miércoles, abril 29, 2009

El gesto de la semana: "Un techo para la campaña"




"Un techo para Chile", llamado "El techo" por casi la totalidad de sus miembros, nace alrededor del año 1997. En ese entonces, un grupo de jóvenes -principalmente de la Pontificia Universidad Católica- bastante "tocados" con lo visto en los trabajos de invierno y de verano deciden trabajar de manera más constante en la erradicación de la extrema pobreza de nuestro país.
El asunto va tomando cuerpo y sumando voluntarios hasta formalizarse como tal el año 2000.

La meta: llegar al bicentenario (18 de Septiembre del 2010) sin campamentos.

No sólo eso, vale la pena hacer ver que la iniciativa se ha internacionalizado en "Un techo para mi país" (con el auspicio de Lan, entre otras empresas), llegando a gran parte de Latinoamérica.

Pese a que el trabajo de "Un techo..." es bastante más complejo (incluyendo un centro de estudios y asesorías internacionales) y contempla el apoyo para lograr una vivienda definitiva, en su objetivo primario lo que deben hacer es reemplazar los campamentos por mediaguas de 18 metros cuadrados. Y es por lo que son conocidos y -no pocas veces- criticados.

Digamos lo obvio: esto no soluciona la extrema pobreza en el país. No se atacan sus causas, sino que meramente se maquillan y "dignifican" sus condiciones de vida, es decir, los efectos.

Digamos lo obvio nuevamente: peor es nada. Que jóvenes privilegiados, sensibles y bienintencionados sacrifiquen vacaciones para trabajar en campamentos no le hace mal a nadie. Todos ganan: el joven se siente bien tras su "obra", la familia pobre tiene ahora una casa de un material más sólido, y si la memoria no falla, cuando ese joven sea un exitoso profesional puede que tenga en mente esta experiencia tanto en su trato con gente menos privilegiada como en su carrera profesional misma.

Quizás esta experiencia lo marque tanto que quiera transformar de verdad el país, porque con mediaguas no basta.

Quizás esas ganas de transformar al país lleven al joven bienintencionado a considerar la política. Es decir, partimos de la base de que es bienintencionado. Tanto, que cree que en la política se pueden hacer los cambios.

Quizás, más allá de considerar la política, se meta en ella. Pero como es bienintencionado y no ciego, sabe que la política "está mal" y que hay que "cambiarla por dentro". Él cree que puede hacer eso, mal que mal comenzó proponiéndose erradicar la extrema pobreza.

Y aquí es donde el idealismo se encuentra con la pragmática e interesada "Realpolitik". El candidato añejo, de siempre, que lleva años metido en lo mismo necesita un aire de renovación...
¿Qué mejor que su opuesto, un joven bienintencionado?

Digamos lo obvio: ni Frei ni Piñera revisten alguna novedad o cambio real en la política. Frei comenzó con esto porque desde principios de los '90, cuando se hacían los primeros estudios para sondear su imagen, siempre encontró gran resistencia en la juventud. Es un hecho: Frei da lata.
Tanto es así, que en ese momento sus "creativos" lanzaron una campaña con la frase "jóvenes con Frei", que venía con dibujos coloridos y frases "progres" del tipo "Mata un pájaro de mal agüero. Jóvenes con Frei".

Los tecnócratas-políticos de la campaña de Piñera, con la ilusión propia de creer que están jugando "Ataque", vieron que había que "contrarrestar" el nombramiento de un sub 30 como coordinador general de la campaña del concertacionista. Para eso no se les ocurrió nada mejor que presentar a Francisco Irarrázaval (en algunos medios he visto su apellido escrito con B), de 33 años como encargado de las áreas social y electoral de la campaña. Algo me dice que sólo se dedicará a esto último. De hecho, él mismo al describir su labor decía que "si votan los mismos, van a seguir gobernando los mismos".
Lo patético y burdo del asunto, es que lo presentaron como el "ideólogo" de "El techo". Y no sólo eso: Irarrázaval ya llevaba más de un año trabajando en la campaña de Piñera en el denominado grupo Tantauco.

Digamos lo obvio otra vez: podrán llenar la campaña de jóvenes, niños, curas, osos de peluches o perros abandonados, pero los candidatos siguen siendo Frei y Piñera con su fomedad y falta de empatía intrínseca respectivamente.

Digamos lo obvio una vez más: ni Bowen ni Irarrázaval son ministros ni nada por el estilo. Sólo están en la campaña, y las campañas son para ganar. Lo que pase después es otra cosa.
O mejor dicho, la misma cosa de siempre.

Tal como "Un Techo para Chile" no solucionará el problema de raíz de la extrema pobreza, poner "jóvenes sensibles" en la campaña no solucionará el gran desencanto que muchos jóvenes sentimos hacia la política actual, los políticos actuales y sobre todo a los "bloques binominales".

Aunque la mona se vista de seda, mona se queda

Por Favor, reAcciones

P.S.1: Casi me domina la mentalidad binominal. En el comando del candidato del Juntos Podemos, Jorge Arrate -otro dinosaurio de la política criolla- también hay un "joven" de coordinador general. Su nombre es Salvador Muñoz y es un estudiante de Sociología (gracias a Jorge A. Gómez Arismendi por la rectificación) de sólo 23 años. Al igual que Bowen cree que no está solo para dar la cara y que de verdad está para "cambiar las cosas".

P.S.2: Agradezco a Valentina y a Javiera Asecio por la información aportada que ayudó a construir esta columna. En cualquier caso, las opiniones vertidas aquí son sólo de mi responsabilidad.

16 comentarios:

MEFISTO dijo...

Sin ánimo de parecer conformista, creo que la mentalidad binominal da para unos años más, pero poco a poco se irá desgastando, todos los cambios dan procesos, y los procesos implican tiempo, 20 años después de una dictadura, en una democracia de acuerdos y amarres es difícil ver un cambio real, la binominal ni la constitución van a cambiar por si sola, ¿en realidad tienen una fuerza política los que están fuera de este sistema binominal? ¿habrá algún quiste desde adentro?

juan rulfo dijo...

por fin estamos de acuerdo tocayo. digamos lo obvio: los que menos se tragan el cuento de estos jovenes bienintencionados son precisamente los jovenes. abominan cómo nadie de la manipulación política.
no va a resultar...... por que el problema grave está en los candidatos.

MEFISTO dijo...

huyyyyyy,favor remitirse a la escena última de casablanca; Bogart (Rick) abraza a Rains (Renault)mientras parte el avión de su amada y el marido de esta; mientras le dice "este puede ser el principio de una gran amistad"

Luis Cuello dijo...

Después de escuchar el discurso de Bowen, no sorprende su escaso contenido político. Y es que como dices su misión está bien acotada.
Por otro lado, la presente campaña parece hecha por el Canal 13, donde la única juventud valiosa es aquella filantrópica, cercana a la iglesia, de sonrisa buena onda...
Saludos

Carlos Tromben dijo...

Claramente es un maquillaje... Es una "tendencia" cato que domina el paisaje y es un hecho notable que lo haya logrado. ¿Por qué?
Es que la historia de Chile es muy linda, y estos tiempos deben parecerse al fin del régimen portaliano, allá por 1870... El binominal actúa igual que la interevención electoral. Y los principales adalides de la libertad electoral, de la libertad de enseñanza, eran... los conservadores... los pechoños... La DC y la UDI. Recomiendo la lectura de Alberto Edwards, "La Fronda Aristocrática"... Salucita

José Luis Contreras Muñoz dijo...

Se nota mucho la UTILIZACIÓN de estos jóveneslo que me sorprende es que ellos se dejen utilizar....sin más comentarios

La del vestido verde dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
La del vestido verde dijo...

Recuerdo una vez que quise mencionar lo... eehh... chanta? (mezquino, mierda, porquería culposa de la burguesía) q era Un Techo para Chile --luego de haber participado en dos construccciones, una de una semana y una de un finde-- en una de mis miles de clases en la ...p.. c.... en fin, todos se tiraron encima, como perros a la carroña. Sabía q tengo razón, pero qué tal si un día participo en una ONG (como ej., bien burdo por lo demás) y sólo me preocuppo d que los lápices q un niño tenga en Lota (8va región, Chile) sean los que necesita para estudiar, o los cuadernos?

Es complejo hasta para mí. Sé que es aberrante creer q lo que poco q se hace es lo máximo y q es (más encima!!) lo que se necesita de un líder... Pero tampoco podemos denostar por ello la pequeña, pero significativa, labor de quienes --sin ánimo de ser líderes-- buscan hacer algo más q mirarse el trasero en elbaño en un bar... (fuí muy específica???)

Es la única acotación que quería hacer... he coincidido con el resto del post.

Me gustaría q hablaras de la gripe de la cerda paranoia oops, sorrry, de la puerca gripe... aunque sí, es demasiado lo que hay ya.

Nos vemos por ahí, en medio de este frenético nacer de ceros y unos...

Anónimo dijo...

Buena la columna.Jaja, está buena la descripción sobre el proceso “interno” que viven estos jóvenes sensibles y con vocación social de “El Techo”. Lástima que el resto no sea precisamente para la risa.

Más allá de la evidente- y descarada- utilización (tengo algunas dudas con la pertinencia de este término, ya que no sé hasta qué punto estos jóvenes son desmedidamente ingenuos-por no decir otro epíteto que podría ser ofensivo- o hay algún cálculo de interés dentro de sus cabezas-lo que pondría en entredicho su fama de “bienintencionados”) de estos jóvenes para “hacerle un lifting” a los políticos y la política actual bajo la ingenua creencia que con su incorporación se resuelve la desafección y el desencanto de los jóvenes con la política, lo que me empelota son fundamentalmente dos cosas.

La primera- y más obvia- es que nos traten como estúpidos, haciéndonos creer que ahora sí están preocupados de “reencantar” e incorporar realmente a los jóvenes en la política, todo porque ponen casi 9 meses antes de las elecciones a estos jovencitos modelos. Cuando sabemos que en realidad no les interesa ni les ha interesado, ya que no les conviene, les asusta. Sino, ¿por qué en vez de poner a estos jóvenes ejemplares (a lo “yerno de Chile”, como el Rafa Araneda) no incorporaron en la campaña a las distintas Juventudes de los partidos que conforman la concertación? Por dar un ejemplo.

La otra es que pongan justamente a este estereotipo de jóvenes como representante de nosotros los jóvenes. Estereotipo que invisibiliza- y excluye- a la gran diversidad de manifestaciones y formas de ser de la juventud (o “juventudes” como le llaman algunos) y que pone como modelo a seguir al jovencito sensible, católico, ABC1, con conciencia social pero no tanta como para querer (¿y poder?) elaborar un discurso crítico y político que apunte a verdaderas transformaciones (de la política, de la incorporación de los jóvenes en ésta, de la pobreza, etc.) y no solo a renovaciones de rostros.

Hasta aquí no más para no extenderme más de lo que lo he hecho.

Saludos!

Valentina

MEFISTO dijo...

Hoy estaba viendo en la mañana "Estado Nacional" aplaudo que al fin entre los panelistas hayan incluido un poco más de visiones, porque ya parecía el panel Binominal, en la entrevista a Enriquez-Ominami, me sorprendió que siempre hablen de los "jóvenes" como un ente disipado, que se deja llevar con la brújula, que no tengan algún tipo de pensamiento propio, por otro lado dentro de los partidos políticos sus "juventudes" dirigidas por personas casi llegando a los cincuenta, nunca he visto que dentro de los mismos partidos no se les de relevancia o estos mismos dirigentes ya familiarizados con el que hacer político tengan algún punto donde se destaquen.

Jorge A. Gómez Arismendi dijo...

Tanto Piñera como Frei han planteado incluir “rostros nuevos” en sus campañas y en sus eventuales gobiernos, con el objeto de “renovar las formas y prácticas políticas”.

Pero esta “inclusión” es sólo un maquillaje para ocultar un hecho cada vez más claro: Los miembros de la clase política, estructurada en torno a la hegemonía dominante, están más envejecidos, faltos de proyectos políticos y ensimismados en el poder. En definitiva están cada vez más oligarcas.

Y no cambiarán en nada mientras la institucionalidad que las sustenta no cambie. Es decir, mientras parte de la hegemonía dominante no cambie. En otras palabras mientras no se articule un cambio que desamarre el universo político, reducido a campo electoral.

En lo personal, conozco a Salvador, estudia sociología.

Saludos

maldonado dijo...

Parafraseando a Miguel de Unamuno, podríamos decir que hay toda clase de juventudes: de izquierda, de derecha, verde, roja, colorina; pero ninguna joven... En ese sentido, que te llamen a participar en un proyecto político porque eres "joven", es lo último; y que todavía aceptes ese llamado, en los términos que te plantea el oferente (generalmente viejos vinagres)... chuta!, o sea que, ya dejaste de serlo no más.

MEFISTO dijo...

ok, pero el hecho de estar dentro de la "veteranía" no significa que sea chanta, como el hecho de ser joven no significa que sea "algo bueno, bonito y barato", no suframos tampoco del sindrome "soy pre- 40 soy bacán" hay veteranos y veteranas que en la política partidista la llevan, buenos elementos, que son congruentes políticamente..bueno que no los encontremos y nadie los conozca es distinto, ja,ja.

juan rulfo dijo...

jajaja.....el Marco E O es joven, pero también autónomo, valiente y no anda entre las sotanas de Frei o Piñera.
Y tiene ideas propias, buenas o malas, pero propias, jijiji

Juan Emar dijo...

Mefisto: buenas preguntas. Habría que ver, hasta el momento el pacto parlamentario Concertación-Juntos Podemos es lo más cercano (de concretarse) a la posibilidad de derogar el binominal y hacer reformas más profundas...ojalá que esas fuerzas inerciales no lo hagan sucumbir. Pero sí, al menos en el corto plazo tenemos binominalismo por otros 4 años al menos...
Saludos

Tocayo/Mefisto: debo admitir que este blog me ha permitido desarrollar una extraña habilidad (?) para encontrar puntos de acuerdo con quienes aparentemente no los tengo.
Para serles sincero, no sé que significa eso...pero lo de Casablanca me parece algo exagerado, sobre todo por las connotaciones subliminales que se le han atribuido a esa escena...
Saludos

Luis: concuerdo contigo, parece una suerte de "estigmatización" de la juventud, donde desaparecen los puntos intermedios entre el voluntario de "el techo" y los encapuchados violentistas y delincuentes drogadictos...
Saludos

Carlos: y la historia se repite...aunque se escriba una y otra vez. Debe ser esa fuerza activa (como decía Nietzsche) que es la Capacidad de Olvido...
Saludos

José Luis: se dejan utilizar porque no se sienten utilizados. Recuerde que son bienintencionados...
saludos

La del vestido verde (Maggie?): Primero que todo, no se censure.
Segundo, sobre "el resto del post", déjeme decirle que jamás ha sido el ánimo de denostar este tipo de actividades (he partipado en varias semejantes), lo que si es hacerse cargo de el real alcance de ellas. Obviamente no le hacen mal a nadie y es mejor que existan a que no...pero de ahí a "combatir la pobreza", me parece sobregirado.
Servido con la gripe.
Nos vemos por ahí entonces

Valentina: creo que si en la política (y en el poder en general) no existiera esa vocación por pensar que todo el resto somos estúpidos, tendría pocas razones para escribir aquí. Por supuesto que da mucha rabia...independiente, claro está, de qué tan bienintencionados sean o no los "jóvenes". De hecho déjame acotar una tercera opción, tal vez la más probable: Son bienintencionados y si se quedan en la política se vuelven Calculadores.
Lo del "estigma", al igual que con Luis, concuerdo plenamente.
Saludos

Jorge A.: concuerdo, la estructura hegemónica debe cambiar, sino, de nada sirve. Gracias por la aclaración, ha sido enmendada.
Saludos

Maldonado: me parece que das con un aspecto fundamental: efectivamente la "juventud" parece siempre sometida a, al servicio de, puesta a disposición...
jajaja, y sí pues. Si aceptaste por joven, dejaste de serlo.
Saludos

Anónimo dijo...

cuantas veces en la historia del mundo, ha sido lo pequeño e insignificante el inicio de lo grande de lo más grande...
no esperemos que el mundo cambie y el cambio llegue, asi como nos es tan facil escribir sobre el mismo en este blog..
pequeñas batallas ganadas, con gente sencilla y en pequeñas partes del mundo..Jovenes que activan como los del Techo, que pueden ser mil veces mas privilegiados y bintencionados que a los que asisten..al menos se dan el credito de ACTUAR..actuar y hacer algo al respcto.
son actos pequeños no nos quitan de la pobreza ni logran el cambio mundial, pero mejoran la realidad de al menos UNA familia..
en UN findesemana..o una semana..
hasta ahora no vi muchaas acciones semejantes en el gobierno..