mi mención al mundo de Peter Pan era hacer notar una gran contradicción en Michael, ya que el quería vivir en un mundo de Peter Pan, pero como persona, creo que mentía constantemente o por lo menos se contradecía respecto a la letra de sus canciones y su actuar....

maldonado dijo...

Me da una pena terrible el golpe de Estado en Neverland y que hayan derrocado al presidente democráticamente elegido, Michel Jackson. Es un lamentable retroceso en el imperio neoliberal, inaugurado poco después de la caída de facto del muro de Berlín. En cuanto a la "misteriosa" muerte del Rey de los hacendados criollos pop de Honduras, no hay que inquietarse, porque, como dice el dicho pretoriano de la industria militar hollywodense: "A Rey muerto, Rey puesto", sombrero tejano incluido. Finalmente, no puedo dejar de rendir un sincero homenaje a Ricardo Correa.

Citizen Almeida dijo...

Estimado:

Me animo a mandarte un comentario crítico frente a la severidad con que abordas tus temas. Si bien en los anteriores post compartía –al menos en gran parte– tus ideas, no dejaba de notar una reverberancia en tus palabras que sólo se logran desde los púlpitos.

OK, Darle y darle a Piñera y a los feminicidas no te convierte en una especie de cura del progresismo, pero tus opiniones sobre Michael Jackson ya me parecen de un moralismo suficiente como para olvidar algunos aspectos que a mi juicio explican todo lo que pasó tras la muerte del artista.

Michael Jackson no fue un santo, pero sí fue un héroe en el sentido más clásico de la palabra. Y la ola de admiración y compasión hacia él, que se entreveran y explican mutuamente, son la consecuencia de esta mezcla de talento y tragedia que hacen de él un sujeto total y radicalmente fuera de lo común. Un personaje de aquellas novelas que no han de escribirse, por ser innecesarias frente a la existencia misma de su protagonista, que en sí es el objeto del arte, obscuro y triste, sin duda, pero al cabo, arte.

Michael Jackson fue poseedor de un talento sobrehumano. Mucho se ha hablado de su aporte en la música, el que es cierto, pero también fue un eximio bailarín y coreográfo, logrando, a mi juicio, trazar la gramática de la música popular contemporánea, entiéndase esta como un conjunto performático que apuesta a la penetración del conjunto de los sentidos. Más allá de la frialdad de ese análisis, el logro nació de una sensibilidad fuera de serie, capaz de expresarse mediante un talento no menor.

Creo que Jackson estaba conciente de su valia y el éxito no hizo más que hacerle creer que era un artista excepcional y de ahí a pensar en que era un ser humano fuera de todo canon, había un paso, y él se atrevió a darlo.

El artista creyó entonces que podía vencer su propia naturaleza y así vencer a sus propios fantasmas. Tal vez más que buscar vencer la muerte y la vejez, su propósito fue recuperar la infancia que perdió a manos de la crueldad que debió vivir como tantos otros niños negros, pero con la diferencia de haberla sufrido siendo Michel Jackson. Puede que haya sido pedófilo, puede que no, y aunque sea seguro que su aproximación a la niñez era enfermiza, esa historia merece respeto y compasión.

Digo compasión, y con esto redondeo la idea de que Jackson era un héroe, porque en ese intento Michael creyó que podía superar su propia humanidad e ir más allá que cualquiera, y se perdió en el camino. El castigo recibido es el que reciben los humanos que desafían a los dioses y terminó convertido en un engendro inclasificable, repulsivo desde muchos puntos de vista.

Sin embargo, tras su muerte, recibió también un trato de héroe griego, porque quedó libre de todo lo que lo atrapaba, emergiendo toda la grandeza de su figura, más allá de su juventud, pues a mi juicio logró capturar cierta intemporalidad, creo, gracias a su baile fuera de todo referente.

Por eso, no me deja de parecer tan sugerente que su última obsesión haya tenido que ver con vencer el dolor, llegándole la muerte justamente cuando estaba en eso.

Salud por Michael Jackson, porque su vida no se reduce a la falsa dicotomía entre (mal) ser humano y (excelente) artista, sino por haber ofrecido tanto pese al sufrimiento.

Anónimo dijo...

You've Been Hit By A Smooth Criminal

maldonado dijo...

Neverland en pleno. Habló Peter Pan. Ahora esperamos la repuesta del Capitán Garfio.

MEFISTO dijo...

SR Smee, acá Tigrilla comprende que Peter se centró en el talento,aunque a mi me suena a dejo de que mal que mal, estuvo como banda sonora de nuestra niñez...

Garfio más Rock and roll del momento por favor y del real!!!

ok, ya voy saltando por la tabla...

Juan Emar dijo...

Estimado Citizen:
Intentaré contestar sus aseveraciones y cuestionamientos en el orden que los dispuso. No será muy entretenido, pero me acomoda.

Su primer comentario es, a estas alturas, innecesario. Su confianza en aceptar mis colaboraciones en su blog así como las mutuas lecturas y "links", hacen demasiado evidente el recurso retórico del falso apoyo. En otras palabras el "siempre he estado de acuerdo contigo, pero...". Dicho recurso, tremendamente efectivo para marcar un contraste, nos desvía de lo que supongo debiera estar realmente en juego: los argumentos más que el convencimiento.
En la misma línea, hace una crítica de estilo que si bien es bienvenida, es cuestión de paladar. La reverberancia existe porque hay alguien que pueda escucharla y -en su caso- incomodarse por ella. Con esto quiero decirle algo que ya he dicho: es mi forma de expresar ideas, distinta a la suya, que por muy oculta que esté tras la ironía y el carácter lúdico, puede ser tanto o más reverberante.
Creo, a estas alturas, innecesario recordar que se trata de una opinión. Pese a que lo hice hace poco cuando celebré 3 años, y que cada cuanto intercalo frases como -en mi opinión-, -creo yo-, etc.
Supongo que no tengo arreglo. Y habrán quienes -como ud.- ven púlpitos pese a que el formato mismo (blog) es de opinión. Al menos así lo entiendo.

En el otro recurso retórico que utiliza (hipérbole del defecto en cuestión) dice que le doy y le doy a Piñera. Me temo, estimado, que ha extendido el alcance de tan sólo una columna que he escrito sobre el susodicho. "Darle y darle" me parece exagerado. En cualquier caso, no me interesa "no darle". Tal vez lo haga, tal vez no. Pero -ya que propuso la metáfora moralista (moralismo que sufrí en mi educación escolar y que usted se tuvo que bancar en su educación universitaria)- creo que está "viendo la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio(blog)".

Ahora, su metáfora del púlpito sumado a la reverberancia, evocan -entre otras cosas- al sacerdote en la catedral. Lo que se condice con el desarrollo de su principal punto que lo motiva a comentar: el moralismo.

Sin embargo, leo sus bellas y cuidadas palabras -que ya ensayó en su columna "Fulminado por Zeus"- y veo también un moralismo. La afirmación del artista es una afirmación moral, tal como Nietzsche lo planteaba con gran maestría. Somos inevitablemente seres morales, y nuestra voluntad no hace sino valorar constantemente. Lo que importa es ver cuál es el tipo de moral en juego y qué estamos afirmando.

Que usted haga la analogía -discutible- con el héroe griego, lleva finalmente hacia el nudo clave: desafió a los dioses y ese fue su castigo. Déjeme decirle que también suena a púlpito y reverberancia.
Pero ese no es el punto.
No para mí al menos.
Mi columna trata de dar cuenta de lo que es finalmente una pregunta (no una respuesta): ¿Por qué tanta extravagancia era tolerada e incluso idolatrada?

El carácter excepcional que usted establece en torno al artista no es más que redirigir la pregunta: ¿Qué lo hacía excepcional?
¿Sólo su talento musical y bailarín?
Estimado, a diferencia suya, no me generó gran compasión ni impacto. Sí me llamó la atención la reacción de prensa, fanáticos y el "negacionismo" de muchos con respecto a lo que pueda ser controvertido. Sumo también la suya.
Artista o no, lo cierto es que llevaba años "existiendo" por cualquier cosa, excepto su "arte".

(continuará...)

Juan Emar dijo...

Pero dejémonos de tanta verborrea y retórica que no debiera tener lugar entre nosotros, y dígame simplemente que la muerte de Jacko le tocó el corazón y que prefiere recordarlo por lo que lo hizo famoso en los '80.
Y yo le diré que nunca me gustó taaanto, pero que me llama la atención todo lo que genera y todo lo que se le dejó hacer. Y no sólo eso: cómo sigue acaparando noticias marcadas por el fanatismo y poca crítica en torno a lo "raro" de todo su mito.

Espero, por su comentario final, que haya entendido que para mi tampoco hay una dicotomía entre ser humano y artista. Si algo quise decir es que es inútil separarlos. Y sólo separados es como se puede establecer una dicotomía. Son así los que abogan por "dejar de lado su vida personal", los que más defienden un moralismo hipócrita.

Y ojo que con el sufrimiento, que siendo para ud. lo que marca su vida, no tiene más fuente que el relato del mismo.

Mis saludos

La del vestido verde dijo...

Si pudiréramos separar al humano del artista, amaría completamente a Borges y tal vez no querría tanto a Lemebel (ojo, tal vez). Es sencillamente ridículo, dejar de lado los abusos que MJ ejecutó en vida... ¿tal vez lo hizo? tal vez NO??? por favor, los padres de los niños abusados estaban realmente concientes de lo q le sucedía a sus hijos? esa sí puede ser una buena pregunta.
Aún si consideramos sospecha de auqellos actos es suficiente como para ponernos alerta y no llegar a la idolatría q parece tan extravagante como él lo fue en vida.
Su maestría artística, innegable, apreciable.. maravillosa, increíble! etc... Pero por ello perdonar y cegarse a lo que (tal vez) hizo, sólo porq sufrió cuando era pequeño? come on!!

La del vestido verde dijo...

Tal vez fui demasiado categórica, me molesta serlo, con tan poco. Pero bueno al menos acá: http://www.elpais.com/articulo/reportajes/mascara/era/Michael/elpepusocdmg/20090705elpdmgrep_1/Tes

hay algo más o menos elocuente al respecto. Aunque a estas alturas todos estamos con Jacksonitis...


Respecto a Honduras, me parece q la respuesta de Emar fue bastante contundente. Como si fuera poco ya existe un víctima fatal (oficial).


'V de Vendetta', la veré por segunda vez.

Citizen Almeida dijo...

Estimado,

Más allá de los detalles intrascendentes, pero que le ponen color a cualquier discusión, como si usé recursos retóricos para abrir mis críticas o tratar de comprender a qué se debe tu intempestivo trato de usted, propongo centrar el debate en el aspecto que resalta por sobre otros.

La moral.

De acuerdo, la moral es prácticamente una cuestión de existencia humana y la pregunta correcta refiere a qué moral. Sin embargo, que haya rastros de moral en cada uno de nosotros, no nos hace a todos moralistas. O sea, existe una moral cristiana y existen cristianos, pero no todos los seguidores de Jesús andan a cristazos contra el prójimo. Además hay moralismos y moralismos, por ejemplo no es lo mismo cardenal Medina con sus nos y sus escandalizaciones a Samaniego o Esopo, aunque todos ellos desearon cambiar las conductas de sus contemporáneos.

Yo tengo moral, como todos, pero ésta parte –y tal vez aquí está la diferencia– del total respeto por el otro, lo que conlleva evitar tratar de cambiar las costumbres y opiniones, al menos hacia resultados dirigidos, y la voluntad de comprensión de quién se tiene al frente. En tal sentido, pasadas las repulsas por todo lo que consideramos abyecto, hay una segunda capa que es necesario pelar para descubrir una riqueza humana que escapa de la corrección debida. De otro modo, todas las evaluaciones morales quedarían sojuzgadas y reducidas al crimen o lo impropio, y como no pretendo erigirme en juez de nadie, no me detengo en dicho aspecto. Es como acabar la comprensión sobre Churchill porque era borracho, sobre Allende por mujeriego, Gandhi porque golpeaba a su esposa y Sade por ser quien era. El riesgo es, ya adivino por dónde podría ir el retruque, llegar a establecer dimensiones humanas que “laven” la imagen a sujetos deleznables, como Hitler, Pinochet, Calígula, y capaz el propio Jackson. Bueno… ¿acaso vamos a negar la humanidad de estos personajes? Más allá de que eso sea necio, es imposible, tanto como evitar la curiosidad (que siempre comporta atracción) por saber de ellos, por último con el afán de comprender la maldad o la enfermedad. Ahora distinto es si merecen castigos, y qué castigos, pero por fortuna no estoy yo llamado a eso, aunque pueda tener una opinión e incluso pueda movilizar mis energías para promover la sanción de alguien, conforme mi propio criterio político y mis propias pulsiones de venganza.

Es decir, y para concluir el punto, me importa una soberana raja el juicio moral sobre las personas, si éste pretende ser conclusivo, de lo que se desprende que la conducta moral no es lo que más me interesa de alguien, sino sus complejidades y sus contradicciones, por lo que el crimen o la falta para mi es sólo un antecedente más, entre muchos otros. Ahora, si consideramos tu argumento que dice que te extraña la devoción y acrítica de las personas frente a Michael Jackson, eso se debe justamente a que –por suerte– hay muchos que no se sienten llamados a indicar con el dedo al prójimo, lo que conlleva a la sana voluntad y actitud de rescatar todo aquello que es bueno y que es por lo que se habla del artista. Ahora, sobre los medios, no sé, yo creo que más bien se han visto atravesados justamente por el eje que planteas: buen artista – mala persona, y abundan los reportajes acerca de si era pedófilo, si sus hijos son sus hijos biológicos cuántas cirugías se echó al pecho, si era endoracista, si estaba loco, etc y ad eternum, así como hay tiempo también para mostrar todo su aporte en la música y la danza. Choose.


Es cierto, en mi post “Fulminado por Zeus” hay un dejo sacerdotal, pues claramente fue una exequias que apeló a poderes celestes y que puede leerse como un acto moral, pero no desde lo cristiano, en lo absoluto. No sé, al final de estas palabras no sé por qué se me atropellan personajes shakespieranos como parar tratar de cerrar. Mac Beth por ejemplo. Malo como el natre y traidor, pero menos mal que existió, aunque haya salido sólo de la cabeza del dramaturgo y aunque su función sea la de recordarnos las consecuencias de la ambición desmedida.

Juan Emar dijo...

Estimado:

Disculpa por tratarte de usted. No sé si fue la costumbre (de como respondo) o la intempestividad que también sentí con tus recursos retóricos.

Vuelvo al tema.
Comprenderás que es muy complejo intentar hacer un juicio puramente estético. La sola existencia de la axiología es prueba de que estética y moral no están tan separadas como ambas quisieran. (Nótese por ejemplo la coloquial frase "fea la actitud", cuando debiera decirse "mala" la actitud).

Sigo pensando que ves en mi columna algo que no está realmente y percibo algo de contradicción en tus argumentos. Te digo a priori que no condeno la contradicción, me parece que todos la cargamos (por eso puede ser interesante la sinceridad al respecto de MEO), y que el personaje en cuestión (Jacko) es otro ejemplo más.

Sólo dejé constancia de lo que me parece raro en torno a quien consideras un héroe. Héroe extraño (si lo quieres leer desde la Grecia clásica) pues pareciera nunca haber aceptado su destino ni su misma existencia.
Creo estar lejos de invocar una moral judeo-cristiana basada en el espíritu de venganza: jamás he hablado de castigo (como tú sí lo has hecho)ni tampoco a una crucifixión.
Pero por alguna razón me parece extraña la recepción de sus conductas. Y aquí no me refiero a lo que ha sucedido después de su muerte (hacer leña del árbol caído), sino MIENTRAS el tipo existía.

Y sospecho que acá, querido Andrés, es donde lees otras palabras y no las mías: evidentemente el hecho que haya muerto ha desempolvado videos, discos y escándalos, pero lo que me llama la atención es como en su momento, no resultaba extraño que se fuera de gira con un par de niños, que se agarrara el paquete...o que se cambiara de color.

El respeto por el otro (que invocas como base de tu moral) tiene que ver -creo yo- con un reconocimiento del otro. Y ese otro es también contradicción. Reconocer su contradicción es reconocerlo.

Pero nuevamente, y aquí vuelvo a pensar que no estás discutiendo con el sentido de lo que escribí, para mí el tema no es Michael Jackson. El tema es el doble discurso. Es la excusa de ser famoso para dejarle pasar sin arrugar la nariz las mismas actitudes que escandalizarían si se tratara de otra persona. Entonces a lo mejor tienes razón, y hay quienes no indican con el dedo. Pero el rescatar "lo bueno" en un personaje que también es lo otro, es invocar "lo malo" por omisión. Aunque suene paradójico.
Cada palabra que se refiera a lo buen artista que era y a la "verdadera razón" para rescatarlo deja inevitablemente el espacio vacío de todo lo demás. Porque él también era todo lo demás.

Eso, mi estimado, concordarás que es una moral hipócrita.
Y en mi "línea editorial", amerita dejarla constatada.

Un abrazo

Citizen Almeida dijo...

Don,

ahora me dieron ganas a mi de ir punto por punto:

1. Sobre la inseparabilidad de estética y moral: cierto, pero en tus palabras se presupone una especie de gravitación de la moral por sobre la estética y eso no siempre ha sido así. Y en consecuencia, puedo afirmar que lo bello es lo bueno y no al revés, ergo pico con la bondad de los actos, o sea, ergo, puedo hacer un juicio estético (y moral a la vez) que sólo considere la belleza de lo actuado, pues belleza se homologa al bien, lo fagocita. Depende de mi soberana elección y es casi un simple acto de habla (a estas alturas ni tu ni yo creemos en lo ontológico, creo).

2.- Ser héroe: Afirmo que M.J. es un héroe de impronta griega dada su impertinencia en el el ámbito olímpico (dado su gran talento) y su desafío abierto a la naturaleza (la que es representada por los dioses) con el consecuente cachamal que lo pierde (el castigo divino no es privativo del catolicismo ni de ninguna fe en particuar). Dices que no aceptó su destino, y a mi me parece que éste era del todo previsible (un oráculo en Delfos lo habría previsto) y creo que él siempre vivió su vida como un personaje trágico.

3. La permisividad para con las celebridades: es cierto, pero parcialmente. M.J. pudo ser todo lo freak que pudo, y eso tal vez habría sido menos extremo si le hubiesen parado los carros. Pero la pregunta es cómo lo haces. Una alternativa es la legal, pero bajo ese punto de vista no es ilegal hacerse blanco, cambiarse el caracho, agarrar madres sustitutas para procrear hijos que al final puede que no sean ni tuyos, ni tampoco viajar con niños autorizados por sus padres. La segunda alternativa es la sanción moral, y me temo que esa la vivió el artista permanentemente, por lo que eran raras sus apariciones públicas y su actitud hacia lo exterior era de extremado recelo, probablemente porque sabía que nunca nadie entendería ni aceptaría su manera de ver y ser, probablemente enferma, pero propia y gracias a la cual el tipo era excepcional.

4. Agarrarse el paquete: Puta, siendo sinceros, esa wuea vale callampa ¿Qué chucha importa? ¿Indicativo de qué es eso?


5. El otro como contradicción: cierto, pero no he negado las contradicciones de MJ, sólo que no creo que haya tal contradicción entre ser mala persona y buen artista, de hecho eso suele ser así y capaz que la perversidad y el egoísmo sean pasaportes para adentrarte en el mundo del arte. Es por eso que me niego a evaluar al personaje en el eje del bien y el mal. Punto.

6. El doble discurso: no sé que tan permisivo fue el mundo como Michael Jackson, y lo digo por la manera de terminar escondido en una mansión guarida en la que se contruyó un mundo paralelo al real, tal como María Antonieta en Versalles, porque no toleraba la realidad que lo acosaba. En El Mercurio salía un análisis sobre el cambio de color de MJ y como eso respondió en gran parte a la gigante presión que significó para él ser la primera megaestrella negra de Estados Unidos. Convengamos que el mundo no fue nunca dulce con el artista, sino todo lo contrario.

Abrazos

Juan Emar dijo...

Maese,

1) Puede ser que efectivamente en este caso haga pesar más lo moral que lo estético. Debo admitir, en todo caso, que todavía no tengo claro cuáles serían las dinámicas de fagocitosis en cuestión. En otras palabras, no sé hasta que punto una puede subsumir a la otra. Que sean inseparables evidentemente no significa que sean reducibles una a la otra.
Concuerdo, no obstante, con lo que aludes como elección y acto de habla. En mi caso, dado que desde el punto de vista estético no me produce mayores emociones y si lo hace desde el punto de vista de la hipocresía moral de su recepción, mi elección es referirme a este punto. Con lo que perfectamente (siguiendo algunos de tus lineamientos) podría alegar que no deberías juzgarme por referir estos aspectos. Sobre todo por que lo hago en clave de pregunta y no de sentencia.

2) De la forma en que yo entiendo al héroe clásico, siempre hay un momento en que acepta (a veces a regañadientes) lo que debe hacer dado lo que es (toma el ejemplo de Aquiles y su entrada a la guerra de Troya). Es decir, acepta su realidad y -hasta cierto punto- destino. Creo que MJ jamás aceptó que era negro, jamás aceptó su aspecto físico, jamás aceptó que era adulto y jamás aceptó que vivía en un mundo donde también hay intrigas y dolor (como bien ilustra el olimpo griego). Esta negación radical de su realidad me hace poner seriamente en duda la metáfora con el héroe clásico. Me parece que el desafío a los dioses (aspecto en el que concuerdo plenamente contigo) no es suficiente para el arquetipo de "héroe".

3) Concuerdo, no tiene nada que ver la legalidad aquí. Pese a que en el caso de sus demandas por abusos sexuales se entró en ese plano. Sobre los medios, me parece que hay de todo. Hemos visto a los que recuerdan los escándalos, así como los que se concentran en el "artista". Sin embargo, en su momento hubo (hay todavía más hoy) mucho morbo para cubrir al personaje. Y concordarás que quienes más se interesaban en cubrir al personaje, más alimentaban los mitos y leyendas en torno al mismo. Hacía años que Jackson no estaba en la sección de "música", sino que en el pirañero mundo de la prensa amarilla-escandalera.
De los de hoy, sólo problematizo a los que intentan que nos "concentremos" en lo bueno que hizo, en una variante hipócrita del ya hipócrita "no hay muerto malo". Pero insisto, el punto es la recepción.

4) Claro que es anecdótico y menor. Y de hecho, no tendría importancia si es que no hubiera otro discurso en torno al mismo gesto. Por eso cité a Pato Yáñez. Su gesto, folclórico y gracioso, no es motivo de orgullo para el susodicho y generó repudio en su momento. Era considerado ofensivo. Recuerdo un gol de Salas en Juventus donde hizo básicamente lo mismo y también recibió pifias y repudio. ¿De qué es indicativo? Pues de la hipocresía y doble discurso que se generaba en torno a MJ. Claro, me dirás que la intencionalidad entre hacerlo de forma ofensiva (Yañez/Salas) y hacerlo de forma "lúdica" (MJ) marca la diferencia. Creo que hasta por ahí nomás.
No es llegar y agarrarse el paquete sin que signifique nada. Y si MJ de verdad pensaba que era un gesto sin otra connotación, podría explicarnos mucho de sus alegatos de inocencia frente a las acusaciones de abuso sexual. No nos saquemos la suerte entre gitanos: agarrarse el paquete no es un gesto neutral o desprovisto de dobles lecturas.

Juan Emar dijo...

5) Perfecto, yo me niego a "olvidar" lo que me parecía extraño del personaje. Y ojo que la contradicción no hay para que evaluarla desde el eje bien/mal. No creo haberlo hecho. Sino que evaluarlas desde su consistencia interna y la recepción de la misma. ¿Porqué la consecuencia está tan empoderada, siendo que existe contradicción e inconsecuencia en todo lo humano?
Yo también me resisto a ese eje, por eso no veo la razón para que no se pueda escribir sobre la contradicción misma.

6) Convengamos que "el mundo" le dio mucho y le quitó mucho. Me resisto a interpretarlo sólo como fuente de dolor para él.
Y lo cierto es que -como hemos visto-, si hay dobles discursos para hablar de él. Desde el fanatismo ciego, hasta el moralismo fundamentalista.

Abrazos

Citizen Almeida dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Citizen Almeida dijo...

Vivificante discusión.

Lo único que no alcanzo a entender, que no es poco, es a qué te refieres con “recepción”. Entiendo que apunta a la crítica hacia quienes hablan y evalúan a Michael Jackson de manera acrítica; o desde el fanatismo absoluto (que es básicamente a lo que te has referido) hasta la acritud total (que agrego yo, comentando la estupidez que le escuché Freddy Stock quien dijo que le parecía “curioso” la presencia afroamericana en el funeral y que haya hablado la hija, en una especie de operación para blanquear (sólo le faltó decir) al artista; ¿qué pretende el suspicaz Hasta Agotar Stock? ¿que cambie de hermanos?, ¿que se invente deudos suecos? ¿Creerá que la hija es una actriz consumada y se inventó la pena).

Sí a eso te refieres con “recepción”, concédeme también la extensión de la crítica hacia el universo en Némesis de quienes se creen la raja porque “se atreven” a hablar mal de Jackson en su propio funeral (la media wea, sino reporta costo alguno).

Respecto a los otros puntos en debate:

1) Estética y ética: OK todos podemos hacer el mix que se nos pare el hoyo entre una y otra, pero que tengas derecho a ponerle más sal que pimienta al puchero, no conculca mi derecho a criticarte justamente por las dosis que elegiste, que es lo que justamente hice.
2) Héroe: No sabemos honestamente si hubo o no catarsis en MJ dada su personalidad retraída, y si no la hubo, da igual, el punto es que algo de héroe griego tiene el tipo, y no necesita el 100% para así considerarlo. Es más, creo que basta con que haya tragedia en todo el sentido de la palabra, y es el caso, en mi modesto entender.
3) Que no haya hecho nada en 10 o 20 años es indiferente frente al resultado global de su creación. Hay gente muy prolífica que pasará a la historia por el número de estupideces que hizo, si es que, y hay otros que se mandan una obra en toda su perra vida y cambian el curso de su disciplina. Como argumento no sirve para evaluar ni descartar la calidad artística de MJ.
4) Ya po, decídete ¿importa o no importa agarrarse el paquete? Creo que en su momento fue muy desafiante, hoy no lo es, y creo que del gesto no puede desprenderse ningún análisis serio sobre su supuesta pedofilia.
5) Lo de la consistencia interna y la recepción, reconozco haber quedado moto. No cacho a qué te refieres.
6) Creo que no abundan los dobles discursos sobre MJ, sino discursos polarizados: o era un pedófilo de mierda, loco, desclazado, enfermo y malo, o era un genio, un ángel o la quintaesencia del arte contemporáneo.

Salú

Anónimo dijo...

Soy Christian. Yo creo q la profundidad con occidente recibió esta muerte en particular, tiene q ver en q, de alguna manera, estas sociedades se ven reflejadas en el tipo. Este Peter Pan q hoy ya muchos reivindican o asimilan en sus vidas (vi un blog en q el bloguero dice q es "pendejo" y q creció escuchando thriller... o sea, el tipo tiene como 30 y se autodefine como pendejo, chuta!!), es parte delos anhelos de mucha gente, ser del color q se quiera, hacer lo q se me antoje siempre, practicamente sin límite económico.........este ánbimo de ser topdo lo q yo quiera, está muy extendido. Eso quieren muchas personas. Aqui lo único raro es q se haya muerto, parecía q él podía ser inmortal.En exteriorizó tantos deseos ocultos de la gente q creo q por ahí va el tema de dejartlo hacer...después de todo, ni recuerdo q el productor chileno d ela gira q lo trajo dijera, en ese tiempo, q venía con menores, no paro los recitalesni dijo, váyanse de aquí !!, NO. No creoq el tema de los niños sea tanto tema, entre otras cosas, porq pareciera q son niños q fueron vendidos por sus propios padres. O sea, si alguien me pide a mi hijo chico pa dormir con él le digo q NO, rotunda y definitivamente. Por q esos niños podían dormir con él, con la anuencia de sus padres ??. Entonces, para la gente solo fué una excentricidad más. El es la síntesis d emuchos problemas del posmodernismo, por eso mi curiosidad es q significa su muerte, será un punto de inflexión social??, hacia dónde nos encaminaremos ahora??, mayor apertura??, más nacionalismo??. A las puertas de controlar el ADN de los seres humanos estas preguntas me suenan pertinentes y muy inquietantas, ya te quiero aqui futuro !!!.

Juan Emar dijo...

Estoy de acuerdo querido Andrés, me entretiene mucho este diálogo.

Sobre la "recepción" me refiero a las reacciones en torno al personaje. Tanto las públicas (que bien ejemplificas) como las anónimas y "populares". Pero me llama más la atención cómo se desenvolvían estos fenómenos en SU momento. Hoy, todos somos generales después de la batalla. Concuerdo, es muy fácil hablar mal de él en su funeral. Y creo que este fenómeno oportunista es parte de la "recepción" a la que me refiero: poca extrañeza en su momento y polarización ahora, que está muerto. Espero haber sido algo más claro. De no ser así, sugiero ir a tomarnos una cerveza.

Sobre los puntos,

1) Concedido. Me parece que en este punto llegamos a un asunto de paladar. Lejos de abusar de la metáfora o de cerrar artificialmente las vetas de discusión, a uno le gusta con más sal y al otro con más pimienta.

2) El tema, para mí, es que la catarsis y el autoreconocimiento es fundamental para configurar un arquetipo heroico. Así que si bien es cierto que puede tener elementos heroicos, mantengo mi posición: creo que no es suficiente para considerarlo héroe. El autorreconocimiento es fundamental. Por lo demás, que esté envuelto en una tragedia (estoy de acuerdo) no lo transforma en un héroe. Tragedias hay prot-agon-izadas por personajes que no son héroes.

3) Estoy de acuerdo que no es argumento para evaluar su calidad artística. De hecho, es justamente mi punto: su vigencia en esos años no fue artística, si no a punta de escándalos. Es por lo mismo que estamos hablando de esto. De hecho, jamás he intentado un juicio artístico sobre él.

4) Me percato de que puedo haber sonado contradictorio. Intentaré explicarlo mejor: personalmente no encuentro que agarrarse el paquete sea GRAN cosa, es decir, a mí no me escandaliza. Pero tampoco creo que sea un gesto neutro. Creo que connotaciones siempre va a tener, ya que estamos hablando de genitales.
Lo que me hace preguntarme en torno a la figura de Jackson es cómo logró que un gesto así estuviera desprovisto de connotaciones sexuales. Lo siento, pero me genera ruido el hecho de que haya logrado "normalizarlo", siendo que todavía -para muchos- puede ser un gesto ofensivo. Evidentemente no hay un análisis serio sobre su pedofilia destrás de esto. Fue un comentario sarcástico nomás.

5) Me refiero a que uno puede formularse preguntas a partir de sus declaraciones y letras, sin necesariamente entrar en el eje "bien y mal". Y además, evidenciar esa contradicción -para mí- no implica hacer un juicio necesariamente. Podría profundizarte más, pero preferiría mediarlo con una cerveza.

6)Discrepo y concuerdo: abundan los discursos polarizados. Pero el doble discurso también está ahí, sólo que moviéndose de manera "estructural": en cada omisión, en cada condena "social" por la pedofilia y en cada taparse la boca con una agarrada de paquete. Convengamos que MJ estaba lejos de ser un símbolo de la transgresión.

Salú pues

Juan Emar dijo...

A los y las demás comentaristas:

me percato que la discusión con el Citizen ha sido bastante monopólica, así que intentaré hacerme cargo de algunas de las cosas que ustedes han aportado.

Antonia: esa lectura "vengativa" está bastante extendida y demostrada por la psicología. El tema es que costará mucho tener certeza con respecto a los hechos. Ahora, de que es un problema piscológico "quedarse pegado", me parece que no hay duda.
Saludos


Anónimo: tal vez el mismo dinero perdona esas exentricidades...
Saludos

Ana: es cierto, es un dato importante. Pero como lo dicen otros más arriba: no a todos los que tienen infancia terrible se les aguanta así como a MJ. El punto no es tanto entender porqué él hizo esas cosas, sino cómo se lo toleraba.

Andrea: te entiendo. Lo que yo te digo es que es por la misma razón que el mundo de peter pan sólo existe en las mentes, es que la contradicción aparece en el "mundo real".

Maldonado: clap, clap, clap. Me saco el sombrero...
Saludos

Maggie: gracias por el aporte y por el link. No me queda mucho más que decirte.
Saludos

Christian: me parece muy acertado tu análisis, tremendamente interesantes y provocadoras las preguntas. ¿Cuándo hacerse cargo?
Yo creo que es algo inútil esperar el "futuro", por definición nunca llegará y siempre estará "por-venir".
Saludos

Anónimo dijo...

http://www.lasegunda.com/ediciononline/espectaculos/detalle/index.asp?idnoticia=495282


a ver si se aviva la cueca, jaj

Citizen Almeida dijo...

Estimado,

Ya vamos despejando el asunteque, pero quedan algunos contenciosos:

Ser un héroe trágico: no nos pongamos clásicos para definir heroicidad ni tragedia, que ningún profesor de literatura antigûa nos está evaluando. Esas son construcciones que nacen de los relatos. Es decir, provienen de un alguien que quiera contarlo con cierta intención, y en este caso ese alguien es más de uno. Cuando Shakespeare tomó sus personajes anónimos le importó un soberano pico si Ricardo o Julio César verdaderamente sintieron o no la emoción que el dramaturgo quiso explorar. Al caso es igual: MJ despierta esa sensación de sobrehumanidad, desafío y peso por querer ir más allá de su naturaleza, con un consecuente castigo. A mi me basta tanto como Ícaro que se sacó la chucha por querer volar más alto que Dédalo.

La vigencia: Dices que MJ no estaba vigente de manera artística, y yo creo que sí, porque el tipo cambió y siguió influyendo la industria musical, independientemente de que no haya hecho nada nuevo en un buen trecho. De hecho, son muchos artistas que reconocen la influencia del mentado en creaciones que no tienen 5 años. Es como decir que John Lennon perdió la vigencia cuando le pusieron un balazo en 1980.

Agarrarse el paquete: en su momento tuvo connotaciones sexuales, ya es una bicoca al lado de lo que hacen otros, no es neutro, pero es irrelevante.

Discursos polares: Tienes razón hay omisiones en los dobles discursos, pero es como todo. Siempre hay omisiones, silencios e hipocresías, que sino no podríamos vivir todos tugeder.

MJ como símbolo de transgresión: ya lo creo que era transgresor ¡cómo no! Si se cambió entero e inventó de nuevo. Fue un hijo de sí mismo reemplazando a la naturaleza y desafió todos los parámetros hasta entonces, y ha hecho, entre otras cosas que un par de palurdos como nosotros hayamos intercambiado unas 3.500 palabras, por lo bajo justamente al respecto.

Anónimo dijo...

La obra de Michael Jackson es sin duda fascinante y la valoración y análisis de ésta, está recién en su comienzo.

Luz

Juan Emar dijo...

Querido Andrés: me pones en una encrucijada. Finalmente me dices que es un héroe, pero según lo que tú consideras como necesario y suficiente para dicha categoría.
Estoy de acuerdo, como en todo concepto, el héroe está lleno de arbitrariedades. Sin embargo, creo que invocar a Shakespeare a propósito de lo mismo es un poco un contrasentido: la voz autorizada para desautorizar la voz autorizada.
En fin, parece un nudo ciego. No me siento evaluado por nadie, pero en "mi" concepto de héroe le falta lo necesario.

Sobre la vigencia el terreno es complicado tal como lo presentas. Sobre todo por tu contraejemplo: John Lennon. Lennon murió. Jackson (en el período comprendido) estaba vivo. Que gente reconociera la influencia de Jackson siendo que no había producido nada en 15 años es como confirmar que "artísticamente" ya estaba muerto. Que lo mejor ya lo había hecho y que frente a eso era mejor no hacer nada.

Discrepo sobre lo del paquete. Creo que es significativo que no generara reacciones. ¿Lo harías delante de un jefe, cliente, tu madre, o una mujer con la que estás coqueteando?

Sobre la transgresión: creo, estimado, que lo que a mí me ha tenido escribiendo es justamente que su transgresión nunca fue realmente recibida como tal.
En otras palabras, nunca escandalizó a nadie...y eso es lo raro. Es una transgresión automáticamente "normalizada".
No sé tú, pero es justamente este punto el que a mí me hace pensar y derrochar tiempo y palabras...
En todo caso, me entretiene.

Un abrazo

Luz: ¿Qué más decir?
Saludos