martes, septiembre 18, 2007

El gesto de la semana: El mito de fiestas patrias


Antes que todo quiero compartir mi alegría porque después de casi 6 meses de silencio jurídico ha decidido volver a publicar. Y con la lucidez que lo caracteriza se ha referido a las fiestas que estos días nos aquejan. Pese a que comparto algunos elementos claves de su reflexión, yo si he estado celebrando, no sé muy bien qué, pero los asados y el ambiente festivo se agradecen.

Yo sí me referiré a lo que jurídico llama "disquisiciones absurdas y elementales acerca de cuál es el evento que se celebra (o conmemora) en Fiestas Patrias", básicamente porque creo que hay un simbolismo en el que vale la pena detenerse.
Un comercial de Loto se esfuerza en "recordarnos" con tono de paya que celebramos "la independencia de todos los chilenos". Si eso fuera cierto, lo haríamos el 12 de febrero. Y aún quedarían 11 años para el bicentenario, ya que como algunos recordarán fue en esa fecha de 1818 que el "Capitán General" O'Higgins (personaje de nuestra historia que me produce un gran desagrado) firmó nuestra independencia en Talca. Pero claro, no sería muy entretenido celebrar en Febrero ¿cierto?

En rigor, lo que celebramos cada 18 es el primer cabildo abierto que llevó a la proclamación de la primera junta de gobierno (órale, vamos sumando: Capitán General, Junta de Gobierno).
Dicha junta reconocía lealtad a Fernando VII, pero no su soberanía sobre nosotros. Esto respondía a un oportunismo de la invasión de las tropas napoleónicas a España.
De hecho esa lealtad "a medias" o "chanta", si se quiere, siguió siendo reconocida durante casi 8 años desde aquél 18 de septiembre de 1810.

O sea, celebramos algo así como la primera "comisión" o "mesa de diálogo" para la independencia (que llegaría 8 años después, insisto).
¿Se fijan? Es simbólico. Y esa independencia de España es bastante cobarde.
Se parece a esa supuesta independencia que tiene Chile para tomar decisiones como ABSTENERSE de votar por Venezuela para el consejo de seguridad de ONU, o de nuestro Senado que aún no es capaz de ratificar el tratado de Roma que crea el tribunal penal internacional por miedo a caerles mal a los gringos, o que no nos den repuestos para nuestros F16.
Podríamos seguir enumerando y dándonos cuenta que lo que se celebra habla bastante de lo chantas, oportunistas, y cobardes que somos como país (sobre todo los que hablan a nombre de "todos los chilenos"), pero bueno también hay que celebrar...no sé muy bien qué, pero se agradece la distensión y los feriados.

Por Favor, reAcciones


6 comentarios:

José Nova dijo...

Ahora aclaré mis dudas sobre si O'Higgins puso la millonaria en Conce o en Talca.

En conclusión, la mentalidad del chileno de "no quedar mal con nadie" viene de tiempos ancestrales. Aunque, considerando los rumores que hablan de que a Don Mateo de Toro y Zambrano lo sacaron de su casa a regañadientes, medio dormido por pasar la caña, para presidir la Junta... ahí hay otro precedente de nuestras costumbres.

Al menos se descansó.

Saludos.

ojos de papel dijo...

Juan
Encontré una Payador Feminicida!
http://www.lacuarta.cl/diario/2006/08/19/19.07.4a.CRO.PAYAS.html

Saludos!

ojos de papel dijo...

Hay que tonta!Ahora si que si

Juan Emar dijo...

Buen hallazgo Ojos.
Gracias...

Eso sí, no sé si califica como femicida ya que sólo la amenazó...

Saludos

MaRiaNa dijo...

Es verdad que para ser independientes como país nos falta mucho, pero pucha que se disfrutaron los diítas de vacacionesssss!! (Gracias por tu link y por tus palabras, me senti como defendida, aunque demás que no fue tu intención.. :) )

Juan Emar dijo...

Mariana: de nada. No sé si la intención era que te sintieras defendida, pero si respaldada. Y que además leyeras tan hermoso y lúcido texto.

Saludos